CRECIMIENTO DE LOS SERES VIVOS

El crecimiento es la acción y efecto de crecer. Este verbo, a su vez, hace referencia a tomar aumento natural, a producir aumento por añadir una nueva materia o a adquirir aumento en sentido simbólico.

Crecimiento

En el caso de los seres vivos, se conoce como crecimiento al aumento irreversible de tamaño que experimenta un organismo por la proliferación celular. Esta proliferación produce estructuras más desarrolladas que se encargan del trabajo biológico.

El crecimiento, por lo tanto, implica un aumento del número y del tamaño de las células. El fenómeno se produce gracias a la asimilación de los nutrientes: sin nutrientes, el crecimiento es defectuoso o nulo.

Es importante tener en cuenta que el crecimiento del ser vivo continúa de manera constante hasta que llega la edad adulta y el organismo alcanza su madurez.

Crecimiento de las plantas

                                          FASES DE CRECIMIENTO DE LAS PLANTAS

GERMINACIÓN

Las plantas crecen en un ciclo que va de la semilla a la planta, de ésta a la flor y de la flor nuevamente a la semilla.

La germinación es el desarrollo de una planta a partir de una semilla, según el siguiente proceso: Se entierra en el suelo, absorbe el agua y se hincha. Despuésla semilla se abre y sale una pequeña raíz. Por último el tallo sale hacia arriba y aparecen las primeras hojas.

CRECIMIENTO

Después de la germinación, la raíz y el tallo crecen, salen nuevas ramas y nuevas hojas.

Cuando la planta ha crecido, nacen las flores.

POLINIZACIÓN

La polinización es un proceso de transporte del polen que se encuentra en el interior de los estambres y se tiene que unir al óvulo que se encuentra en el pistilo.

Este transporte lo realizan la mayoría de las veces los insectos o, en otras ocasiones, el viento. Algunas plantas como la orquídea desarrollan unas formas y unos colores muy vistosos para atraer a los insectos.

FORMACIÓN DEL FRUTO

Después de ser polinizada, la flor se transforma en fruto.

Y dentro del fruto se encuentran las semillas para dar lugar a una nueva planta.

Las plantas cambian en las estaciones:
Hay plantas que sólo duran una estación, pero en cambio otras, cambian a lo largo de las estaciones como ocurre con los llamados árboles de hoja caduca.

Crecimiento de los animales

A lo largo de su ciclo biológico, además del desarrollo, los animales verifican su crecimiento. Así como el desarrollo afecta la estructura y organización, el crecimiento determina el tamaño e influye en la forma del cuerpo. Ambos procesos no son paralelos en su ritmo ni éste es el mismo para todas las partes y órganos. Cada grupo de animales, incluso cada especie, tiene su propio proceso de crecimiento, regulado por los factores internos, genéticos y fisiológicos e influido por los externos. El crecimiento diferencial puede ser isométrico o alométrico. En el primer caso, el órgano considerado y el total del cuerpo crecen proporcionalmente; por lo tanto, no hay alteración de la forma. Una langosta, por ejemplo, al cabo de muchas mudas, es notablemente mayor, pero no ha variado su forma porque el crecimiento de todas sus partes se ha efectuado al mismo ritmo, en la misma proporción, es decir, isométricamente.

En cambio, en el crecimiento alométrico el ritmo es exponencial, positivo unas veces y negativo otras. Quiere esto decir que, en el primer caso, el órgano o parte crece cada vez más rápida y voluminosamente que el resto del cuerpo, mientras en el segundo cada vez crece menos. El crecimiento alométrico conduce a la modificación sucesiva de la forma, hasta que se alcanza el estado definitivo. El tamaño del cuerpo de los animales oscila entre el microscópico de los protozoos, de unas cuantas micras, al gigantesco, de varios metros de envergadura y toneladas de peso, de los cetáceos. Pero en su totalidad no depende del tamaño de las células, que tienen sensiblemente siempre el mismo, sino de su número (principio de Driesch). Cuanto más grande es un animal, mayor cantidad de células posee. Esto solo se altera en los casos de poliploidi, es decir, cuando hay en el núcleo celular un número de cromosomas doble o múltiple del normal.

Crecimiento del ser humano

Se define como crecimiento al aumento continuo del tamaño en un organismo que es consecuencia de la proliferación celular que conduce al desarrollo de estructuras más especializadas del mismo.

Este aumento comienza por las propias células, pasando por tejidos, hasta llegar a órganos y sistemas. Estas estructuras, más desarrolladas, se hacen cargo de realizar el trabajo biológico más importante.

El crecimiento también se define como el aumento en el número de células de un organismo, lo que conlleva el aumento de tamaño. Es medible y cuantificable. El crecimiento se consigue por una doble acción: un aumento en el tamaño de las células del cuerpo, y un aumento en su número real.

Tanto el crecimiento como la división celular dependen de la capacidad de las mismas para asimilar los nutrientes que encuentran en el ambiente en que se desarrollan. Así, los alimentos son degradados y a partir de la energía que ellos brindan el cuerpo la utiliza para construir nuevas estructuras celulares.

El crecimiento es el proceso mediante el cual los seres vivos aumentan su tamaño y se desarrollan hasta alcanzar la forma y la fisiología propia de su estado de madurez (edad adulta).

Referencias

Comment Stream