Las TIC en el Superior de Comercio

Necesitamos integrar significativamente las TIC en el trabajo cotidiano con nuestros alumnos. Ahora bien...¿cómo motivar a aquellos docentes que no usan las netbook para que las incorporen en el trabajo del aula? ¿cómo aprovechar las TIC para el trabajo colaborativo entre los alumnos, entre alumnos y docentes, entre áreas, entre departamentos?

¿Por qué?
Síntesis de datos relevados en la encuesta realizada a docentes de la escuela

¿Para qué?
Algunas consideraciones teóricas

  • LOS MATERIALES MULTIMEDIA Y EL APRENDIZAJE

En relación al aprendizaje a través de materiales multimedia, se puede decir que la integración de diversos códigos en los materiales didácticos incrementa la eficacia del aprendizaje.

Diversos estudios han comprobado como al integrar varias modalidades perceptivas se incrementa la capacidad de comprensión y memorización del individuo.

Si las nuevas tecnologías crean nuevos lenguajes y formas de representación, y permiten crear nuevos escenarios de aprendizaje, las instituciones educativas no pueden permanecer al margen, han de conocer y utilizar estos nuevos lenguajes y formas de comunicación.

Hay que conseguir cuanto antes que en la educación escolar las netbook sean tan normales e invisibles como el pizarrón o los libros, para que el uso de las nuevas tecnologías no sea un fenómeno excepcional, sino una actividad cotidiana en la vida académica de los centros educativos.

En buena lógica, un método de enseñanza apoyado en el uso de una variedad de materiales (libros, cuadernos, discos multimedia, Internet,...) requiere el desarrollo de actividades de aprendizaje notoriamente distintas de un método organizado en torno a los materiales impresos, y del libro de texto en particular.

Se trata de escolarizar las tecnologías, llevarlas a las aulas y darles sentido y utilidad pedagógica. (García Valcárcel y González Rodero)

  • EL ALUMNADO, LAS TIC Y EL APRENDIZAJE

Los alumnos se sienten motivados a trabajar con tecnología, de hecho son los grandes usuarios de las tecnologías de sus casas y en los centros educativos hemos de procurar facilitar una información multimedia, para lo cual necesitamos recursos tecnológicos.

Por otro lado, el alumno debe disponer de una autonomía y control sobre su propio proceso de aprendizaje. El alumno debe ser capaz de aprender por sí mismo. No es lo más importante que el alumno almacene en su memoria grandes cantidades de información, sino que debe ser capaz de aprender a saber buscar, seleccionar y analizar la información en distintas fuentes de consulta. El proceso de aprendizaje no ha de centrarse en la capacidad memorística, sino en los procesos de análisis y reflexión personales de los múltiples recursos disponibles: texto impreso, documentos audiovisuales, documentos en Internet. El educando ha de ser un sujeto activo y protagonista de su propio aprendizaje. Es necesario que el alumnado aprenda a aprender, ya que lo tendrá que hacer a lo largo de su vida de forma permanente, tanto para su trabajo como para el disfrute de nuevas formas de ocio y tiempo libre que aparezcan en un futuro. (García Valcárcel y González Rodero).

Hay que tener en cuenta que fuera de la escuela, los alumnos viven saturados por los medios, con un acceso a estos cada vez más independiente y en el contexto de una cultura mediática cada vez más diversa y cada vez más comercial, que muchos adultos encuentran difícil de comprender y de controlar. Por lo tanto, es necesario determinar qué necesitan saber los estudiantes sobre esos medios que consumen: más allá de cuestiones de habilidades técnicas o funcionales; necesitan tener una forma de alfabetización crítica que les permita comprender cómo se produce la información, cómo circula y cómo se consume, y cómo llega a tener sentido. (Buckingham, 2008a),

La idea es, entonces, promover el desarrollo de lectores críticos: hacer hincapié en la promoción de las capacidades destinadas a un uso crítico de internet, como base para dotar a los alumnos de los instrumentos para identificar, criticar y resistir todo aquello que pueda ser indeseable y peligrosos para ellos. La red está llena de información injuriosa, intrincada, inexacta e inútil; pero incluso para saber cómo evitarla, hay que aprender en qué consiste cada una de estas categorías por qué están allí y qué se puede hacer al respecto. Aumentar el juicio crítico y el discernimiento de los estudiantes es una suerte de “vacunación” contra amenazas y tentaciones que sin duda encontrarán. (Burbules y Callister, 2006)

  • EL NUEVO ROL DEL DOCENTE

El rol docente ha cambiado: el docente no sólo ha de ser un transmisor de conocimientos sino que ha centrar su trabajo en autorizar y guiar el proceso de aprendizaje del alumnado. Ha de planificar un proceso educativo abierto, flexible, utilizando fuentes documentales actuales, variadas, claras, motivadoras, utilizando una metodología cooperativa e interactiva, potenciando los aprendizajes dialógicos con el alumnado. El profesorado también ha saber analizar y perfeccionar su práctica educativa, con la ayuda de los distintos agentes de la comunidad educativa, colaborando con otros profesionales en proyectos comunes. Estas actividades han de estar basadas en una formación permanente y en la reflexión de la práctica educativa, como requisitos fundamentales para el desarrollo de procesos de enseñanza adecuados a los nuevos contextos y entornos tecnológicos.

Lejos de tener un lugar anquilosado, el docente participa activamente en las prácticas de enseñanza con TIC y que, al mismo tiempo que enseña, aprende. (Buckingham, 2008b)

Las nuevas alfabetizaciones (digitales o en medios) no descartan ni aíslan el lenguaje verbal (la lectura y la escritura en papel) de otros modos de representación. Al contrario, como prácticas sociales, unas alfabetizaciones y otras se complementan para comunicar nuevos sentidos que un modo solo (las imágenes, las palabras, los colores, la música) no podrían significar. (Magadán, 2012)

También hay que tener en cuenta que es muy común caer en un uso de tecnologías que se queda en ese simple hecho, sin concretar ese cambio del que siempre hablamos y al que se supone apuntamos. Muchos usamos los mas innovadores elementos tecnológicos pero sin modificar el tradicional modelo de aprendizaje de fondo. Esto es lo que hay que trabajar. (Barbero Jaimez, 2014)

Por otro lado debemos entender que nuestros procesos mentales se han modificado a partir de la incorporación de las TIC a nuestras vidas y que, al haberlas incorporado a la escuela, también surge la necesidad de un cambio en el evaluar a nuestros alumnos. (Mansilla, 2014)

¿Cómo?
Plan de acción

OBJETIVOS

  • Incorporar el uso de netbooks en el aula por parte de los docentes que aún no lo hacen.
  • Fomentar el trabajo colaborativo entre alumnos, entre docentes y alumnos, entre docentes.
  • Estimular el uso académico de las netbook por parte del estudiantado.

PAPEL DE LOS ACTORES INVOLUCRADOS

  • El papel del docente es de guía, potenciando el aprendizaje dialógico; teniendo en cuenta que el docente también aprende.
  • Los docentes deberían incorporar en el trabajo aúlico actividades que implementen el uso de las netbooks, preferentemente de corte colaborativo. Debe tenerse en cuenta que uno de los reclamos de los docentes tiene que ver con que los alumnos no llevan las netbook a la escuela o que no las usan para actividades académicas, con lo cual deberíamos reflexionar acerca de qué se les propone por parte de los docentes (si los docentes no incorporamos las netbook al trabajo en el aula, los alumnos sienten que llevar los equipos a la escuela carece de sentido y ya no las llevan o, cuando las llevan, las usan para otras actividades, lúdicas en su mayoría).

RECURSOS NECESARIOS

  • Para llevar adelante trabajos colaborativos utilizando, por ejemplo, Google Drive, es necesario contar con conexión a Internet (otro de los reclamos docentes tiene que ver con las dificultades surgidas a partir de la no disponibilidad de conexión a Internet en la escuela), así que sería importante solucionar esta dificultad.
  • Por otro lado, es menester mencionar que tanto los alumnos como los docentes cuentan con servicio de conexión a Internet en sus casas, con lo cual la propuesta puede efectivizarse desde los hogares particulares (sólo la parte del trabajo que implicaría compartir virtualmente el trabajo).

TIEMPOS ESTIMADOS

  • Podríamos aplicar el proyecto en el segundo cuatrimestre, pensando en la posibilidad de efectivizar por lo menos un trabajo colaborativo por espacio curricular,el cual se socializaría intradepartamentos y luego, desde cada departamento al resto de la comunidad educativa.

Oportunidades y Desafíos

  • Logros esperados: se espera que el proyecto se pueda efectivizar en su totalidad o por lo menos, que cada departamento pueda comprometerse en socializar sus propuestas.
  • Dificultades posibles: la resistencia por parte de los docentes siempre es una posible dificultad latente, sobre todo si no es permeable a la horizontalidad pedagógica en caso de no contar con el conocimiento de ciertas herramientas digitales, el cual necesitaría para llevar adelante el plan de trabajo. Esta dificultad se podría superar si tenemos siempre presente cuál es rol del docente en estas nuevas alfabetizaciones.

Referencias bibliográficas

  • García Valcárcel, A. y González Rodero, L. "Uso pedagógico de materiales y recursos educativos de las TIC: sus ventajas en el aula" - Departamento de Didáctica, Organización y Métodos de Investigación - Universidad de Salamanca. Disponible en http://www.eyg-fere.com/TICC/archivos_ticc/AnayLuis.pdf (última consulta: 30/06/2014)
  • Buckingam, D. (2008a) “Repensar el aprendizaje en la era de la cultura digital”, El Monitor de la Educación, 5ª época, Nº 18, septiembre. (páginas 27-30).Disponible en: http://www.me.gov.ar/monitor/nro0/pdf/monitor18.pdf (última consulta: 30/06/2014).
  • Burbules, N. y Callister, T. (2006), "Educación: riesgos y promesas de las nuevas tecnologías de la información", Buenos Aires, Granica.
  • Buckingam, D. (2008b), “Alfabetizaciones en medios digitales”, Más allá de la tecnología, Buenos Aires, Manantial.
  • Magadán, Cecilia (2012). “Clase 6. Decir y hacer: las nuevas alfabetizaciones en las aulas”, Enseñar y aprendercon TIC, Especialización docente de nivel superior en educación y TIC. Buenos Aires: Ministerio de Educación de laNación.
  • Barbero Jaimez, C. (2014, Mayo 26) [Mensaje #11 – 17:17 hs.] Publicado en: http://aulapostitulo.educ.ar/foros.cgi?wAccion=vertema&wIdPost=2180053&wVer=L&id_curso=8813 (última consulta 5 de Julio 2014)
  • Mansilla, M.A. (2014, Mayo 28) [Mensaje #19 – 21:55 hs.] Publicaso en http://aulapostitulo.educ.ar/foros.cgi?wAccion=vertema&wIdPost=2180053&wVer=L&id_curso=8813 (última consulta 5 de Julio 2014)

Comment Stream

2 years ago
0

Muy buen trabajo!