La motivación de los docentes en el uso de las TIC

Cómo motivar a los docentes del B.O.P. 66 que no usan las netbooks para que las incorporen al trabajo en el aula

Mediante el presente proyecto se pretende que los docentes asuman el rol de  facilitadores de la tecnología, para lo cual deberán continuar adaptándose  a las permanentes y continuas exigencias de las TIC; sin dejar de tener en cuenta que: "Cambiar el ambiente del aula para incluir la tecnología no puede eliminar muchos de los viejos problemas inherentes en el sistema escolar y, en algunos casos, podría empeorarlos. Por tiempo limitado, la presión para cubrir el plan de estudios obligatorio, los problemas con la gestión del aula, los escasos recursos, y los sentimientos de aislamiento de los docentes persisten incluso en las aulas radicalmente alteradas por la introducción de nuevas herramientas tecnológicas (Sandholtz, Ringstaff y Dwyer, 1997: 3).

¿Qué les queremos proponer?

El objetivo del presente proyecto es el de lograr que los docentes que aún manifiestan reticencia a la utilización de las TIC en las aulas puedan comprender los beneficios que traen aparejadas las mismas y de esta manera puedan cambiar su percepción e interpretación de la introducción y utilización de tecnologías en el aula.

¿Por qué?

Actualmente en el B.O.P. 66 de Campo Ramón se advierte una falta de compromiso por parte de los docentes principalmente para incorporar las nuevas tecnologías en el desarrollo de sus clases.

Cabe aclarar que si bien es cierto que existen numerosas limitaciones, entre ellas la falta de internet  y de personal técnico idóneo capaz de solucionar adecuada y rápidamente los múltiples problemas que se plantean (máquinas que  están meses en reparación, inconvenientes de software y hardware reiterados), se debe rescatar las múltiples posibilidades existentes de enriquecer las clases no solo con las netbooks, sinó también utilizando por ejemplo los teléfonos celulares, proyectores, equipos de audio y video, etc.

Es necesario que la totalidad del cuerpo docente de la institución comprenda que: ... estamos ante una innovación de gran envergadura en las formas de producir y circular los conocimientos […] una reestructuración de lo que entendemos por conocimiento, de las fuentes y los criterios de verdad, y de los sujetos autorizados y reconocidos como productores de conocimiento. Y esa reestructuración no puede dejar incólume a la escuela, porque es una institución basada en otro tipo de organización del saber, jerárquica y centralizada. (Martín-Barbero, 2006).

Comment Stream