Cerezo- Capítulo 5

''Trabajo duro''

''Ese idiota... la verdad, no sé por qué haré su trabajo. De todas formas, lo tendré que hacer, aunque sea para que no me moleste tanto.''

Intento mantener un rostro inexpresivo y le digo mientras le rasguño las muñecas

-Déjame... Así ¿A dónde quieres llegar?

-¡Naoki-kun! ¡Souta-kun! ¡Paren!

La profesora se acerca para separarnos, pero Souta le pega con gran fuerza en la nariz, haciéndola sangrar y otros alumnos se acercan a ella. Luego me sigue apretando el cuello, y yo al intentar defenderme le pego una patada en el estómago pero además de lograr hacer eso, mi cabeza choca con la pared y caigo al suelo.

-¡Buscaré al director!- Dijo un chico del otro curso y salió corriendo de nuestro salón.

-¡Naoki-chan!- Haku se interpone entre nosotros y le grita a Souta, agarrándolo de los hombros -¡¡¡Tranquilízate!!! ¡¡En verdad me tienes cansado con tus acosos a Naoki!! Sé que no le he hablado mucho ¡Pero lo he observado y es una buena persona! ¡¡¡No encuentro ninguna razón para que le odies!!!

Haku realmente parece enojado y Souta se muestra más calmado. Sorpresivamente, Marui agarra mi mano y me lleva hacia la salida del colegio.

-Lo ideal no sería esto... perdóname. Tú ni siquiera tendrías que hacer su trabajo... y yo tampoco.

-Tienes razón. Y ¿Por qué tendría que perdonarte? Es decir, tú no hiciste nada malo.

Marui me observa y yo no puedo evitar llorar. -¡¿Por qué me odia?!-

-Créeme, ni siquiera yo lo sé. Tranquilo...

Haku me abraza y dice riéndo -Ya sé que es raro que un completo extraño te esté abrazando. Pero lo hago porque eres una buena persona, Naoki-chan, yo te he observado desde que empezamos el colegio. A pesar de que nunca nos hablamos, no pude evitar tenerte cariño.

-¿Por qué?

-No lo sé... Siento como si te hubiera visto antes.

Observo los brillantes ojos azules de Marui y lo beso mientras me aferro a él.

Marui, algo sonrojado, acaricia mi cabello y sonríe. Entonces, se escucha la molesta voz de Souta

-¡Así que es eso!

Souta, cruzado de brazos, me observa con rabia. Marui ríe y dice

-¿A qué te refieres? No es nada...

-Te conozco desde hace años. Sé cuando mientes...

El director interrumpe las palabras de Souta, y le ordena que lo acompañe a la dirección.

-Qué... ¿Qué fue eso?- Pregunto confundido. Marui me guiña un ojo y dice

-No diré nada de esto.

-Gracias, pero... ¿Y Souta?

-Él jamás diría algo que pueda arruinar mi reputación o algo parecido. Por más de que sea tan violento, es un amigo fiel si lo logras entender. Ha pasado por cosas terribles.

-¡Eso no justifica su odio contra mí!

-Obviamente no. Yo tampoco lo defiendo por eso. Aún así- Marui me besa en la frente y susurra- Si es necesario, te protegeré.

Yo solo sonrío, y luego de un rato volvemos a tener clases normalmente. La profesora, por suerte, se encuentra bien y Souta se retira más temprano.

Al llegar a casa, lo primero que hago es arrojarme sobre la cama.

'¡¡¡Marui me besó!!!' Susurro con felicidad.

''Pensamientos de adolescentes enamoradas'' Diría Rey.

Tiene razón.

----------------------------------

FIN CAPÍTULO 5.

Próximo capítulo: El muchacho lector