POLÍTICA EDUCATIVA

Alumna: Marillet, María Solange

Profesora: Pollier, Karina

Curso: Tercero

Año Lectivo: 2014

-Ley 1420 (Sancionada en 1884)

-Ley Federal de Educación 22.195 (Sancionada en 1993)

-Ley Nacional de Educación 26. 206 (Sancionada 2006)

LA EDUCACIÓN
EN
SUS INICIOS

En los orígenes, las sociedades no tenían una actividad especialmente destinada a la educación de sus jóvenes. Era una responsabilidad compartida y ejercida por todos los miembros de la comunidad. Pero tras una creciente complejidad de la cultura y una importante división de roles y funciones en el trabajo, fue necesaria una función específica para poder transmitir a las nuevas generaciones los saberes de la comunidad.

A partir de este hecho, cada organización social modeló un tipo de docente acorde con sus necesidades y expectativas.

Es decir, se paso de la producción artesanal donde una misma persona realizaba todas las operaciones, a una división del trabajo, en la cual cada operario realizaba una sola actuación, como por ejemplo, la de educar a los niños.

En la antigüedad Grecia el maestro fue un esclavo culto, que acompañaba a los jóvenes y los instruía.

MODELO PRECEPTORAL: Característica:

-Se utiliza cualquier lugar para instruir al discípulo. Por ejemplo: durante las tareas domésticas o luego de las comidas.

A partir de la Revolución Francesa, en 1789, el "oficio de docente" fue reconocido de manera diferente. El maestro tenía que ser capaz de formar ciudadanos libres e independientes, transmisor de ideales de identificación nacional.

A fines del Siglo XVIII, con la consolidación y desarrollo de la ciencia, el maestro se convierte en el poseedor del conocimiento y en el transmisor de la verdad científica a las generaciones jóvenes. Debía dominar los contenidos de las diferentes disciplinas y volcarlos sobre "la tabla rasa" de manera que los saberes quedaran allí grabados.

Junto a esta función, surgió la imagen del "maestro sacerdote". El docente que con abnegación, desinterés, lucha y perseverancia podía combatir la ignorancia  (causa de todo el mal) y formar al soberano.

Fue la época  en la que se concibió la educación como el motor de la movilidad social y el desarrollo económico.

MODELO JESUÍTICO:  Características:

Esta comprendido por un espacio que funciona de manera tal que promueva la competición y la emulación.

Los alumnos son ordenados en filas de igual número de aprendices, ubicados frente a frente. A estas filas se la denominan decurias y a cada niño le corresponde un rival en la fila de enfrente. Ambos se corrigen uno a otro.

También se encuentra integrada por dos monitores (uno para cada grupo), el profesor y los alumnos jurados (ubicados al rededor de la sala de estudio).

MODELO LANCASTERIANO: Características:

Este modelo permitió al profesor enseñar a gran cantidad de niños con la ayuda de los estudiantes avanzados (monitores). Las salas de estudios eran muy amplias lo que permitía agrupar hasta cien alumnos en bancos con  capacidad para diez de ellos. Estos bancos  contenían a los niños que estaban en el mismo nivel. Dicho modelo tuvo mucha repercusión por su economía y eficacia, en la segunda mitad del siglo XIX.

Esta imagen del docente como "sacerdote" formó parte de los ideales de la generación de intelectuales que constituyeron las bases de la Nación Argentina. "generación del 80"

Las aspiraciones de la“Generación de los 80”, estuvieron ligadas a la idea “progreso” en el campo social junto a la fe en los avances del capitalismo industrial, que generaron una visión optimista del futuro humano.

Esta visión, propia del positivismo requirió eliminar los obstáculos que, para los hombres del ’80, eran principalmente la tradición tanto indígena como hispánica y la falta de educación al estilo europeo. Es así como se ejecutó ante la necesidad social, la primera Ley de Educación Común, N°1420.

Los hombres de esta generación fueron los principales enfatizantes de ese sistema educativo, ya que sabían que sólo la clase letrada era la poseedora del derecho a conducir el país y la adhesión al pensamiento liberal, donde los gobiernos estaban limitados a respetar la libertad individual y “civilizar” la unidad del país.

Otro suceso fundamental de mentalidad positivista fue la práctica de un liberalismo de neto corte laicista y la promulgación separatista de la iglesia en las cuestiones referentes al Estado, al considerar su fuerte posición, como un obstáculo en el camino hacia el progreso.

En este período, la escuela denominada tradicional entendía que el eje de la acción del maestro era la transmisión de contenidos. Donde era preciso "inculcar", otorgar el saber a los alumnos, revelar la verdad científica incuestionable y universal. Más allá de la significatividad que pudieran tener los contenidos para los alumnos.

En los inicios del Siglo XX (1920), con el surgimiento de las corrientes pedagógicas de la  "nueva escuela" o "educación activa",aparece un elemento significativo en la construcción del rol docente.

El alumno deja de ser un adulto en miniatura y el maestro se desplaza de su lugar de "soberano" o "poseedor de la verdad" hacia el lugar de "guía" u "orientador" de los intereses y necesidades del niño.

El saber acabado, cerrado y de verdad absolutas, dio lugar a la experimentación, la observación, la recreación, el juego y la acción.

En la década de los 60, surgieron junto a posiciones más críticas y radicalizadas, diversas interpretaciones de la función docente y también de su imagen en la sociedad.

El maestro o el  profesor se convirtieron en los responsables del fracaso escolar y la distribución no equitativa del conocimiento.

Con  la introducción de la  tecnología en la esfera de la educación, comenzaron a adquirir importancia los expertos y especialistas en diseño de planes y programas escolares. El docente pasó a ser un administrador de experiencia de aprendizaje o un ejecutante de los planes y programas elaborados por expertos.

LEY FEDERAL
DE
EDUCACIÓN