La Posmodernidad

La actualidad de la sociedad

¿Que es la posmodernidad?

La postmodernidad surge a partir de un pensamiento filosófico y/o hecho social que considere el proyecto moderno fracasado y concluido. Este fenómeno mundial se dio en Europa en 1968 con la revolución de mayo francés; al mismo tiempo se da en Cuba con la revolución cubana.

En la actualidad , el hombre no logra sentirse en "casa", ni en la sociedad, ni en el cosmos, ni consigo mismo. El hombre parecería un ser en huida.

Hoy en día la ciencia y la tecnología ofrecen a la humanidad confort y una mayor esperanza de vida, por lo que parecería que se dieran los condicionamientos ideales para organizar una vida feliz; pero esto no parece ser suficiente; el hombre va perdiendo los horizontes de la esperanza y es invadido por el desencanto, el aburrimiento y la soledad.

Esta historia que nos toca vivir, LA POSMODERNIDAD.

Características de la Posmodernidad

Crisis de Valores:

Existe una extendida crisis de valores, en los individuos, en las instituciones, en las sociedades. Los valores tradicionales, que solían fundamentar los sistemas normativos y ser “orientadores de la conducta”, tales como la lealtad, honestidad, respeto por la vida, amor al saber, etc. ya no tienen vigencia.

En nuestra opinión, esta pérdida de los valores tradicionales presenta un problema para la sociedad ya que entra en crisis el sistema de normativas que estaba vigente regulando la conducta de las personas, haciendo que se generen más conflictos, que existan más problemas familiares y entre compañeros de vida. Los que se ven más afectados por esta crisis son los jóvenes, adolescentes y niños, que debido a la pérdida de valores ya no tienen respeto por mucho de lo que antes se consideraba indiscutible. Los jóvenes actuales buscan la rebeldía, no siguen las reglas y esto puede ser negativo para la sociedad y para ellos mismos.

Nuevo modelo de Hombre:

Aparece un nuevo modelo de ser humano, el hombre light, que como lo indica el término: es light, “bajo, liviano” en valores, en reflexión, en proyectos, en “sustancia”, en solidez, en planteos éticos o altruistas. Este hombre apenas posee ciertos criterios prácticos que le ayudan a sobrevivir y a competir; se perfila como alguien materialista, superficial, hedonista, consumista, permisivo, individualista, relativista; sólo le interesa el tener y disfrutar.

Consideramos a este modelo de hombre como algo perjudicial para la sociedad, ya que al ser una referencia para los jóvenes incita al consumismo y a no comprometerse, haciendo que los adolescentes se formen de una forma diferente a como lo hacían antes en la modernidad. Esto es negativo para ellos mismos ya que cada vez más jóvenes se ven atraídos por lo que está prohibido como por ejemplo el consumo de alcohol y drogas, arruinando su futuro y hasta su misma salud sin darse cuenta. Y así mismo la misma sociedad se ve perjudicada por ejemplo por los accidentes o enfermedades que se producen a causa de este comportamiento que tienen los jóvenes del día de hoy; sin mencionar la falta de respeto hacia el medio ambiente que existe en la actualidad.

Por esto es que el apostar a la educación en las escuelas y en la familia es la mejor manera de recuperar valores que se han perdido, y enseñar la importancia del respeto y de la no superficialidad.

Crisis del sentido de la vida:

El hombre posmoderno no le encuentra sentido a la vida. Su hacer cotidiano lo conecta con el mundo del Trabajo, del negocio; lo empuja para producir. Así, el hombre se encuentra enfocado en su propia producción: cultural, artística, económica, tecnológica, sus pensamientos, sus emociones, alejándose cada vez más de los procesos naturales, y sin posibilidad de "ilusionarse" con un mundo más allá de lo visible.

En cuanto a nuestra opinión podemos decir que la crisis del sentido de la vida es un problema sufrido por la gran mayoría de las personas de estos tiempos, ya que por más que estas personas tengan la libertad de pensar y formar un proyecto de vida al cual aspiran seguir, se encuentran limitadas a seguir ese proyecto por un sistema que no les permite, por diversos motivos (ya sean económicos, políticos, éticos, etc.). Es por eso que las personas se vuelven más estructuradas y no le encuentran el sentido a la vida. Todas sus actividades cotidianas lo conectan con el mundo del trabajo y lo empuja para producir, impidiéndoles el disfrutar de un día a día sin la obligación la producción para un futuro.

Fin de la idea de historia:

Antes se pensaba a la historia como un proceso que tendía naturalmente al progreso, y que cada época era necesariamente mejor que la anterior. Hasta la modernidad, se veía a la "historia" como un conjunto de hechos conectados con un desarrollo racional.

Ahora, en cambio, la historia se ve como un proceso individual. Se exaltan lo privado por sobre lo público. Esto se ve claramente en los medios de comunicación masiva, dejando en última instancia todo dato sobre la realidad a criterio de cada televidente, o apelando a la aceptación acrítica de la información por parte de cada cibernauta.

Ya nadie puede decir que algo sea bueno o malo para la humanidad; cada quien va a haciendo su camino bajo el lema:"hace tu historia, yo hago la mía"

El planteo del hombre posmoderno podría resumirse diciendo "yo, aquí y ahora, siento y quiero esto..."

Podemos concluir en base a lo anterior que el concepto de la historia se vio afectado por algunos de los cambios en los valores y costumbres de la gente; por ejemplo el hombre postmoderno tiene un concepto mas individual y egoísta de la vida, por eso es que su objetivo es el de crear su propia historia sin importar la del resto. Es por esto que existen cada vez menos personas dedicadas a la sociedad y al bien común, sino que solo dedican su día a día para ser mejores individualmente ya sea en su profesión, su familia o sus relaciones y no por la sociedad en conjunto.

Nihilismo

Es una corriente de pensamiento cuya cosmovisión se basa en el hecho de que no existe nada por encima del ser humano; él es el ser supremo, es el último fundamento de su propio accionar, de lo bueno y lo malo.

Todos los valores son relativos a la voluntad de cada hombre y se pierde toda posibilidad sobre la existencia de algún ser o mundo trascendentes.

Este pensamiento es de los cuales lleva al hombre a creerse superior frente a la naturaleza y a todo lo existente en la tierra; destruye por completo las religiones e ideologías que creen en un ser superior, lo cual antes ayudaba la unión de las personas por una creencia en común.

Era del querer

Se da una sobrevaloración de las emociones, los sentimientos de la voluntad como capacidad de "querer", querer una mejor calidad de vida en términos de mayores comodidades y bienes económicos.

Con estas imágenes lo que queremos demostrar es que para nosotros el consumismo lleva a las personas a priorizar los objetos materiales frente a las relaciones humanas, ya que se nota una dependencia hacia los mismos objetos, esto perjudica a las personas de modo emocional y sentimental. Ejemplo de esto sería la falta de comunicación de padres a hijos lo cual en una situación extrema esto puede llevar a suicidios por falta de afecto del hijo, como varios casos que ocurren en estos días en el mundo.

Otro punto a tener en cuenta en estos días es la tecnología, en especial los avances en la comunicación como ser los smartphones, computadoras, tablet, etc; en fin elementos materiales que incentivan la falta de diálogo entre familiares y compañeros por estar más pendientes de la tecnología.

¿IMPORTA SABER?

El hombre posmoderno ya no se promueve abiertamente al valor del saber, del conocimiento(filosófico, tecnológico o científico) como camino que le permitan al hombre llegar a la verdad y/o a la realidad. En los espacios interactivos se da una primacía de lo tecnológico y lo rentable como los mejores criterios de vida, sin la necesidad de la fundamentación de los pensamientos o creencias sobre las elecciones o decisiones que se toman.

En nuestra opinión cuando esta etapa se hizo presente las personas dejaron de buscar una explicación sobre cómo se creó el mundo, que cambios trajeron las tecnología en lo económico y tecnológico sin preguntarse un como, cuando y porque suceden las cosas.

Fundándonos en lo anteriormente mencionado podemos también atribuir parte de este "no interés" por el saber a las tecnologías y medios como ser el internet que brindan respuestas rápidas y sin esfuerzo.

Otra de los cambios de valores que afectan a este punto es el valor por lo estético o superficial, en la modernidad se valoraba a las personas sabias como ser los ancianos o profesionales; hoy en día parece ser más importante quien tiene mejor estética o físico que quien sabe más.

Un futuro angustiante

El hombre no quiere pensar en un futuro ya que el mismo le causa angustia y ansiedad; sin embargo no interesa el pasado porque ya o es y el futuro tampoco porque todavía no es. A los hombres que viven en esta época solo les importa el ahora, ya que prefieren lo seguro sin perder tiempo en pensar lo que pasó o pasará. En este fenómeno cultural que es la posmodernidad el hombre se ve sumergido en una pérdida de valores sobre el sentido, la realidad y el futuro.

Asiendo hincapié nuevamente en la pérdida de valores, y en el egocentrismo del hombre actual es que podemos afirmar que el hombre solo piensa en su mundo actual su vida de hoy y no del mundo que quedará; a modo de ejemplo podemos mencionar el poco cuidado del medio ambiente por parte de las personas, porque si bien las amenazas existen poca gente es la que lleva a cabo acciones para evitar que dichas amenazas se hagan realidad, el resto vive el hoy de la mejor manera que pueda y que del futuro se hagan cargo las próximas generaciones.  

Nueva religiosidad:

En la posmodernidad se da un retorno religioso como culto a lo misterioso, a lo inexplicable, a la superstición, a la interioridad. Sin un credo al cual seguir, se cae en una conciliación de posturas diferentes. Podríamos llamar a este fenómeno religión a la carta, ya que se forman nuevos credos a la carta que muchas veces terminan en algo incoherente e incluso irracional antes que místico.

Pensamos que esta “nueva religiosidad”, se ha producido principalmente en occidente por los hechos de corrupción dentro de la iglesia a lo largo de la historia, que ha provocado que cada vez haya menor compromiso y más desconfianza generada por la religión; además los dogmas tradicionales en la sociedad actual no se ven de manera positiva, se cree necesario un cambio profundo, que se adecue a la momentos de la sociedad actual. Esto es lo que pensamos dentro de lo que sucede en lo que conlleva la religión occidental, como la iglesia católica. Se puede observar como la iglesia a causa de estos problemas ha perdido fieles y se han creado nuevas religiones, sectas que se adecuan a lo que de alguna manera quiere la sociedad moderna.

"Hijos de la posmodernidad"

Un perfil identificador

Estamos en plena cultura de la satisfacción y del goce. La abundante cantidad de bienes de consumo y de servicios hoy está relativamente al alcance de las posibilidades de las clases sociales que tienen menos recursos, al menos como mentalidad.

Se puede observar en la sociedad de hoy en día una inclinación al hedonismo, al consumo, a lo light.

En el pasado, las nuevas corrientes sociales, políticas, tienen sus admiradores y sus adversarios: por ejemplo en la revolución francesa, unos iban a la guillotina y otros eran sus esbirros. Cuando había un contragolpe de la monarquía, los papeles se invierten pero la gente seguía dividida en pros y contras.

Hoy, frente a la posmodernidad, no hay esos enfrentamientos, esos bandos de simpatizantes y de adversarios. Parecería que todos nos sentimos identificados con ella.

¿Cuando nace la POSMODERNIDAD?

Es difícil determinar el nacimiento de este periodo. Tuvo su silencioso iniciar en el corazón de la sociedad donde se empezaron a plasmar ideas y palabras que acompañaban a los sentimiento y reacciones de la sociedad. González Carvajal habla de dos tipos de posmodernidad: “de calle” y “de los intelectuales”. La revolución estudiantil marcó un hito importante en el nacimiento de la época, ya que esta época hunde sus raíces culturales en este movimiento. Existen fenómenos sociales culturales y económicos que le han permitido a la posmodernidad afirmarse y crear su propia identidad. Parte de esta identidad se debe a la revolución electrónica donde la sociedad se siente cómoda y a gusto con la nueva tecnología, está sentimiento de la sociedad con la tecnología se denomina “GALAXIA DE MARCONI”.

Nos encontramos en una era postindustrial donde los medios de comunicación orales, escritos y televisivos que permiten más información sobre el mundo que nos rodea con una comunicación instantánea, pero también a la misma vez incitan al consumo y placer de ofertas irresistibles de erotismo y violencia.

El mundo de las comunicaciones no sólo ha contribuido al nacimiento de la posmodernidad sino que le añade contenido y le da forma y está condicionado negativamente en nuestra época.

DE LA MODERNIDAD A LA POSMODERNIDAD

No es fácil definir la posmodernidad más que una ideología, una corriente filosófica. Es un sentimiento, es una vaga sensación de frustración, un estilo de vida.

Los especialistas en posmodernidad están acordes en ver como nota dominante el desencanto, el aburrimiento y la falta de horizontes y de motivaciones.

Si hablamos de posmodernidad, es porque hubo una modernidad. La modernidad, que es el proceso social, científico y técnico que ha creado el mundo del progreso, del desarrollo y de la producción de bienes, se inició junto a los grandes descubrimientos. Su credo fue: la fe en el progreso ilimitado, en el capitalismo burgués, en la tolerancia democrática y religiosa, fe en la ciencia y la técnica. El hombre eficiente y productor era el paradigma de modernidad.

La posmodernidad es una respuesta crítica, desairada a la modernidad; es la expresión de decepción. Es el resultado del fracaso de la pretensión reduccionista de la razón moderna. Se trata de un desencanto frente al proyecto global de la modernidad, desconfianza ante el racionalismo científico y tecnológico.

Pensamos que la posmodernidad es la respuesta a el fallo de la modernidad tras el estallido de las guerras mundiales que acabaron con millones de vidas “gracias a la ciencia”, al planteo de utopía (que es casi imposible de conseguir), del racionalismo científico y técnico.

Este paso de un paradigma de racionalismo a otro de consumismo generó muchos cambios en la sociedad actual, provocando individualismo y dependencia hacia la tecnología. Lo que lleva a una menor frecuencia en la que las personas se relacionan personal y sentimentalmente.

Apología del sexo:

La posmodernidad ha subido los decibeles de la sexualidad a cuotas muy altas de promoción y de consumo. El sexo es el alfa y omega que representa el goce de la sociedad, la forma de placer es la sexual, que para muchos constituye casi una religión. Hay toda una del hedonismo focalizado en lo sexual, todo muy bien estudiado, programado y ofrecido constantemente sin ningún desenfado.

El sexo se ha convertido en consumo de masas (a través de clasificados de citas, videos, telenovelas, etc.), pero este no es el único problema, sino que también ha ganado precocidad.

Para nosotros los cambios producidos en lo que respecta a la sexualidad en la actualidad afecta negativamente a la sociedad en general ya que al haber una apología sobre el sexo corremos el riesgo que esto se naturalice totalmente hasta llegar al punto de la perversidad. Se puede observar que el sexo ha ganado en precocidad debido a los avances, esto produce que cada vez haya más acceso al material e información sobre sexualidad, como consecuencia encontramos que cada vez hay más embarazos y enfermedades sexuales a temprana edad. Ante este problema inminente lo que se tendría que hacer es acudir a la educación, informado sobre enfermedades, cuidados etc. y hablar de sexo cuando sea necesario de una forma responsable.

Hombre light:

Para la sociedad posmoderna la felicidad pasa por la justa dosis de higiene, deporte estético, dieta y control mental. Está de moda la idolatría de la corporalidad. Esto, en algún punto puede tomarse como algo positivo, pero hay desventajas, somos light no sólo en lo corporal, sino que también lo somos en el campo de valores, de las grandes decisiones. Nos cuesta empeñar la palabra y darle un valor definitivo. Nos atrae lo provisorio, estamos inmersos en un mundo de lo descartable y hemos aplicado a los grandes valores, a la trascendencia, al amor, la mentalidad de lo relativo, lo circunstancial. Corremos el riesgo de cubrir lo serio en lo banal y sustituir la consistencia por lo frívolo.

En la posmodernidad hay falta de compromiso, es alérgica a los proyectos, la sociedad ha ganado en relación y contactos externos, pero ha perdido en interioridad, ha postergado el encuentro con su yo profundo, hemos iniciado un profundo proceso de despersonalización, la relación con Dios también se ve afectada.

Encontramos que el hombre light se ve afectado por un pensamiento débil, convicciones sin firmeza, falta de compromiso, su moral repleta de neutralidad, le asustan las decisiones radicales.

Pensamos que el hombre light es algo negativo ya que podríamos decir que no aporta nada a la sociedad en su conjunto, solo se fija en sí mismo, es egoísta, sin valores e individualista. No tiene compromiso, no le gusta proyectarse hacia más allá, le preocupa sólo su propio confort, solo vive del placer, es netamente materialista. El modelo de hombre light afecta claramente a la sociedad actual, podemos observar que ante el obsesivo cuidado del cuerpo, que muchas veces va más allá, cada vez hay mayores casos de enfermedades relacionadas a esto como por ejemplo la anorexia. En conclusión, es necesario un individuo que se involucre, que aporte valores a la sociedad, porque vivimos en un mundo más injusto, donde los que más necesitan pasan a un segundo plano.

La crisis de la razón o cuando la razón se hace muy sentimental:

La posmodernidad a diferencia de la modernidad que enalteció al hombre eficiente, a quién sabía proyectar, que ponía a la razón como eje de progreso y base de los adelantos técnicos y científicos, rechaza estas ideologías y el pensamiento sistematizado y estructurado poniendo en crisis los valores absolutos, la verdad y la ética.

La sociedad prefiere prescindir de estructuras mentales y vivir impulsos del sentimiento, la libertad del gozar y no del pensar. La experiencia, la sensación vale más que todo discurso racional.

La posmodernidad utiliza la razón y la inteligencia para creer y afirmar su verdad y para instrumentar aplicaciones a lo científico y técnico

El trabajo intelectual ha quedado desvalorizado, esta disminución del pensamiento afecta a la sociedad en general.

Sobre esto opinamos que el hombre ha llegado a este punto por el mal uso de la razón, ha observado que muchas veces, principalmente en finales de la modernidad, ha hecho uso de la misma de una manera equivocada, en contra de lo que se podría decir racional. En este punto es entendible el desencanto actual pero es muy necesario el uso de la misma porque de otra manera se pone en crisis los valores, verdades y ética, ya que si no se acude al uso no se podrá distinguir entre lo serio y lo banal, entre lo bueno y malo. En fin, creemos que es muy necesario el uso de la razón, si bien por el simple hecho de ser humanos la utilizamos, lo decimos en todo sentido y no yendo más allá, no utilizar la razón para “cosas negativas”.

¿Vuelta a lo religioso?

Esta pareciera ser una nota distintiva de la posmodernidad, es un sentimiento muy particular: hecha a la carta, utilizando signos y contenidos de varias religiones y cultos. Una religión con ética acomodaticia, sin dogmatismos y sin sumisiones jerárquicas.

Estamos viviendo un momento explosión de los cultos esotéricos y de las sectas.

Se encuentra un convencimiento que este asomo de religiosidad distorsionada, mágica y fetichista, tiene aspectos positivos, pero plantea verdaderos desafíos pastorales y catequéticos.

También se encuentran jóvenes muy encarnados y comprometidos con el mundo, que viven una religiosidad seria y profunda.

Posmodernidad, ¿Que rescatas de ti misma?

Si tuviésemos que señalar los defectos más fuertes y definidores de las personas posmodernas, nuestras críticas se dirigirán contra el individualismo, el narcisismo, el subjetivismo, entre otros partiendo de experiencias que tienen el hombre de hoy, la misma posmodernidad le invita a salir al mundo que es su mundo y el mundo de otras por lo cual deben ser solidario. Las falencias de la posmodernidad se simplifica en tres palabras como lo son subjetivo, intimidad y narcisismo donde las personas buscan una nueva forma de conocer el mundo desde la realidad argentina y en su caso en especial el autor habla de su experiencia de vida en la sociedad y rescata de esta generación varias cualidades como:

  • creciente sentimiento solidario
  • las personas son frontales
  • respeto y aceptación en la ideología religiosa

Una apreciación de la posmodernidad donde se debe ir desde adentro hacia afuera en el mundo, ya que el interior se deberá hacerse nuevos desde lo frontal respetando formas, estilos y modos de vidas y lo de afuera pasará y lo que queda y perdura en el tiempo sea lo interno.

Masificación y Gregarismo

La masificación y el gregarismo desarrolla en el estilo de vida de los jóvenes, no siendo tan ajeno a los adultos. Todos visten de la misma forma, tararean las mismas canciones que con frecuencia los músicos son verdaderos héroes del derrumbe; les gusta la marca, el auto, la moto, los boliches, etc.

Pasan mucho tiempo con los amigos y/o las amigas, que generalmente tienen más poder que la propia familia.

Todos cuidan del "goodlook", tenemos que seguir si eso se lleva o como se lleva.

Les "copa" estar en grupo, compartir ropas, videos, compacts y bebidas, el mundo de la patota, que no tiene grupo social. Los códigos éticos y de decisión los marca el grupo y tienen fuerzas de decisión, de seguimiento.

Los grupos entre sí están cohesionados y armonizan; tienen sus pactos y sus leyes, pero gente a otro grupos pueden ser enemigos intolerantes y violentos.

Pareciera que en un grupo se estuviera exento de la soledad y depresión pero no es así el adolescente recibe mucho de su grupo pero no lo suficiente como para impedir su falta de afecto y protección. esta soledad lleva a la angustia y esta desemboca en la huida: droga, violencia o suicidio.

La masificación, la depresión lleva a la soledad y a la angustia.

El hombre ha llegado a esta situación gracias al consumismo de diferentes productos, pero, ¿Cómo llegamos hasta este punto? Si nos ponemos a pensar sería una respuesta muy fácil, “¿si él lo tiene y si lo hace porque yo no?”. El ser humano se ha dejado llevar por este pensamiento no sólo en la posmodernidad, sino a lo largo de toda su historia, pero en estos momentos se destaca más, ya que el punto donde hemos llegado es algo limite.

......................................................................................................................................

Crisis de valores en la sociedad Posmoderna

Queremos comenzar diciendo lo obvio. No todas las personas que se encuentran habitando en este momento este planeta Tierra se comportan de la misma manera, por lo cual lo que expondremos a continuación se refiere a tendencias mayoritarias, aunque por supuesto tampoco son mayoritarias en todas las regiones del mundo ya que hoy existe un abismo que separa por un lado un mundo, el de los bendecidos por el destino que usufructúan de los adelantos de la ciencia, la medicina y la tecnología y por otro el de los excluidos, olvidados o ignorados por la suerte o mejor dicho olvidados por los hombres que tienen en sus manos los destinos de la vida en el planeta.

Y menos aún estos quebrantos de los valores morales y éticos son exclusivos de estos tiempos que estamos viviendo, que se han dado en llamar postmodernidad, sino que siempre existieron y seguirán existiendo, generados por personas perversas, con trastornos en su personalidad que nacieron con el designio de hacer el mal y que dañan y contaminan con su maldad a su entorno y a la sociedad en general habiendo llevado a la misma en diferentes oportunidades a tremendas crisis cada una con sus características particulares pero de las cuales creo importante tener presente que de alguna manera siempre se salió y terminaron dejando entre tanto dolor, algún beneficio para la raza humana.

Contraste

En la posmodernidad existe una crisis de autoridad. En esta crisis se ven involucradas instituciones como la familia, la escuela, la iglesia, el estado, la justicia, la policía, entre otros por lo cual la modernidad trató de organizar una sociedad racional y progresista.

En donde ser alguien es aparecer en alguna pantalla o en un sitio web. Lo que aparece define lo que somos, casi nadie se preocupa por lo que “realmente” eres. Nuestra cultura posmoderna ha perdido el amor por la verdad.

El trabajo y el ahorro son características propia de la modernidad, mientras que en la posmodernidad se firma un valor del consumo y el tiempo libre. Pero esto no podría funcionar sin la exaltación del individualismo (promueve sólo como aislamiento y enfrentamiento competitivo y el conformismo social debe alimentarse como garantía de permanencia del marco genérico de convivencia) La adoración de la independencia personal y de la diversidad de estilos de vida se ha transformado en algo importante. La modernidad elogió al hombre eficiente, al productor, a quien sabía proyectar y trabajar ,el progreso y base de los adelantos técnicos y científicos deja de lado a ese hombre eficiente. El pluralismo provee una multiplicidad de valores, con muchas opciones individuales, pero ninguna de ellas auténtica. Las diferencias ideológicas y religiosas son tratadas superficialmente como modas. La cultura de la libertad personal, de pasarlo bien, del humor, la sinceridad y la libertad de expresión sobre lo sagrado.

Al mismo tiempo, los medios masivos de comunicación e información determinan la opinión pública, los modelos de conducta y de consumo. Los medios reemplazan las interpretaciones religiosas y éticas por una información puntual, directa y objetiva y colocan la realidad más allá del bien y del mal. Paradójicamente, la influencia de los medios aumenta cuando se produce una crisis de la comunicación. Las personas sólo hablan de sí mismas, quieren ser escuchadas, pero no quieren escuchar. Se busca una comunicación sin compromiso. Hoy se prefiere sentir, prescindir de las estructuras mentales y vivir a impulsos del sentimiento, la libertad del gozar y no se prefiere el pensar, la experiencia.

Bibliografía: http://alijasmin.blogspot.com.ar/2007/11/valores-y-tendencias-de-la-sociedad.html y http://dialogue.adventist.org/articles/14_2_kerbs_s.htm

Los valores de la familia

La familia actual está necesariamente en crisis esto se debe a las constantes modificaciones tecnológicas y sociales, al ritmo veloz de vida, a la violencia, a la carencia de comunicación real en favor de la virtual, al impulso consumista global, a la banalización de los sentimientos y al creciente escepticismo religioso. Las crisis familiares representan momentos de transición, estos pueden convertirse en favorables o no, pero durante el cambio suelen provocar ansiedad, inestabilidad y por lo tanto dificultades en las relaciones de los integrantes de la familia.

Nunca como ahora, la familia ha estado expuesta a la influencia del medio social. Aquellos slogan que al inicio de la comunicación masiva nos pedían que "dejemos entrar el mundo a nuestro hogar" ahora se ha convertido en realidad que ha trastocado la familia.

La crisis socioeconómica que en nuestra sociedad ha adquirido un carácter crónico, el cual socava seriamente las bases y las estructuras de la familia, razón por la que es de impostergable necesidad aunar esfuerzos para proteger a la familia y uno de las opciones más eficaces para ello es la educación y comunicación.

Hoy más que antes la familia está experimentando cambios drásticos en todo ámbito, la tecnología ha modificado la dinámica familiar, vienen ocurriendo cambios profundos en el hogar , los roles que cada individuo desempeñaba en la familia han variado, ahora el padre ya no tiene el rol proveedor tradicional, existen hogares cuyas madres de un modo u otro están inmersas en el sistema de la producción, la distribución, la comercialización de la sociedad razones por las que los hogares dejaron de ser lo que fueron en tiempos pasados, por lo que se hace cada vez más necesario los aportes de los profesionales de las ciencias humanas, de las ciencias del comportamiento para no dejar que la familia discurra, sin trascendencia y a la deriva.

Tipos de familia

-Familia nuclear o clásica formada por el padre, la madre e hijos, que mantienen relaciones afectivas, de respeto, solidaridad y confianza. Y que comparten una cultura y se organizan alrededor de normas, reglas, roles diferenciados, tareas, obligaciones y responsabilidades.

- Familias extensas o consanguíneas es la conformada por una pareja o uno de sus miembros con hijos pero además con otros integrantes, generalmente abuelos o abuelas. Las familias extensas comprenden una realidad muy distinta a las décadas anteriores, cuando era la forma predominante en la estructura social.

- Familias mono parentales constituidas por un padre o madre y sus hijos los que generalmente presentan conductas negativas ante la falta de alguno de sus progenitores, son denominadas mono parentales, además de mencionar

Familia de madre soltera, es la madre quien asumen la crianza de los hijos

- Familias reconstituidas donde los padres se vuelven a unir con otra pareja; donde se puede observar que los hijos serían víctimas de los constantes conflictos de pareja de sus padres.

Los valores de la familia

Las familias deben llevarse con valores, como el respeto,la honestidad, responsabilidad y trabajo. Para que se de esta relacion deben darse una vital importancia a la calidad de relaciones establezidas en la familia.

Posteriormente estos valores morales adquiridos en el seno de la familia ayudarán a insertarnos eficaz y fecundamente en la vida social. De este modo la familia contribuye a lanzar personas valiosas para el bien de la sociedad.

Ahora bien, si tenemos en cuenta que la familia es la célula básica de la sociedad y una importantísima forma de organización de la vida cotidiana fundada en la unidad matrimonial y lazos de parentesco; en las relaciones matrimoniales entre el esposo y la esposa, los padres y los hijos, los hermanos y las hermanas, y otros parientes que viven juntos, y administran en común la economía doméstica en constante intercambio con el medio social, entonces hay que señalar que sus relaciones no sólo se circunscriben a las de padre y madre, padres e hijos, abuelos y nietos, a éstas, indudablemente hay que sumarles otras no menos importantes y necesarias de ser tenidas en cuenta; en este caso a las relaciones intergeneracionales que subyacen en toda familia y cuyas especificidades se expresan a través de las relaciones filiales y paternales.

Por ello, las generaciones mayores a partir de las posiciones que ocupan dentro del grupo familiar deben asumir de manera consciente responsabilidades sociales para con la nueva generación las cuales deben cumplir en el marco de sus roles dentro de las que se encuentran:

  • Crear las condiciones esenciales para dar continuidad a la familia con una generación cualitativamente superior a la que le antecedió.
  • Crear valores sólidos y perdurables que permitan el fortalecimiento de la familia y su continuidad axiológica y sociocultural.
  • Formar a las nuevas generaciones en los principios del respeto y la tolerancia intergeneracional.
  • Preservar el patrimonio familiar para que pueda ser enriquecido por las nuevas generaciones.
  • Propiciar la educación de las nuevas generaciones sobre la base de la experiencia acumulada por las generaciones anteriores.
  • Potenciar la comunicación intergeneracional con métodos flexibles y creativos en los que tanto unos como los otros puedan comprenderse independientemente de los años que los separen.
  • Defender la identidad familiar a partir de la conservación de los valores que porta cada generación.


biografia:
http://www.monografias.com/trabajos82/valores-familia-actual/valores-familia-actual2.shtml#ixzz3AoUH8Cpf

Valores en los adolescentes

En cuanto a los valores, en el adolescente moderno,se puede decir que predomina el compañerismo, la amistad, la justicia, la participación colectiva.

Cabe destacar que la práctica de estos valores, tenía como objetivo principal, lograr un cambio radical en lo que respecta a lo político, lo social, lo cultural, pero principalmente en lo humano, en sus sentimientos, emociones, comportamientos y actitudes.

En cuanto al adolescente posmoderno podemos decir que sus principales valores son todos los que tienen que ver con lo familiar, lo afectivo , ya que lo emocional y sentimental son protagonistas en cada una de sus actitudes y comportamientos.

En lo que respecta a lo social, este adolescente no se adapta fácilmente a la convivencia con otros . Su relación es menos conflictiva con una máquina que con el otro ser humano debido al individualismo.Alguna de las emociones que se destacan en el joven de hoy son picos de alegría y tristeza, ira, sorpresas, repugnancia, miedo.

No tiene ningún motivo por el cual luchar fervientemente ni individual, ni colectivamente.

El único objetivo es pasarla bien, disfrutar y sentir placer en todos lados.

fuente:http://www.oni.escuelas.edu.ar/2003/SANTA_FE/216/eljoven2.htm  

Los valores del Trabajo

Los valores del trabajo

Debido al cambio de paradigma del modernismo al posmodernismo, los valores en el trabajo han sufrido cambios importantes a causa también de los cambios en la economía mundial y las relaciones entre las personas.

El trabajo ya no es un medio por el cual uno se completa personalmente y se enriquece, brindándole a los demás también, de vivencias, experiencias y conocimientos sobre alguna actividad. Si no, es un medio por el cual las personas realizan actividades compitiendo entre ellas para lograr ganar más dinero y así, seguir siendo esclavos de la economía consumista que rige la actualidad, proponiendo que el que tenga más dinero va a ser más valioso, perdiendo de vista lo que vale realmente, que son los valores personales y sentimentales.

La honestidad, el respeto,la humildad son valores que entraron en crisis en la posmodernidad siendo desplazadas por la competencia y un individualismo extremo por el cual sólo lo que le preocupa al hombre actual es él mismo olvidándose de la solidaridad, truncándose el ámbito laboral de un espacio de aprendizaje hacia uno de competencia y frialdad.

Otro cambio que ha sufrido el trabajo es su valor, antes, su valor era muy alto apreciándolo ya que era su fuente de sustentación y de completarse personalmente. Actualmente su valor es meramente económico, es su único fin, ganar dinero. Da igual de que se trabaje de lo que a uno lo apasiona o le gusta, con tal de ganar dinero se trabaja de cualquier cosa.

Este no es el camino que hay que seguir, no hay que proyectar esto a futuro, se deben restaurar estos valores desde la familia y la educación para poder cambiar este mundo que nos hace esclavos de las compras y del dinero, y lograr que cada uno sea feliz con su trabajo y vivir dignamente.

LOS VALORES DE LA MUJER POSMODERNA

La mujer en la posmodernidad ha ganado mucho terreno, hoy se pueden ver mujeres dirigiendo empresas, en partidos políticos, profesionales, etc.

La mujer posmoderna se preocupa mucho por su apariencia física, mucho más que el hombre, existe una gran cantidad de mujeres que se someten a cirugías estéticas, en tratamientos gastando verdaderamente fortunas. El excesivo cuidado produce que muchas veces caigan en enfermedades como la anorexia, bulimia. Podemos observar que muchas veces, estos modelos de mujer son "apoyados" de alguna manera a través de distintos medios, como la tv, publicidad se pone a la mujer como un objeto sexual.

Es cierto que las mujeres en la actualidad tienen muchas más libertades pero igual, aun en la actualidad no poseen los mismos derechos que los hombre en muchas partes del mundo.

A pesar de todo lo que ha logrado encontramos como aún hoy se coloca a la mujer en un escalón menor, muchas veces como objeto sexual, como la trata de blancas, que se trata de mujeres que son obligadas a prostituirse, estas mujeres son muchas veces engañadas por mafias que operan en secuestrar y vender a dichas mujeres. Lamentablemente el número de secuestros es cada vez mayor.

Integrantes:

  • Ignacio Posse
  • Facundo Martinez
  • Lucas Merlo
  • Matías Gomez
  • Rodrigo Castells

Comment Stream