¡LOS ARTISTAS COLOMBIANOS CONTRA LA LEY DE PENSIONES 133
PROTESTAS EL 27 DE MARZO!

La seguridad social para los artistas en Colombia, prometida por diferentes gobiernos desde la creación del Ministerio de Cultura, ha resultado, como era de esperarse, otra falsa promesa. Tras comprometerse, con la llamada ley “General de Cultura” de 1997, a dotar a los artistas y gestores culturales de una pensión equivalente, al menos, a un salario mínimo mensual, se han aprobado nuevas disposiciones derogando este derecho.

La Ley 666 de 2001 creó la estampilla pro-cultura, que se cobra sobre contratos hechos por las Asambleas Departamentales y Concejos Municipales. Con este nuevo impuesto que lesiona a los trabajadores y contratistas, el Estado pretende descargar sus responsabilidades para atender, directamente, la seguridad social de los trabajadores del sector. La ley 133 (proyecto de ley 084 en el Senado) destina el 10% del recaudo por dicha estampilla, a cubrir las pensiones de los trabajadores culturales. Además de que la cuantía recaudada no lograría cubrir sino a una mínima parte de los artistas, el máximo que ellos recibirían, en el mejor de los casos, sería medio salario mínimo mensual. Sin embargo, por el momento, solo podrán acceder a los llamados BEPS (Beneficios Económicos Periódicos), con los cuales unos pocos “privilegiados” tendrían acceso a un ingreso entre $45,000 y $75,000 mensuales. La seguridad social, incluidas las pensiones, son un derecho de todos los trabajadores del país, incluyendo a los del sector cultural.

Mientras tanto, el actual gobierno impulsa su Plan Nacional de Desarrollo (PND), con el cual se ratifican las cláusulas lesivas, contenidas en los Tratados de Libre Comercio (TLC), para el sector cultural nacional, mientras se beneficia a las trasnacionales de la cultura. Las empresas extranjeras reciben rebajas fiscales, amplían su cuota de pantalla en la televisión y su participación en las sociedades concesionarias nacionales, acrecientan su control sobre los derechos de autor, y tienen acceso a la realización de espectáculos con menores impuestos. Todo esto mientras los artistas y gestores culturales colombianos vemos reducidas las ayudas estatales y cualquier subsidio para nuestra labor. Las trabas al trabajo, al acceso de capacitación profesional, y las cargas impositivas, se le aplican solo a los artistas colombianos.

Ante esta situación, los trabajadores culturales se han puesto en pie de lucha. El próximo 27 de marzo, en Armenia, se realizará un plantón contra la ley 133, promovido por la red de teatros del Quindío. Así mismo, en Cali, diferentes colectivos marcharán en rechazo a dicha ley, y a la difícil situación que padece el sector, debido a la lesiva legislación cultural promovida por este y los anteriores gobiernos. Tunja, con el apoyo de grupos teatrales, musicales y artísticos, marchará a partir de las 8:30 am. Nariño ya ha manifestado su apoyo a dichas movilizaciones. Numerosos grupos culturales y artísticos, así como personalidades culturales de Bogotá, y a nivel nacional, han respaldado la protesta.

Llamamos a la unidad de todos los artistas y gestores, sea cual sea su especialidad y región de residencia, en torno a la defensa de la seguridad social de los trabajadores del arte, exigiendo el retiro de la ley 133.

Exigimos los derechos colectivos, no solo en seguridad social, sino en formación, creación, difusión y demás aspectos que dignifiquen el trabajo artístico en Colombia.

Rechazamos la ley de espectáculos públicos, la ley de cine, y demás legislación lesiva que afecta al sector cultural colombiano.

Rechazamos las prebendas concedidas a las trasnacionales culturales consignadas en los tratados de libre comercio y en el nuevo Plan Nacional de Desarrollo.

ENTIDADES Y PERSONALIDADES SOLIDARIAS

Confabulación (revista cultural)

La 69 Cultural

Deslinde en Sábado

Jueves de Deslinde

Populus (empresa productora de audiovisuales)

Paco Barrero (profesor de teatro, actor y dirigente cultural)

Claudia Arango (productora de televisión, cine y teatro)

María José Posada (productora de TV y cine)

Mauricio Villa (productor de TV y cine)

Rodrigo Rodríguez (profesor de teatro, actor, y director del Teatro Ditirambo)

María Elisa Pinzón (periodista y comunicadora social)

Jaime Echeverri (profesor de literatura y escritor)

Diego Parra (realizador de audiovisuales)

Viviana Rangel (realizadora de audiovisuales)

Carmen Escobar (gestora cultural)

Gustavo Martínez (músico)

Diana Moure (realizadora de audiovisuales)

Angélica Giovanna Riaño (actriz y realizadora de teatro)

Gustavo Quesada (profesor y poeta)

Felipe Arango (pintor)

Gabriel Escobar (pintor)

Gabriel Moure (actor)

Orlando Diago (productor de cine, tv y vidoes, actor)

Angélica Sarmiento (profesora y actriz)

Daniela González (Arquitecta)

Siguen firmas