Ciudad de Tigre

Tigre es una importante ciudad del Partido de Tigre en la provincia de Buenos Aires, Argentina. Pertenece al Gran Buenos Aires.

Ha experimentado, a partir de la década de 1990, un enorme auge inmobiliario, con la construcción de grandes emprendimientos como Nordelta, Santa Bárbara, Santa María de Tigre, Altamira y Villanueva.

Islas

El eje central es el río Sarmiento. Sobre sus márgenes se ven numerosas islas de recreo, con o sin alojamiento. El punto más importante es la Casa Sarmiento, una casita ochocentista que funciona como museo y biblioteca y donde se pueden ver muebles y objetos del prócer.

Sitios de interés

Parque de la Costa: construido en 1997 detrás de la estación Delta, tiene 15 manzanas de superficie y se encuentra entre las confluencias de los ríos Tigre y Luján.

Puerto y mercado de frutos: Antes, se usaba para comerciar exclusivamente frutos, pero hoy en día esta actividad se vio reducida y se usa, sobre todo, para vender productos de mimbre y madera, generalmente artesanales.

Isla del Delta: Bautizado como “Delta del Paraná”, su nombre hace referencia al modo en que este río de aguas sedimentarias desemboca en el Río de la Plata, dando así vida a un conjunto de islas y arroyos que conforman un laberinto infinito que convoca todos los días del año a miles de visitantes.

Casa museo Sarmiento: La Casa museo Sarmiento es un museo y biblioteca que se sitúa sobre el Río Sarmiento, en la localidad de Tigre, en la Provincia de Buenos Aires, Argentina, que fue propiedad de Domingo Faustino Sarmiento, quien fue presidente de Argentina y que habitó en ella.

La hoy Casa Museo Sarmiento tuvo como primer propietario a Federico Alvarez de Toledo Bedoya, (Buenos Aires, 1826-1923), quien era un estanciero que construyó la casa en 1855 y quien fue un íntimo amigo de Domingo Faustino Sarmiento. Ambos simpatizaron a lo largo de sus vidas en sus ideas políticas y en su común visión respecto del futuro de Argentina. Debido a que los dos fueron opositores al régimen de Juan Manuel de Rosas, se vieron obligados a exiliarse en Chile donde forjaron un mutuo aprecio.

Álvarez de Toledo, dueño de la isla en Tigre, regaló a su amigo Sarmiento la propiedad, cuando supo que él quería tener una casa en la zona del Delta del Paraná.

En el año 1860, Sarmiento recibió de su amigo su casa en El Tigre. Él tomó posesión de su isla disparando al aire simbólicos tiros con su arma de fuego, como hacían los conquistadores estadounidenses a medida que expulsaban a los indios de su territorio.

La casa funciona como museo y biblioteca. Según la Municipalidad de Tigre, alrededor de 50 mil personas la han visitado y más personas llegan al lugar todos los fines de semana atraídos por la caja de cristal que brilla desde el horizonte.

La entrada vale $10.