La usurpación de América

Explotaciones Economicas

El sostén de la economía colonial fue el indígena americano, considerado legalmente súbdito de la corona, lo que implicaba el pago de un tributo o, en su defecto, un servicio personal a los representantes de la autoridad monárquica en América. En los dos primeros siglos coloniales la encomienda reguló la fuerza de trabajo y la distribución de la mano de obra. El encomendero cobraba y disfrutaba el tributo de sus indios, en dinero, en especie (alimentos, tejidos u otros productos) o en trabajo (construcción de casas, cultivo de tierras o cualquier otro servicio); a cambio debía amparar y proteger a los indios encomendados e instruirles en la religión católica. Las encomiendas paulatinamente fueron desapareciendo, entre otros motivos, por la caída de la población indígena, la desaparición de los conquistadores y la paz que imperó en la mayoría de las provincias. Paralelamente a la encomienda funcionó el sistema del repartimiento forzado, que consistió en el trabajo rotativo y obligatorio del indígena en proyectos de obras públicas o trabajos agrícolas considerados vitales para el bienestar de la comunidad, y que persistieron hasta el fin del período colonial. La corona fue incapaz de conceder encomiendas indígenas a todos los españoles, lo que los obligó a recurrir a otras alternativas para proveerse de mano de obra. Aparecieron múltiples formas de peonaje y de trabajadores libres remunerados, que eran sujetados mediante el endeudamiento. Mientras en las haciendas laboraban peones, jornaleros y capataces, en las minas ofrecían sus servicios obreros libres. En las ciudades, por su parte, se constituyó una mano de obra libre calificada, compuesta por plateros, carpinteros, carreteros y gremios de artesanos en general.

AGRICULTURA Y GANADERIA


En las primeras etapas de la vida colonial los conquistadores españoles menospreciaron la agricultura, volcándose principalmente hacia las actividades mineras. Sin embargo, los centros mineros no podían subsistir sin agricultura y ganadería, pues debían resolver los problemas de alimentación, fuerza animal y transporte. Así, en torno a las explotaciones mineras tempranamente se establecieron haciendas y estancias, cuya producción de trigo, carne de cerdo y res, mulas, maíz, cueros y sebo se dirigió a satisfacer las necesidades de la población minera. América aportó al mundo numerosas especies vegetales domesticadas, que constituyeron el 17% de los cultivos que se consumían entonces en todo el orbe. Los europeos, por su parte, introdujeron los cultivos de cereales y leguminosas europeos, diversas hortalizas, la vid, el olivo, la caña de azúcar y algunas especias, muchas de ellas de origen asiático. Asimismo, los animales que acompañaron a los conquistadores españoles se reprodujeron y dispersaron rápidamente, al no tener competidores, por todo el territorio americano. A lo largo de los siglos XVII y XVIII, la agricultura se transformó en la actividad económica más importante en América, que se debió principalmente al crecimiento de la población, con el consiguiente aumento de la demanda de alimentos; a lavalorización social que otorgaba la posesión de la tierra; y al establecimiento de numerosas haciendas y estancias en territorios que antes no se destacaban por su productividad.

Caballos, cerdos, vacas, ovejas y aves de corral comenzaron a pulular en todo asentamiento humano, incluso indígena; acarreando, en muchas ocasiones, afectaciones en los cultivos indígenas y en el medio ambiente americano. Los factores climáticos y geográficos determinaron el desarrollo de ciertas zonas que se especializaron en el cultivo de algunas plantas o en la crianza de ganado mayor. De esta manera, en las Antillas sobresalían las plantaciones de la caña de azúcar y la ganadería. Nueva España y Centroamérica se destacaron por el tabaco, cacao, trigo, seda, azúcar, algodón, añil y la grana o cochinilla. En el norte de México prosperó la ganadería extensa, al igual que en Venezuela.

LA MINERÍA

Por un espejismo que padeció Europa durante mucho tiempo, los metales preciosos fueron considerados como raíces fundamentales de la riqueza. Si no los hubiese poseído en abundancia, el descubrimiento del Nuevo Mundo no hubiera entusiasmado tanto a los pueblos del Viejo Continente. Tras los metales preciosos vinieron los españoles a México y en su obtención puso luego la Colonia sus mayores esperanzas, las cuales fueron colmadas por la extraordinaria riqueza de sus minas argentíferas. Logróse la opulencia, pero con supeditación a un manantial inestable y corruptor. Las consecuencias de ello han sido padecidas por el país durante largo tiempo.

La minería en la America española se centró en la extracción de metales preciosos, es decir, plata y, en menor medida, oro.

Los minerales de de menos impuresa (cobre, estaño, plomo, etc.) fueron explotados muy escasamente. De hecho resultaba más barato importar los metales impuros (por ejemplo el hierro), antes que producirlos en América.

Utilizando esclavos e indios de encomienda como mano de obra, explotaron los placeres auríferos conocidos por los naturales. El trabajo de estos indígenas se organizó en base a sistemas de explotación originarios de culturas precolombinas.

    - Sistema de cuatequitl (en Nueva España)

    - Sistema de mita (en Perú)

Mediante estos sistemas se obligó a las comunidades indígenas a enviar a los centros mineros un número específico de trabajadores. Cada comunidad tenía libertad para organizar la mecánica de las tandas, siempre y cuando garantizara el número fijo de trabajadores.

Luego, la minería formó un organismo muy peculiar regido por normas especiales. Su célula básica fue el Real de Minas, o sea, el centro urbano en torno al cual se congregaban varias explotaciones más o menos próximas. Agrupados o individualmente según su importancia, los Reales de Minas formaron distritos en los que había una diputación de minería, que tenía como principales cometidos la defensa de los intereses de los mineros y la aplicación de las ordenanzas propias de su industria. A fines del siglo XVIII había treinta y siete distritos mineros con otras tantas diputaciones. En 1783 fueron expedidas unas ordenanzas generales de minería, que tenían como eje normativo y orgánico tres instituciones: un tribunal, un banco de avío y un colegio, mediante las cuales se pretendía resolver los problemas más graves de la minería mexicana: el de la organización, el de la justicia, el del crédito y el de la técnica. El tribunal y el colegio de minería fueron dos instituciones modelo en su género.

No parece que hayan sido muy abundantes los frutos de esta primera cosecha, pero gracias a ella dispusieron de un medio de cambio que les permitió iniciar tratos mercantiles con la Metrópoli y adquirir ganados, semillas y aperos de labranza para el aprovechamiento de la tierra.

LAS PLANTACIONES

La plantación era un establecimiento especializado en un solo cultivo, típico de las zonas tropicales. Los productos de la plantación eran exportados para el consumo europeo. Las tareas de las plantaciones estaban a cargo de los esclavos traídos desde África, debido a que la población indígena sufrió un colapso demográfico.

La América indígena aportó al mundo numerosas especies vegetales domesticadas. Entre ellas se pueden destacar: el maíz, la papa, los frijoles, el cacao, la mandioca o yuca, el tabaco, la coca, los tomates, el maní y numerosas frutas tropicales. Los europeos, por su parte, introdujeron los cultivos de cereales, leguminosas, diversas hortalizas y algunas especias, muchas de ellas de origen asiático.

En un comienzo los conquistadores españoles menospreciaron la agricultura, volcándose principalmente hacia la minería. Sin embargo, los centros mineros no podían subsistir sin agricultura y ganadería, pues debían resolver los problemas de alimentación y transporte. A lo largo de los siglos XVII y sobre todo XVIII, la agricultura se transformó en la actividad económica más importante en América. Ello se debió principalmente al crecimiento de la población, con el consiguiente aumento de la demanda de alimentos; a la valorización social que otorgaba la posesión de la tierra; y al establecimiento de numerosas haciendas y estancias en territorios que antes no se destacaban por su productividad.

UNIDADES PRODUCTIVAS

La principal unidad productiva fue la hacienda, la cual tuvo diversas
formas durante el período colonial.

a. La estancia, núcleo original de la hacienda señorial surgió alrededor
de los asentamientos de encomenderos como formula para lograr
un mayor abastecimiento agrícola, debido a la crisis de la encomienda.
La estancia abastecía no solo los centros urbanos sino también los
distritos mineros. Sus principales productos eran trigo y cebada. Una
parte de la producción se reservaba para semillas, pago de diezmos
y consumo.

b. La hacienda o gran latifundio, constituyó una unidad económica
y social autónoma, cuyas actividades principales fueron la agricultura
y la ganadería. Generalmente autárquica, con una estructura social
propia de la cual hacían parte el patrón, los mayordomos, capataces,
peones, indios mitayos y negros esclavos. Las ventas de tierras y los
títulos de propiedad de las haciendas aparecieron por primera vez en
la Reforma Agraria de 1591.

EL SISTEMA DE FLOTAS Y GALEONES

El sistema de flotas y galeones fue una medida tomada por Felipe II de España, hijo de Carlos I, para evitar los constantes ataques a los barcos que transportaban oro y plata americana por parte de los corsarios y piratas, principalmente ingleses.

Este sistema consistía en el arribo dos veces al año de un grupo de barcos de transporte custodiados por galeones que atracaban en, principalmente, dos puertos americanos (Veracruz en Norte y Centroamérica, y Portobelo en Sudamérica), que retiraban el oro extraído en las minas americanas y entregaban los productos llevados desde España para su distribución en el continente.

Mediante el sistema de galeones y flotas, impuesto en el siglo XVI, la corona aseguró su monopolio, vigiló el tráfico transatlántico y lo protegió de los cada vez más frecuentes ataques de sus principales rivales europeos (Holanda, Inglaterra, Francia).

Dos flotas, compuestas por mercantes y galeones artillados, cruzaban anualmente el Atlántico rumbo a América en la denominada "carrera de Indias". A la llegada de esas flotas se celebraban grandes ferias en Veracruz, Cartagena de Indias y Portobelo. "De allí, -indica acertadamente Guillermo Céspedes del Castillo- las mercancías europeas en propiedad de los grandes mercaderes indianos se trasladaban a los máximos centros distribuidores: desde Veracruz a México, donde se almacenan, distribuyen y revenden a todo el virreinato del norte; Cartagena de Indias abastece a toda Nueva Granada; desde Portobelo, el cargamento de los galeones atraviesa el istmo de Panamá y en esta ciudad vuelve a embarcarse en la Armada del Sur hasta el puerto del Callao, para almacenarse y distribuirse desde Lima al resto de Sudamérica".

A pesar del beneficio que significaba la protección de los metales preciosos, este sistema generó numerosas consecuencias para América:

  • El encarecimiento de los productos en zonas distantes a los puertos donde llegaba la flota. Debido a la cantidad de intermediarios por los que pasaban, los productos en las zonas más australes del continente podían salir muchas veces más caras que en el Caribe y zonas aledañas.
  • Desabastecimiento, debido a que muchos de los productos que traían los barcos se perdían o pudrían en el trayecto.
  • Desarrollo de las manufacturas americanas. Se desarrollaron tanto para no pagar de más los productos como para no esperar a la llegada de la próxima flota.
  • Desarrollo del contrabando, principalmente en los puertos más importantes de Sudamérica, como el de Buenos Aires o el deMontevideo. Fue una respuesta considerada legítima para no pagar excesos de precios.
El método de amalgamación o "de patio" consistía en la utilización del mercurio.
Rutas cormerciales (comercio)

http://portalacademico.cch.unam.mx/materiales/prof/matdidac/sitpro/hist/mex/mex1/HMI/EconomiaSocial.pdf (mineria al igual que las dos imagenes anteriores)

Comparativo de exportaciones americanas 1503-1660 (Productos Coloniales vs. Metales Preciosos)

Video sobre la mineria durante la usurpacion:

Comment Stream