Sistemas de Trabajo Forzosos

Los conquistadores no eran colonos en busca de tierra, sino soldados o funcionarios; que organizaban la población aborigen para vivir de su trabajo; para esto establecieron sistemas de trabajo obligatorio, los cuales fueron: la encomienda, la mita, el yanaconazgo, el porteo y la esclavitud. Los integrantes del grupo son: Ignacio Filippa; Octavio Priotto; Francisco Santomauro y Guadalupe Pucheta.

Trabajos Forzosos: La encomienda, la Mita, el Yanaconazco, el Porteo y la Esclavitud.

La encomienda: Fue instalada por Nicolas de Ovando, en la Española (Haití), a partir de 1508. La encomienda consistía en la asignación, por parte de la corona, de una determinada cantidad de aborígenes, de por vida, a un súbdito español (encomendero) , en compensación por los servicios prestados. Tras esto, el encomendero se hacía responsable de los nativos puestos a su cargo, los evangelizaba, y percibía los beneficios obtenidos del trabajo que realizaban los aborígenes asignados.

Durante los primeros años de la encomienda, no existía ningún tipo de regulación ni jurisdicción que garantizase los derechos de los aborígenes, por lo cual, éstos eran explotados. Con las "Leyes de Burgos" de 1512 se establecieron una serie de pautas con respecto al uso de la encomienda, y se hizo especial hincapié en el buen trato a los aborígenes. Sin embargo, los abusos continuaron perpetuándose. El sistema de encomienda se mantuvo firme hasta mediados del siglo XVI.

Ver el vídeo desde el minuto 0 hasta el minuto 2:44.

La Mita: Del quechua "Turno". Era una institución tradicional aplicada en la zona andina por los aborígenes, que los conquistadores adoptaron a sus necesidades. Consistía en un servicio que los indígenas estaban obligados a prestar a los españoles. Entre las tareas que cumplían estaba la ganadería, la minería y tareas domesticas. La mita minera era la mas extendida. El trabajo en las minas era rotativo durante un tiempo determinado, en general duraba unos 10 meses. Después del trabajo realizado volvían a su comunidad y al cabo de un breve periodo de descanso debían regresar a los yacimiento. Establecía cuotas laborales que debía cumplir la población nativa según asignación que hiciese el corregidor. Había un pago de un salario controlado por las autoridades.

El servicio forzado ejercía una inmensa presión a la población, causando mucho daño y cientos de miles de víctimas mortales, sobre todo entre los trabajadores en las minas como la de Potosí. Esto obligó a la corona española a llevar esclavos negros al Virreinato.

El yanaconazgo o yana: Era el trabajo obligatorio de los indígenas en las labores agrícolas. Las haciendas de los españoles se dividían en parcelas que eran trabajadas por los yanaconas (sirviente). Esta institución consistía en el sometimiento a servidumbre al servicio del emperador o Inca. Por lo general, eran sometidos a esta condición los prisioneros de guerra, los rebeldes y quienes no podían ser identificados con alguna comunidad.

El Porteo: Era la obligación de que tenían los aborígenes de transportar los productos que requirieran los conquistadores.

El régimen colonial también impuso el sistema de “silleros y cargueros”, que utilizaba a los indígenas como “caballos humanos” que cargaban sobre sus hombros a los señores españoles.

La esclavitud: La esclavitud fue el primero de los sistemas de trabajo en emplearse en América. Pero tras el reconocimiento de los nativos como súbditos de la Corona y los escritos de fray Bartolome de las Casas que impulsaron las Leyes de Burgos de 1512, la esclavitud de los aborígenes quedó abolida, y se reemplazó por sistemas semiesclavistas (la encomienda y el repartimiento). La necesidad de una mano de obra aún más barata que la nativa, impulsó la importación de esclavos del África por que la población indígena sufrió una gran mortandad. El comercio de esclavos se consolidó rápidamente y gracias a ello se constituyó el denominado sistema de "Comercio triangular" mediante el cual, se importaban esclavos a América, los cuales eran utilizados en las grandes plantaciones, las materias primas producidas se exportaban hacia la Europa preindustrial.

Los españoles buscaban en América Latina tierras y metales preciosos. Pero además, necesitaron mano de obra para explotar esos recursos y por eso las sociedades indígenas también formaron parte del botín de la conquista.

La apropiación del trabajo indígena no fue sencilla para los españoles. Primero tuvieron que someter a los nativos que, en muchos casos, opusieron una tenaz resistencia; luego, fue necesario conseguir que los indígenas dedicaran muchas horas de su vida a trabajar en beneficio de los españoles, descuidando incluso su propia subsistencia.

Ver el video desde el minuto 0 hasta el minuto 3:02.

En Conclusión podemos decir que los trabajos forzosos realizados por los aborígenes nativos y por los esclavos africanos eran abusivos. La corona de España se dio cuenta de lo sucedido y empezó a considerar el cuidado de los indios sin embargo los abusos continuaron por mucho tiempo después. La ley creada por la corona fue la Ley de Burgos, esta no fue la solución al problema porque los españoles que vivían en América no la respetaban por este motivo los abusos continuaron perjudicando a los aborígenes y africanos que realizaban estos trabajos de manera social (se los mal trataba y no podían decidir sobre ninguna cuestión que los involucrara) económico (no se les pagaba o en el caso que si el salario era mínimo y no les alcanzaba paran vivir). Los españoles explotaban a los trabajadores para su propio beneficio no como ellos prometían que los iban a evangelizar y proteger.

Comment Stream