República Democrática del Congo

En primer lugar, el Congo fue propiedad privada del rey de Bélgica, Leopoldo II. El territorio fue objeto de una explotación sistemática e indiscriminada de sus recursos naturales en la que se utilizó exclusivamente mano de obra indígena en condiciones de esclavitud. A partir de 1900 las maniobras diplomáticas y la presión de la opinión pública consiguieron que el rey belga renunciase a su dominio personal sobre el Congo, que pasó a convertirse en una colonia de Bélgica, bajo el nombre de Congo Belga. A partir de esto, los cambios económicos y sociales transformaron el Congo en una "colonia modelo". Se construyeron escuelas y hospitales. Pero la administración belga ha sido caracterizada como un colonialismo de corte paternalista. Además, había una especie de "Apartheid", ya que existían numerosas limitaciones y restricciones sobre los nativos.

En el 1890 aparecen dos potencias extra europeas, Estados Unidos y Japón, quien había estado muchos años gobernado por antiguas dinastías. Japón despierta en el 1868 con el emperador Meiji, quien recobra la autoridad imperial e inicia reformas para introducir allí los avances políticos, sociales y económicos occidentales. Estas reformas incluyeron la liberación de los siervos de los señores feudales (antes en el poder), la división del territorio en prefecturas y la elaboración de la constitución. Con estos cambios presentes, Japón fue transformándose, poco a poco, en un país industrializado, en donde se invertía cada vez más en la construcción de las industrias necesarias para unirse a la economía moderna.

Comment Stream