Instituto Superior Domingo Faustino Sarmiento

Carrera: Profesorado de Biología para el Nivel Secundario

Curso: 1º 8."D".

Materia: Física General y Biológica

Docente: Soto, Edit

Integrantes:

  • Albarenga, Mirtha
  • Montenegro, Mariana
  • Sanchez, Flavia
  • Sanabria Blas, Kevin
  • Velazquez, Marcela Alejandra

INTRODUCCIÓN

El cuerpo humano es un sistema de palancas. Muchos de los músculos y huesos del cuerpo actúan como palancas. Las de tercera clase son las más frecuentes. Principalmente se hallan en las extremidades, y están destinadas a permitir grandes, amplios y poderosos movimientos. Con las palancas en el cuerpo es posible ejercer fuerzas mayores que las que se quieren vencer, sin dificultar la realización de movimientos muy rápidos. En estos casos P está representada por la fuerza que ejercen los músculos encargados de producir los movimientos, R es la fuerza a vencer (a levantar, a mover) y el punto de apoyo o fulcro (F) es la articulación alrededor del cual giran los huesos. Las palancas son útiles para una correcta aplicación de la fuerza y las podemos observar en casi todas las acciones de la vida cotidiana, como abrir una puerta, destapar una botella etc.

En el presente trabajo daremos una breve definición de palanca y sus géneros, y analizaremos el o los géneros de palancas que se pueden presentar en la cabeza, la cadera, la masticación, en las piernas y en la articulación.

                                                        ...Que lo disfruten...

Articulación del Cuerpo Humano

El esqueleto consiste en un conjunto de elementos rígidos conectados por articulaciones flexibles para que puedan moverse unos respecto de otros y unidos por ligamentos elásticos que permiten la rotación pero no la separación. Los músculos que sirven para mover estos elementos se llaman esqueléticos, se fijan al esqueleto a través de los tendones y, cuando se contraen o se extienden, son capaces de generar movimiento o resistir cargas o impulsos sobre el ser humano.

Las articulaciones sirven de punto de unión entre las piezas óseas y permiten el movimineto entre ellas, actuando como visagras. Los fulcros suelen hallarse en las articulaciones.

Hay muchos casos en los que para producir una mayor variedad de movimientos actúan varios músculos sobre una misma articulación. En el caso de los humanos, la rodilla y el codo son articulaciones tipo bisagra sencilla, que sólo permiten la rotación alrededor de un eje, es perpendicular al plano de la pierna o del brazo. Las articulaciones de la cadera, llamadas esferoideas, son del tipo bola de rodamiento en el extremo de uno de los huesos alojada en una cavidad esférica del otro, lo que da libertad para girar alrededor de cualquier eje. Existen, además, otros tipos de articulación, como la pivotal, que permite el giro de la cabeza gracias a que la primera vértebra, el atlas, gira alrededor de una extensión de la segunda, el axis, que actúa como pivote, o la deslizante, que permite deslizamientos limitados, como los que se dan entre vértebras sucesivas.

Palanca en la Cabeza

En el movimiento de la cabeza cuando asentimos, encontramos una palanca de primer género.  Este tipo de palancas también es considerada de equilibrio, aquí el apoyo se ubica entre la fuerza aplicada y la resistencia que es representada por el peso del segmento a movilizar con la gravedad, claro ejemplo de este tipo de palanca en nuestro cuerpo es la articulación occipitoatloidea, en donde los músculos del cuello representan el apoyo, el peso de la cabeza es representado por la resistencia y los músculos trapecio y esternocleidomastoideo, realizan la fuerza necesaria para mover el peso de la cabeza.

F: Fulcro - Apoyo

P: Potencia

R: Resistencia

Palanca en la Masticación

Es indispensable que la mandíbula actué como palanca de tercer género ya que es la mas estable y por lo tanto la más apropiada para el sistema masticatorio donde quedan protegidos los dientes y el sistema muscular. Cuando la mandíbula está en posición estable, las ATMs (ATM: articulación sinovial, con amplia movilidad, estable, libre de roce e indolora) funcionan como fulcro. La fuerza está detrás de los arcos, por lo que se trataría de una palanca de tercer género. De esta manera se protegen los dientes, ya que la fuerza se va perdiendo hacia delante y a nivel posterior es máxima (por eso las piezas anteriores son las últimas que se pierden). En lateralidad ocurre lo mismo, mientras más cerca se está del músculo, mayor es la fuerza, y al otro lado es menor.

Los contactos deben ser uniformes, bilaterales y simultáneos, y más posteriores que anteriores, lo que se logra con una palanca de tercer género.

Si hay un contacto prematuro, la mandíbula desciende y el fulcro cambia. La palanca se convierte en palanca de primer género. Además los músculos tratan de que la articulación vuelva a su lugar.

En lateralidad, si hay un contacto prematuro en el lado de balance, se pasa del tercero a segundo género y funcionan los músculos del lado contrario.

Palanca en la Cadera

En la cadera se pueden hallar dos géneros de palancas:

La palanca de primer género se emplea para equilibrar el peso y/o para cambiar la dirección de empuje, por ejemplo, cuando uno se apoya sobre la pierna derecha, la carga es el peso del cuerpo a la izquierda de la cadera y la fuerza se genera con la contracción de los músculos gúteos 1/2 y menor drecho.

La palanca de tercer género es la habitual en el cuerpo, la palanca esquelética para la flexión de la cadera es solo el fémur o el muslo. Los músculos que se contraen flexionando la cadera deben mover asimismo el peso de todos los segmentos unidos al extremo dixtal del fémur.

Palanca en las Piernas

Palanca de 2º género

En la primera fase observamos como nos impulsamos para elevar el pie, jugando un papel primordial los gemelos. Éstos al contraerse, transmiten su fuerza al talón de Aquiles, que vence el peso del cuerpo, haciendo pivotar el pie cerca del nacimiento de las falanges.

En la segunda fase, el pie se deposita en el suelo suavemente. Al apoyar el pie en el suelo, éste pivota sobre el talón (su punto de apoyo). La fuerza la realizan ahora los músculos tibiales que permiten que el peso se deposite suavemente en el suelo.

Palanca de 3º género

También los cuadriceps trabajan accionando una palanca de tercer género, cuando por ejemplo, damos una patada al balón en un partido de fútbol. Así los cuadriceps, hacen pivotar a la pierna hacia arriba, venciendo su peso. En este caso el punto de apoyo es la rodilla.

CONCLUSIÓN

                                         

En los movimientos que realizamos cotidianamente, el cuerpo utiliza multitud de músculos en los que concatenan diferentes palancas, combinándose la acción de muchas de ellas a la vez.

En el presente trabajo prácitico nos hemos focalizado en la acción de algunas palancas que se hallan en nuestro cuerpo, demostrando de manera teórica cómo actúan las diferentes fuerzas que resultan de la contracción de los músculos, creando así brazos de potencia y las frunzas que resultan de los pesos de los distintos segmentos corporales.

BIBLIOGRAFÍA

  • Alonso, Albertini y Bechelli, 1.999, Oclusión y Diagnóstico en Rehabilitación Oral,  Bs.As. Editorial Panamericana
  • Posselt U. Fisiología de la Oclusión y Rehabilitación, 1973 2º Ed. Barcelona: Jims
  • Raúl Villar Lázaro, Cayetano López Martínez,Fernando Cussó Pérez, Fundamentos físicos de los procesos biológicos, Vol. 1 - Biomecánica y leyes de escala.  Editorial Club Universitario.
  • Niguel Palastanga, Derek Field, Roger Soames, Anatomía y Movimiento Humano. Estructura y Funcionamiento,2000 3ª Ed., Editorial Paidotribo.
  • Diego Gonzales Maester, Ergonomía Psicosociológica, 4ª Ed., Editorial FC.
  • Victor Sergeyevich Mishchenco, Vladimir Dmitriyevich Monogarov, Fisiología del Deportista,2001, 2ª Ed. Editorial Paidotribo.
  • Juan Quir, (28 de Enero del 2010), Palancas, Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=eqdJz8gL0CQ
Please RSVP
0 people are going
Invite Friends
0 going0 maybe0 no
No responses so far. Be the first to respond...

Comment Stream