Comunicación Educativa

Ana Carolina León A01039945
Mauricio Rubio A01039955
Mauricio Leal A01039960
Alfonso Rodriguez A01039954
Victor Marcelo Loza Garza A01570000
José Francisco Burnes A01039931

  • Prólogo

Los educadores son personas clave en los museos porque su función es dar a conocer la historia, el significado, lo que representa cada pintura que se muestra en el museo. Esas son algunas de las funciones que tiene el educador. Por ejemplo, también debe hacer programas educativos para que la audiencia pueda entender mejor el significado de la pintura que se esta exponiendo, mientras que otra función pudiera ser desarrollar habilidades y destrezas que propicien un desempeño profesional de calidad, esto significa que para explicar la información necesitas cierto vocabulario para que la audiencia te pueda entender, y tener un desempeño de calidad.

Para ser un educador necesitas pasar por ciertas escuelas que te dan un certificado en donde te dicen que ya eres apto para ir a cualquier museo para ser un educador. En ese trayecto, necesitas trabajar en los ámbitos de la creatividad, en la forma en que te expresas, el tipo de vocabulario que utilizas ante el público y la paciencia, porque nunca sabes cuantas preguntas te van a decir sobre una obra determinada.

Ser educador no es facil, pero es un oficio que te llena de conocimiento sobre cada pintura, su historia, la razón de su creación, y debe de ser interesante compartir tus conocimientos con el púbico que te rodea.

Actualmente dentro de los museos existe un concepto llamado “comunicación educativa” que abarca muchos aspectos dentro del museo. A continuación vamos a explicar la mayor parte del contexto alrededor de este tema.

La función primordial de los educadores es ser un vínculo entre el público y el museo, ya que los demás departamentos, como los museógrafos, no tienen un contacto literal con los visitantes.

Desde el momento en el que se les avisa a los educadores del museo que va a haber una nueva exposición ellos ven fotografías de las piezas para comenzar a planear que tipo de actividades se pueden realizar acorde con lo que se esté exhibiendo y la misma distribución que estas tendrán en el museo. Hay que observar (por ejemplo) que piezas son más como para niños de preescolar por la misma composición que tienen o por las actividades que pueden realizarse basándote en esas obras. De esta manera, y poco a poco, el guía se va impregnando de la información alrededor de la obra de arte y su autor. Junto con esto comienzan las planeaciones de logística, como por donde vas a hacer que el grupo entre a la exposición o incluso en qué punto exacto de la sala te vas a parar para llamar la atención de la gente.

Es recomendable que los guías tengan una muy buena preparación sobre el tema en sí, pero que también estén adiestrados en el buen manejo de un grupo de personas o que sean capaces de dar buenas explicaciones, o más básicamente, que puedan hablar en público. Toda esta preparación ayuda al guía a complementar el recorrido de una mejor manera y que el público se lleve una mejor experiencia. A pesar de esto, a final de cuentas todos somos humanos y por lo tanto cometemos errores. Hay veces en las que alguien del público hace alguna pregunta que el guía no puede contestar por distintas razones (aunque hay que evitar esto lo más posible), y es ahí donde él o ella dicen la verdad, que no cuentan con tal información. Si se llega a dar el caso de que esta información es indispensable para la persona, el guía incluso puede dar la opción de investigar y enviar por correo la respuesta, por ejemplo.

Los educadores son los que normalmente están al pendiente de las próximas visitas que habrá al museo. Hay ocasiones en las que alguna escuela llama o incluso una familia para organizar una visita guiada al museo y ahí es donde este “departamento” entra en acción. Normalmente se tiene una agenda de visitas donde se va planificando las actividades de este tipo que vaya a haber en el museo, y hay que controlar (por ejemplo) que si una escuela quiere hacer una visita de cien alumnos, que mejor vayan en dos días o uno en la mañana y otro en la tarde. Algo de lo que también se encargan es de poner una carpeta con información de la exposición al inicio del recorrido, para que así la gente que no va con un guía pueda hacerse una idea general de que es lo que van a ver o de que se va a tratar.

Cuando llega un grupo de visita al museo lo más recomendable es separarlo por grupos de máximo quince personas. Así se asegura que el grupo sea más manejable, que no se distraigan entre ellos y captar la atención de todos de una manera más sencilla para el guía.

El público que visita normalmente un museo puede dividirse en dos grandes tipos: escolares, que como su nombre lo dice es el que viene de escuelas, desde niños de preescolar hasta alumnos de universidad; y en público general, que es el que visita a diario el museo. Basándose en el tipo de público se crea un recorrido distinto para cada uno ya que no es prudente mostrarles lo mismo a todos. Si se está manejando un grupo de niños de preescolar es mejor evadir las tecnicidades porque el niño va a aburrirse, y es en estos casos donde el guía se podría apoyar del mismo contenido escolar como los colores o las figuras geométricas que el niño puede llegar a ver en una pieza de arte.

Una de las misiones que tienen los guías en los museos es que el público se lleve un aprendizaje o un recuerdo del museo. Como guía se tiene que tener cierta intuición u observar el comportamiento que el grupo va mostrando. Esto es importante cuando la gente se comienza a cansar por ejemplo. Ahí es donde el guía tiene que darse cuenta que hay algo que no está funcionando, y cambiar el ritmo del recorrido. Es indispensable hacer que la gente se interese en lo que está viendo ya sea a través de preguntas u observaciones. Esto hace que la gente reflexione sobre qué es lo que realmente está viendo y hace la visita un poco más personal.

Por otro lado, cuando el guía se da cuenta de que no tiene la atención de su público lo mejor que puede hacer es cambiar el ritmo de la visita, o incluso pensar que es lo que puede interesarles. Aquí entra mucho la situación de improvisar. Esto si puede llevarse a cabo pero es algo peligroso, ya que puede ser que el guía se tope con tener que explicar información que no tiene. Más que improvisar lo mejor es pensar en otra alternativa a lo que se está haciendo, pero siempre teniendo en cuenta las capacidades del guía. En muchas ocasiones hay piezas específicas que engloban la mayor parte de la información de la exposición, y usar tres o cuatro de estas para explicar todo es una buena manera de sintetizar la visita y hacerla un poco más llevadera. Una manera de llamar la atención del público es hacer relaciones entre la obra de arte y la vida cotidiana.

A la par de las visitas que se hacen literalmente a las exposiciones, también hay otro tipo de actividades, como conferencias o talleres, que apoyan el aprendizaje de las personas. Muchas de estas se planean desde antes de que llegue la exposición, y otras se van haciendo sobre la marcha.

El enfoque general de todo este esfuerzo es que el público se lleve un recuerdo o una enseñanza de lo que vio en el museo. Disfrutar y aprender es lo que los educadores esperan llevar a cabo a través de todas las actividades que organizan.

Bibliografía

Susana Espinosa Peña, Jonás Fradest Ganversin, Susana Herrera Argüelles, Elsa Yliana Iruegas Peña, Priscila Quiñones Sánchez, María Teresa Delgado Ortiz, Caridad Levidia Álvarez Balado, (2014) Limites de mi Lengua, Limites de mi Mundo 2, Nuevo Leon, Monterrey. Editorial Digital del Tecnológico de Monterrey.

Ricardo Castro, guía de la Pinacoteca Colegio Civil. Pinacoteca, 30 de Enero 2015

Kant, Immanuel (Julio 15, 2013) Experto Educador en Museos
http://formacion.liceus.com/publica/educador_museos.asp#

Borradores

Nombre de la obra: Mi Reflejo
Autor: Ana Carolina León Gutiérrez
Año: 2015 Tipo de obra: pintura
Técnica: mixta (acuarela y colores de madera)
Dimensiones: 30x40 cm

Comment Stream

2 years ago
0

Nombre de la obra: Decisión
Autor: José Francisco Burnes Martínez
Año: 2015-3-12
Tipo de obra: pintura
Dimensiones: 30x40

2 years ago
0