OPCIONES DE LA VIDA

La vida te da las opciones..... tu tomas las decisiones.

La vida está llena de opciones. Las decisiones que tomemos hoy determinarán la vida que llevaremos mañana. Tenemos la opción de creer o no creer, de seguir un sueño o sucumbir a una pesadilla, de caminar con la frente en alto o andar en dolor, de permanecer en el desierto o marchar hacia la tierra prometida. Tenemos la opción de vivir por fe o caminar por vista, de mirar hacia atrás o ir hacia adelante, de permanecer en silencio a causa del pecado o gritar de alegría por la gracia. Tenemos una opción hoy.

En la vida hay muchos caminos por recorrer, algunos buenos otros malos, nosotros tomamos las deciciones de que nos convenga mas.

No permitas que pisoten o destruyan tus sueños, tus metas, tus ideales, por que eso decidira que seras en el futuro y forjara a la persona que aspiras ser.

aunque la vida te golpe fuerte, ahi que tener la voluntad de levantarte y seguir aceptando todo lo con venga y esta por venir, pero no lo hagas solo, por que todos ocupamos ayuda alguna vez.

El sol sale y el sol se pone y… nada nuevo hay bajo el sol. Estas sentencias bíblicas, aunque fueron escritas mucho después del advenimiento del hombre, rigen su vida sobre este planeta. El día… la noche, la vida y… la muerte, representan la bipolaridad de nuestra esencia humana. De cómo lo entendamos y asimilemos depende en mucho nuestra estabilidad emocional y nuestra felicidad. Concepción, nacimiento, desarrollo y muerte; cuatro instancias de nuestra permanencia física sobre este planeta. Al nacer, con el primer llanto saludamos al mundo y desde ese momento procuramos disfrutar de sus múltiples beneficios y facetas. La inocente y bella niñez, precede la confusa pero inolvidable adolescencia, para dar paso a la adultez que nos presenta las diferentes opciones sobre esa tabla de ajedrez que es nuestra vida consciente; sus resultados dependerán de nuestra forma de jugar. Si logramos la felicidad, merecemos felicitación, pero si somos infelices a nadie podemos endosar la culpa. Por siempre, independiente de la entidad, somos nosotros y nadie más quienes ponemos color a nuestra vida. Podemos ver salir el sol con entusiasmo y optimismo asumiendo que será el mejor día, y ese será su resultado; o presentir que no será bueno, que tendremos problemas, y el temor que desvirtúa la realidad se encargará de hacer gris lo que pudo ser brillante. Asimismo, podemos presentir una noche borrascosa, de ruidos ensordecedores y excesivamente fríos, y de tal manera desperdiciar su dulce olor a tierra mojada y ruidos silenciosos de caídas de hojas, que dan reposo al alma.

Comment Stream