Terrorismo de Estado en Argentina

El 24 de Marzo de 1976 se produjo un golpe de Estado en Argentina que destituyó al gobierno de María Estela Martínez de Perón. Se instauró en su lugar un gobierno de facto presidido por la Junta Militar, integrada por lor los comandantes de las tres Fuerzas Armadas: Jorge Rafael Videla, Emilio Massera y Raúl Agosti.

Después de 30 años de democracia, son muchos los testimonios y las denuncias que nos permiten darnos una idea de los crímenes cometidos por los que en ese entonces estaban a cargo del país. A continuación se trabajará con la película Cómplices del Silencio para reflejar lo sucedido en este período de nuestra historia.

Cómplices del silencio: argumento de la película

La historia transcurre en la época de la dictadura militar en Argentina, más específicamente durante el mundial de fútbol de 1978. Maurizio, un joven periodista Italiano, decide visitar el país para cubrir este importante acontecimiento deportivo, y también para conocer a sus familiares Italianos que habían emigrado anteriormente.

Al principio de su estadía, todo parece alegría. Maurizio en compañía de su amigo disfrutan del país, visitan a la familia y comparten salidas. En estas aventuras y mientras realizaba su trabajo, conoce a Ana, una bella mujer militante que pertenece a una organización de izquierda y, después de una pequeña reunión y un encuentro amoroso, maurizio decide acercarse más a ella y empieza a conocer sobre su historia. También se informa un poco sobre el mal momento que transitaba la Argentina.

A partir de entonces, comienza a vivir ciertas experiencias que marcarán su vida para siempre. En un comienzo, mientras realizaba un viaje al interior del país, en compañía de Ana y de uno de los integrantes de su familia, Carlos, Maurizio puede evidenciar uno de los indicios del terrorismo de Estado, ya que los militares interrumpen su camino, los interrogan, y Carlos muestra una autorización que había conseguido a través de su tío Pablo, que era un abogado encargado de la organización del mundial y relacionado encubiertamente con los militares, pero cuando logran pasar observan como golpean brutalmente a un hombre, y deciden fotografiarlo y escapar.

Ese mismo día Carlos se encontraba en un bar, cantando con amigos, cuando ocurre otro hecho de violencia en el que militares irrumpen este lugar y se llevan violentamente detenido a un joven estudiante. Carlos fotografía todo lo sucedido. Este estudiante, posteriormente sufre fuertes agravios y torturas por parte de los militares.

Por otro lado, mientras Maurizio se encontraba hablando con Ana por teléfono, Pablo escucha toda la conversación. Al enterarse con quien se estaba relacionando Maurizio piensa urgentemente en hacer algo para revertir la situación, ya que de lo contrario su familia se enteraría de quien era, y él mismo sabía el horroroso momento por el que pasaba el país. Ana, por su parte se encontraba refugiada, en una pensión que era controlada constantemente por sus compañeros militantes. Sufren un ataque militar en el que intervienen armas y violencia, pero logra escapar, aunque herida por una bala.

En los días posteriores a esto, Maurizio la busca por todas partes, pero sin éxito, ya que ella sigue desaparecida. Un día Ana se encuentra charlando con uno de sus compañeros, quien le cuenta que Maurizio la estaba buscando, y también le comenta de su relación con Pablo. Por lo que ella cree, que él también podría estar involucrado con los militares; y decide ir a buscarlo. Cuando lo encuentra, lo ataca e interroga, Maurizio se defiende y le explica que él no tiene nada que ver. Y decide ponerse de su lado. Al tener un poco más de información acerca de lo que estaba sucediendo, decide investigar no solo sobre el mundial, sino también sobre esta trágica dictadura.

Ana y Maurizio deciden escapar juntos.

En el caso de la familia de Maurizio que vivía en Argentina, se puede decir que a excepción de Carlos, el resto, vivían como dormidos en los primeros años de dictadura, totalmente ajenos a lo que afuera estaba sucediendo. Pero esta perspectiva cambia rotundamente cuando Carlos, que se encontraba en el velatorio de uno de sus profesores, es secuestrado junto con sus compañeros por las fuerzas militares y pasa a convertirse en un desaparecido. De esta manera la familia reacciona, su padre comienza a investigar a Pablo, y su madre después de varias búsquedas en organismos como por ejemplo la iglesia, decide hacerse parte de las Madres de Plaza de Mayo

Al mismo tiempo, Maurizio en un intento de defender a Ana de un ataque militar, también es secuestrado, y sometido a interminables torturas que consistían en fuertes golpes, encierro, hambre, ataques con armas y objetos contundentes y muchas otras faltas a la dignidad humana. En una de estas congruencias lo hacen presenciar la violación de su querida Ana, quien no logro escaparse. Mientras Maurizio sigue encerrado, Pablo se acerca a hablar con él y le dice que lo va a dejar volverse a Italia en el momento justo, después de que Argentina gane el mundial. También Maurizio le hace prometer que a Ana no le pasara nada.

Finalmente, cuando Argentina gana el mundial. Ana y Maurizio son trasladados en un auto, con el fin de mandar a Maurizio al aeropuerto y arrestar a Ana.

Por su parte, el papa de Carlos en un intento de atacar a los militares, es asesinado.

Ana escapa, pero luego también muere. La historia finaliza cuando Maurizio, después de muchos años decide regresar a la Argentina, ya que había leído una carta de su querido amor, en la que relataba todo lo que tuvieron que vivir en esos interminables días que lamentablemente finalizaron de la manera menos pensada. Pero en donde le daba la noticia de que tenía una hija que lo estaba esperando. Y así es como Maurizio va en busca de esta niña.

Por último se puede decir que la película refleja el realismo, la crueldad con la que se vivía en esta fuerte dictadura, y el sufrimiento de los inmigrantes sometidos al terrorismo de Estado.

Fragmentos significativos de la película

Mundial de 1978

En 1978 se realizó en Argentina el campeonato mundial de fútbol. El gobierno de facto tomó la organización de este evento como una oportunidad para desviar la atención hacia el ámbito deportivo, hacia la "fiesta de todos", como se lo llamó. Ocultó así los secuestros y desapariciones que se producían al mismo tiempo mostrando al exterior una imagen positiva del país.

Sin embargo, la llegada de periodistas de todo el mundo provocó un efecto contrario al resultado esperado por el gobierno. El logro de la copa del mundo en 1978 fue opacado por el accionar del terrorismo de Estado.

Terrorismo de Estado: disciplinamiento social, violencia política y desaparición sistemática de personas.

    El autodenominado Proceso de Reorganización Nacional diseminó el terror en todo el cuerpo social con el objeto de lograr el “disciplinamiento social”, pero fuera de todo marco legal y clandestinamente. El objetivo consistió en la búsqueda del “orden” en un contexto de creciente movilización social y política. Se reorganizó la sociedad en su conjunto, en el plano político, económico, social y cultural y se buscó eliminar todo tipo de oposición a través de diversos mecanismo:

    * Violencia política: fue la eliminación de los adversarios políticos y el amedrentamiento de toda la población: encarcelamientos, exilios, persecuciones, prohibiciones, censura, vigilancia. Las principales víctimas fueron estudiantes, profesores, periodistas, artistas, sacerdotes, obreros; como se ve reflejado en la película cuando asesinan al profesor aparentemente por difundir ideas subversivas y luego desaparecen a sus alumnos, o bien cuando torturan a maurizio acusándolo de comunista. Provocó un individualismo exacerbado e hizo que la sociedad se patrullara a sí misma.

    * Desaparición sistemática de personas: fueron ciudadanos víctimas de secuestros, torturas, sustracción de la identidad y asesinatos en los Centros Clandestinos y cuyos cuerpos nunca fueron entregados a sus familiares, provocando la desesperación de los mismos y dando origen a interminables búsquedas. En la película dicha pérdida se representa con la figura de Carlos y la lucha de su familia por encontrarlo.

    Por lo menos en un principio, muchísimos argentinos en el ámbito privado aceptaron el hecho de la dictadura militar como una solución a la crisis de gobernabilidad del gobierno de Isabel Perón. Sectores de alto poder económico apoyaron el golpe, tal y como se muestra en la película con el personaje de Pablo Pere, quien era muy consciente de todo lo que sucedía en el país pero lo ocultaba.

    Los sectores de mayor jerarquía de la Iglesia también dieron su aval la noche previa en una reunión secreta con la cúpula militar, de ahí la frase del militar al irrumpir en el velorio del profesor: "Quedensé tranquilos, que nosotros somos amigos de Dios".

Madres de Plaza de Mayo y estategias de visibilización

· En este fragmento se puede evidenciar como la madre de Carlos en su intento desesperado por encontrar a su hijo recurre a la Iglesia pero al sólo encontrar allí indiferencia decide unirse a las Madres de Plaza de Mayo. Éste, era un grupo de madres que se reunieron para enfrentar y reclamar directamente por sus hijos desaparecidos. Fue uno de los primeros grupo de lucha y las que desarrollaron diferentes estrategias para llevar a cabo su búsqueda.

Dichas estrategias se llamaron estrategias de visibilización y las usaron los organismos de Derechos Humanos para nombrar a los desaparecidos, es decir, para restituir la identidad de aquellas personas que para el Estado no existían. Las más significativas fueron: la creación de símbolos específicos, como la utilización de pañuelos blancos en la cabeza, que crearon una identidad colectiva; la invención de rituales, como las rondas en la Plaza de Mayo y en plazas de otras localidades; y la visibilización de los desaparecidos al hacer conocer los secuestros y las detenciones que llevaba a cabo la Junta Militar.

Centros Clandestinos de Detención y Tortura

Las personas que eran secuestradas y desaparecidas por orden del gobierno, eran llevadas a lo que se llamó Centros Clandestinos de Detención y Tortura. Éstas eran instalaciones secretas, ilegales, a donde eran llevados y recluidos los detenidos y desaparecidos sin ningún tipo de juicio legal previo. Uno de los más conocidos fue la Escuela de Mecánica de la Armada, en el seno mismo de la ciudad de Buenos Aires. En estos lugares las personas eran sometidas a condiciones extremas de detención: aislamientos, malos tratos, escasos alimentos, poca agua y mínima higiene. También se le aplicaban métodos de tortura para extraerle información.

Este sistema disciplinaba al resto de la sociedad, provocando incertidumbre y temor.

Cuestionario personal

1-Informate sobre la situación de argentina antes del golpe identificando sus causas

Podemos identificar una serie de causas que llevaron a que el 24 de Marzo de 1976 se produjera un golpe de estado que derrocó al gobierno de María Estela Martínez de Perón. En primer lugar, el intento de frenar el avance del comunismo, iniciativa apoyada externamente por EEUU denominada “doctrina de seguridad nacional” y que surgió principalmente luego de la Revolución Cubana en 1959, en el marco de la Guerra Fría y que estaba fundamentada en el concepto de “guerra interna” como respuesta al peligro de la invasión comunista. Su objetivo era ayudar al continuo desarrollo de las fuerzas militares capaces de proporcionar la necesaria seguridad interna.

Así, se aplicaron políticas represivas que determinaron la instalación de una dictadura militar en 1966 llamada Revolución Argentina que se mantuvo hasta 1973 cuando se convocó a elecciones. Asumió la presidencia Héctor Cámpora y, dos meses más tarde, comenzaba su tercera presidencia Juan Domingo Perón. Sin embargo, luego de las elecciones muchas organizaciones militares permanecieron activas, tanto de izquierda, como la organización guerrillera Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) o los Montoneros; como de derecha, como más adelante la Alianza Anticomunista Argentina (Triple A). Se llevaron a cabo violentos crímenes y las primeras desapariciones.

Mientras tanto, muchos países de América Latina, también bajo la influencia de EEUU, estaban siendo víctimas de dictaduras militares, dejando en su momento a Argentina como el único país en donde se conservaban las instituciones democráticas.

En 1974 falleció Perón y asumió en su lugar María Estela Martínez de Perón. Su presidencia se desarrolló en el marco internacional de la llamada crisis del petróleo y de una extrema violencia política interna, con actuación de varios grupos armados. El ex secretario personal de Perón, José López Rega ejerció una importante influencia sobre Martínez, fortaleciendo la presencia en el gobierno de los sectores de ultraderecha por sobre otros grupos, y organizando desde el gobierno la Triple A que emprendió acciones de hostigamiento a figuras destacadas de la izquierda que acabarían en secuestros, torturas y asesinatos.

Desde el gobierno se procuró mantener el control político con intervenciones a varias provincias con gobernadores disidentes, universidades, sindicatos, los canales de televisión privados, y reforzando la censura contra libros, diarios y revistas. El gobierno exhibió una marcada inoperancia administrativa en distintas áreas.

La economía argentina sufrió daños graves, con una inflación importante, la paralización de las inversiones de capital, la suspensión de las exportaciones de carne a Europa y el inicio del crecimiento incontrolable de la deuda externa, problemas a los que no se les pudo dar una solución efectiva. En junio de 1975, se designó a Celestino Rodrigo como el nuevo ministro de Economía, auspiciado por López Rega, quien puso en funcionamiento lo que se llamó “tratamiento de shock” para la economía del país: el peso fue devaluado en más de un 100%, los precios subieron hasta un 174% y los salarios fueron congelados. Estas medidas se conocieron como el “rodrigazo” y contaron con un fuerte apoyo de los empresarios pero gran rechazo de los trabajadores.

En julio de 1975, ante la huelga general y la presión callejera de la CGT y, en especial de la Unión Obrera Metalúrgica, López Rega se vio obligado a renunciar a su cargo en el gobierno y abandonar el país.

Ante la creciente actividad de los grupos armados de izquierda y de extrema derecha, Martínez de Perón decidió fortalecer la acción de gobierno. Como los ataques terroristas iban en aumento y la sociedad era castigada con cotidianos secuestros, asesinatos y atentados contra civiles y militares, la presidenta Martínez de Perón organizó el Operativo Independencia, para lo cual dictó el primer decreto de aniquilamiento el 5 de febrero de 1975. Este decreto obligó a las fuerzas armadas a intervenir y "aniquilar el accionar de los elementos subversivos que actuaban en la Provincia de Tucumán". El dictado de este decreto de aniquilamiento de la subversión inició el Terrorismo de Estado.

Al agravarse la crisis política y económica, en septiembre de 1975 Martínez de Perón pidió licencia del cargo por razones de salud; sus funciones fueron ejercidas por el presidente provisional del Senado, Ítalo Lúder, entre el 13 de septiembre y el 16 de octubre de 1975. Luego se pretendió adelantar las elecciones pero no se llevó a cabo puesto a que las Fuerzas Armadas, con la excusa de restaurar el orden, la derrocaron el 24 de Marzo de 1976 instaurando el autodenominado Proceso de Reorganización Nacional.

2. Compará la información con la situación actual estableciendo semejanzas y diferencias

Comparando la información de las causas que en Argentina llevaron a que se desarrolle un golpe de Estado, con la situación actual del país, podemos establecer las siguientes diferencias:

    · Principalmente Argentina desde 1994 ya no tiene servicio militar obligatorio.

    · Estados Unidos actualmente no ejerce tanta influencia en nuestro país en la toma de algunas decisiones respectivas de la Nación.

    · Los integrantes gubernamentales ya no tienen tanta influencia en los grupos revolucionarios del pueblo.

    · Actualmente los medios de comunicación no reciben amplias censuras, sino que por el contrario tienen libertad de expresión y todo lo que pasa en el país en los últimos años es conocido por todos, siendo informado ya sea mediante la televisión, radios, diarios, revistas, etc.

    · Si bien en el presente la economía no se encuentra en su mejor momento, los aumentos de precios no son tan significativos, y los salarios no se encuentran congelados.

    · Las políticas represivas no incluyen violencia física.

    · Por último podemos decir que las Fuerzas Armadas no pueden ejercer acciones que respecten a la seguridad interna y están subordinados al poder democrático. Sino que es la policía la que se encarga de que las leyes sean respetadas y cada persona reciba sus correspondientes castigos. Resulta importante destacar que estos castigos no son con violencia ni medios terroristas, sino con años de prisión luego de los debidos juicios.

    · Se vive una pacificación no solo a nivel nacional, sino también a nivel regional, ya que no hay ningún país en la región que tenga conflictos internos o gobiernos militares.

También, en esta relación encontramos algunas semejanzas, como por ejemplo:

    · Existen múltiples organizaciones tanto de izquierda, como de derecha, que hacen conocer sus respectivas opiniones y/o preferencias, solo que en esta oportunidad están más relacionados con los partidos políticos.

    · Siguen en pie las organizaciones que apoyan o están a favor del gobierno, así como los que están en contra.

    · Tenemos un gobierno instaurado hace muchos años y que tiene muchas personas que lo apoyan, como tantas otras que lo rechazan.

    · En cuanto la economía, se observa un proceso de devaluación del peso y aumento de precios pero que aún así significan una gran mejora comparado con una de las mayores crisis del país que fue la del 2001.

3. En base a lo trabajado, ¿es posible un golpe de Estado en la actualidad?

Al momento de hablar si sería factible o no actualmente un golpe de Estado, son muchos las variables a tener en cuenta tanto a nivel nacional como internacional.

Para comenzar, mundialmente, la situación es muy diferente de la que se vivía en 1975, donde había una marcada diferencia ideológica entre el capitalismo y el comunismo y los países auspiciantes de estos modelos económicos apoyaban medidas extremas. Tal es el caso de EEUU que alentaba el hecho de que el poder estuviera en manos de grupos militares que controlaran las voces de protesta en la población, y esto no es algo que se dio sólo en nuestro país, sino también en todos los gobiernos de la región.

En el mundo multipolar y globalizado en el que vivimos actualmente, probablemente si se llevara a cabo un golpe de Estado y se instaurara un gobierno no democrático, no sería bien visto a nivel internacional e incluso algunos países ejercerían presión para terminar con dicho gobierno. Hay que destacar que luego de períodos significativos de inestabilidad en los mecanismos democráticos, se han organizado sistemas de defensa, sobre todo a nivel regional. Un claro ejemplo de ello, es la creación de la Unión de las Naciones del Sur (UNASUR) que supone la unión de los países sudamericanos para evitar que otras naciones presionen militarmente a cualquier país miembro, proporcionando un apoyo mutuo.

Por otra parte, a nivel interno, hay que tener en cuenta otros factores. El gobierno actual es de carácter peronista y está bastante lejos de ser un Estado neoliberal, y más cercano a uno proteccionista y de distribución de las riquezas. Esto, como siempre, compromete a aquellos sectores de mayor nivel económico que no pueden generar tantas ganancias como en épocas neoliberales y más capitalistas, lo que también genera una oposición al gobierno nacional. Existe entonces un gran sector que desearía un cambio de políticas en la presidencia.

Sin embargo, la posibilidad de un golpe de Estado no se presenta como solución. Esto se debe a que las Fuerzas Armadas están muy debilitadas en comparación de las décadas del 60 y 70 y no tienen el necesario poder, ni económico ni político, como para derrocar a un presidente. Por ejemplo, durante el gobierno de Alfonsín, si bien se respetaba la democracia, el presidente debía cumplir con una serie de pautas porque si no existía la posibilidad de una nueva sublevación, por ello es que se dictaron las leyes de Punto Final y de Obediencia Debida. Durante la presidencia de Menem sucedió lo mismo y debido a ello se les concedió el indulto a los militares implicados . Sin embargo, también en este mismo período, se eliminó el servicio militar obligatorio y se redujo considerablemente el presupuesto, lo que comenzó con el debilitamiento de las Fuerzas Armadas.

Por otra parte, hoy por hoy se conocen popularmente todas las atrocidades y crímenes cometidos por los militares mientras estaban en el poder, lo que genera un desprestigio moral de estas instituciones. Más allá de eso, se necesita presupuesto y éste no lo van a obtener interna ni externamente.

En síntesis, un golpe de Estado no se puede producir de un día para otro, si no que es un proceso en el que se deben ir dando ciertas condiciones, y creemos que actualmente, aunque la idea de que suceda siempre está latente en la mente de la sociedad, no sería probable que ocurriese.

4. Suponiendo que es posible, ¿quién lo haría? ¿quiénes serían las víctimas principales?

Como mencionamos anteriormente, para que un grupo armado logre derrocar a un presidente, es necesario que cuente con apoyo de un sector poderoso e influyente. Por lo tanto, en caso de que se produjera en nuestro país, debería ser con el apoyo de las clases sociales más altas.

En cuanto a las víctimas, probablemente diferirían de las de la última dictadura, principalmente porque sería un golpe provocado por motivos económicos y no ideológicos, ya que actualmente no existen marcadas diferencias ideológicas como si las había en la década de 1970. Así, sería posible que las víctimas no fueran grupos de estudiantes, periodistas o artistas; sino que recaería sobre los trabajadores dependientes o las clases sociales más bajas. También sería distinto, porque probablemente no sufrirían de violencia física o torturas sino más bien violencia económica.

5. En la actualidad, ¿hay medios de disciplinamiento social?

Podría decirse que los medios de disciplinamiento social actuales son mucho más discretos e indirectos. No se basan en violencia física o amenazas a la integridad y dignidad de cada persona, sino que tienen que ver con acuerdos y negociaciones que tienen como eje los intereses económicos. Cuando no hay concordancia entre dos sectores, ya sea de Argentina con el exterior, o de las provincias con la Nación, se buscan formas de presionar económicamente.

Por ejemplo, a nivel internacional, la forma en que se paga la deuda externa, los precios en el mercado, la demanda u oferta de materia prima o mano de obra son todas formas que tienen los países más desarrollados de condicionar las decisiones de los demás gobiernos. Sin embargo, el presente gobierno argentino decidió ir en contra de ciertas imposiciones al restringir las importaciones y poner en marcha la industria nacional y por ello es que sufre algunas presiones económicas. De cualquier modo, los productos que se producen en nuestro país son necesarios para la exportación, por lo que tampoco pueden bloquearnos las exportaciones ni excluirnos del mercado, como sí lo pueden hacer con otros países cuyos productos abundan en otros sectores.

A nivel nacional, el gobierno tiene obligación de coparticipar los impuestos con los gobiernos provinciales. Sin embargo, existen otros medios de presionar para que se esté de acuerdo con la política nacional, ya sea con otras ayudas económicas, el manejo de inversiones o de las obras públicas.

6. ¿Qué autoritarismos reconocés en la actualidad?

En la actualidad, tanto en Argentina como en la mayoría de los países de América Latina, podemos reconocer un nuevo autoritarismo que consiste en la búsqueda de los presidentes de quedarse en el poder más tiempo del estipulado al asumir.

En el caso de Argentina, la presidente Cristina Fernández de Kirchner, no estando satisfecha con doce años en el poder, entre los propios y los de su difunto marido, intentó solicitar una ley de re-reelección para poder postularse a un tercer período a partir de 2015.

Sin embargo, hay otros autoritarismos que se nos presentan en otras personas, más allá de que dirijan un país o no y que muchas veces no somos capaces de reconocer. Un ejemplo de ello, son los masivos medios de comunicación que intentan imponer su modo de ver al país.

Billalva - Degioanni

Comment Stream