MASTER CHEF
&
MASTER COACH

O CAMBIAS O MUERES.
Así de claro!!

Depurar es sinónimo de limpiar

Nuestro cuerpo está en constante movimiento interno, pues siempre está trabajando para intentar que cada una de nuestras células permanezca sana.

Cada día de nuestra vida, proporcionamos a nuestro organismo una serie de nutrientes, algunos que resultan esenciales y con ello vitales, otros que no son necesarios y otros incluso que podrían ser peligrosos o tóxicos para nuestro organismo. Pues bien, cuando hay una elevada entrada de estas últimas sustancias al cuerpo, éste se satura y se defiende de ellas encapsulándolas y colocándolas en diferentes lugares como tejido muscular, adiposo, sangre, articulaciones y huesos, y otros órganos internos de vital importancia, que a la larga podrían dar lugar a otras enfermedades. Esto ocurre como consecuencia de un estilo de vida que no se adecúa con nuestras necesidades, como por ejemplo los excesos (sobretodo en fechas señaladas), vida sedentaria, una alimentación desequilibrada, contaminación ambiental y exceso de productos químicos en nuestro entorno, poco contacto con la naturaleza…

Con una dieta depurativa se desaloja de una manera sana y no agresiva todas esas sustancias que pueden perjudicarnos tanto a corto como a largo plazo. Nuestro cuerpo debe centrar todas sus energías en limpiarnos, en expulsar todas aquellas sustancias que pudieran ser peligrosas, es por esto que no podremos darle trabajo excesivo a nuestro cuerpo con una dieta contundente sino más bien simple y ligera, que al cuerpo no le cueste digerir ni asimilar, limpia, basada fundamentalmente en alimentos de origen vegetal y por supuesto, corta, ya que no la podemos prolongar en el tiempo debido a las posibles carencias que podríamos sufrir.

Esta dieta se llevará a cabo durante 5-7 días dependiendo de la evolución . Es muy común que, en caso de toxicidad elevada, se presente malestares, dolores de cabeza, debilidad, mucosidad, alguna erupción cutánea o llaga, incluso algún resfriado. Esto ocurre, porque esta toxicidad está saliendo del organismo, está limpiándose. Si esto ocurre, no debemos asustarnos, ni tomar nada para acallar los síntomas, simplemente dejar que el cuerpo actúe.

Para introducirnos en esta dieta depurativa, haremos una lista de alimentos permitidos:

Verduras, hortalizas y vegetales de hoja verde.

Frutas (principalmente cítricos)

Pescados blancos y azules Huevo (orgánicos, “de gallinas felices”, 2 como máximo a lo largo de la dieta)

Queso tipo cottage, y yogur natural (muy poco, ya que los lácteos no son muy recomendados en este tipo de dietas)

Cereales: Tortitas de arroz, de avena o tostadas integrales (de vez en cuando y en poca cantidad).

EJEMPLO DE MENU

Son muy simples y puedes hacer tus propias combinaciones:

Desayuno

Agua con limón

Zumo verde desintoxicante*

Agua con limón

1 taza de Tutti frutti* (fruta a elegir), cucharadita de miel y 5 almendras

Mediamañana

Una o dos piezas de fruta

Té o infusión

Té o infusión

Almuerzo

Gran ensalada (ingredientes a elegir)

Pieza de pescado blanco (merluza por ejemplo)

Saltedo (grande y con ingredientes a elegir)

Una pieza de atún fresco (o en su defecto en lata en su jugo o con aceite de oliva)

Especias al gusto

Merienda

Dos tortitas de avena con tomate y un chorrito de aceite de oliva

Infusión depurativa* (a elegir)

Dos tostadas integrales con queso cottage y pimientos de piquillo

Infusión depurativa

Cena

Un plato de verdura guisada (a elegir)

Setas o champiñones (proteína vegetal)

Especias al gusto

Talllarines de bubango con salsa de tomate casera*

Huevo guisado

Guarnición de ensaladas

Aclaración de recetas

*Zumo verde desintoxicante:

Ingredientes

4 rodajas de piña y un poco de su zumo (sin azúcares añadidos)

2 ramas de apio

Perejil (un matojito)

Espinacas (un matojito)

1 y ½ vaso de agua

Elaboración

Meter todos los ingredientes en la batidora (por orden) y batir hasta que se licúe.

A QUE LES GUSTA EL COLOR!!

*Infusión depurativa. Opcional añadirle un poco de miel y limón

Cola de caballo

Té verde

Infusión de pomelo

Infusión de diente de león

Infusión de tomillo

Infusión de cardo mariano (EL MEJOR CARDO JAJAJA)

Infusión de alcachofa

*Tallarines de bubango con salsa de tomate casera

Cortar un bubango grande en juliana (muy fina) y cocer durante 5-10 min

Para la salsa: En una sartén:

  • - Un pelín de aceite de oliva virgen
  • - 1 cebolla y 2 dientes de ajo cortados muy pequeñito hasta que se pochen
  • - Luego añadir 2 tomates cortados en cuadrados y dejar que se haga una salsa. (Fuego bajo-medio)
  • - Condimentar al gusto (orégano, pizca de sal marina, albahaca…)

*Tutti frutti

Escoger frutas. En invierno vienen genial las cítricas. Un ejemplo podría ser:

1 kiwi

1 naranja

½ manzana

1 rodaja de piña

CONSEJOS A  TENER EN CUENTA:

1. El agua que se consuma deberá ser, preferentemente, de mineralización débil o muy débil. Estas aguas toman sales del organismo, arrastrando residuos metabólicos, al contrario que las que están muy mineralizadas, ya que aportan sales y tienen determinadas indicaciones terapéuticas.

2. Lavar bien verduras, frutas, y hortalizas antes de ser consumidos. Hoy en día nos arriesgamos a consumir cantidades bastante altas de productos fitosanitarios que pueden ser perjudiciales.

3. Si nos quedamos con hambre comer más vegetales (preferentemente crudos por la tarde para obtener sus nutrientes en su estado más natural y cocinados por la noche para una digestión más fácil durante las horas de sueño).

4. Son importantes las infusiones depurativas pues aceleran el proceso de desintoxicación, pero no debemos abusar de ellas. Una o dos al día nos bastan.

5. Con esta dieta proporcionamos a nuestro organismo gran cantidad de alimentos vivos que nos brindan muchas vitaminas, minerales, enzimas y otras sustancias imprescindibles para el buen funcionamiento del mismo.

6. Al terminar la dieta depurativa es importante que hagamos un período de adaptación para la reintroducción de los diferentes alimentos.

7. Otras sustancias como café, alcohol, tabaco, quedan al margen de esta dieta depurativa, pues lo único que lograremos es entorpecer el proceso natural de limpieza de nuestro cuerpo.