El próximo 17 de mayo se celebra el Día Mundial del Reciclaje 2015, una fecha para recordar los beneficios ambientales que nos aporta esta práctica, fundamentales en un momento crítico del planeta, en el que es vital reducir la contaminación atmosférica y el consumo de materias primas.

Reciclar no es complicado. Solo hay que saber y recordar dónde depositar cada residuo, tanto los cotidianos (envases, papel y cartón, vidrio) como los poco ocasionales. Sólo es necesario un poco de empeño por parte de los ciudadanos, las administraciones públicas y las empresas de aseo, para que el reciclaje funcione.

Comment Stream