BOQUITAS PINTADAS

Manuel Puig.

A modo de intro...

Manuel Puig fue un escritor argentino nacido en General Villegas el 28 de diciembre de 1932 y fallecido debido a un paro cardíaco en Cuernavaca, México, el 22 de julio de 1990. En sus inicios Manuel Puig se dedico a la cinematografía, para luego dedicarse a la literatura. General Villegas fue el lugar donde se desarrollaron muchas de sus obras, fue objeto de inspiración de algunas de ellas, principalmente sus primeras, pero el nombre lo cambió a “Coronel Vallejos”.
Desde pequeño su madre lo llevaba al cine, a los tres años fue la primera vez que lo llevaron al cine, solo que no podía permanecer en el cine sin llorar debido a la oscuridad, iba alrededor de cuatro veces a la semana al cine, lo que obviamente lo influenció mucho para su futuro. Su padre consideraba que debía hacer las cosas que normalmente hace un niño a esa edad, como andar en bicicleta, no estaba conforme con sus pasatiempos. En 1946 se traslada a Buenos Aires, ya que en General Villegas no había una escuela secundaria.
Manuel Puig era una persona muy sincera, comprometida y muy crítica, donde era crítico hasta incluso con sus mejores amigos o personas más cercanas. Perteneció al movimiento literario del “Arte pop”. Entre sus obras más destacadas podemos encontrar: La Traición de Rita Hayworth (1968), The Buenos Aires Affair (1973) y Boquitas pintadas (1969). Boquitas pintadas es una obra tremendamente influenciada por el cine, recordemos que en sus inicios se orientó hacia el lado de la cinematografía, lo que se puede evidenciar claramente en su obra, podemos destacar que se incorpora también el habla coloquial en la obra y que se usan cartas como procedimiento narrativo.
La obra está compuesta por dieciséis capítulos, también llamados entregas, cada episodio está precedido por versos de canciones populares, en su mayoría tangos de Alfredo Le Pera.
Sus temas principales son: la pasión y el crimen, el amor, la hipocresía y la envidia.
La obra “Boquitas pintadas”  comienza haciendo alusión a una vieja historia amorosa entre dos de los personajes. Nené y Juan Carlos, quien ha fallecido debido al sufrir una tuberculosis.
Nené conserva cartas de su antiguo enamorado y de esta forma se va reconstruyendo esa relación amorosa acontecida en la Argentina de los años treinta.
Con el correr de las entregas puede notarse fácilmente la figura de la mujer amante, paciente y engañada, en el rostro de Nené debido a que Juan Carlos, el objeto de su deseo y su obsesión, la engañaba sin ningún tipo de problema, remordimiento o sentimiento de culpa.
A contraposición de la figura de Nené, aparece y es visible la de Juan Carlos, ya que a partir de él se puede apreciar la falta de sensibilidad que hay en su mundo (y por lo general en el mundo masculino).
Para decirlo más claro, el estereotipo masculino que encarna Juan Carlos es la contraposición de un halago a lo femenino, a la belleza, a lo honesto y a una defensa oculta a la sensibilidad femenina.
Se pone al hombre como un abusador y mentiroso.
Puig en su descripción lo coloca como machista, sexista, vulgar y mentiroso que solo busca el beneficio propio, el éxito y el poder.
Esta ideología que el autor presenta en su libro puede ser apoyada, justificada y/o avalado por el modo patriarcal de la sociedad en el momento en que se relata la obra, donde la figura masculina era considerada como un ente de poder y razón, como así también amo y señor de la casa.

Personajes principales

Nélida Enriqueta Fernández: más conocida como Nené era perteneciente a una familia humilde, no muy adinerada y de bajos recursos socioeconómicos. Era rubia, delgada y de piel muy clara. Estaba profundamente enamorada de Juan Carlos sin importar el paso del tiempo. Nené no estaba interesada en las pertenencias y riquezas de Juan Carlos, sino que lo amaba y lo deseaba por sentimiento hacia su persona, no hacia sus bienes. Estaba peleada con Celina, por un problema en el Club “Social”. Estaba empeñada en la búsqueda de la culpable de la enfermedad de Juan Carlos, sin darse cuenta que el único culpable de la enfermedad, era él mismo.
Juan Carlos Jacinto Eusebio Etchepare: perteneciente a una familia que poseía un buen pasar económico y social. Tenía el pelo castaño claro y ojos marrones. Era muy mujeriego, le gustaba el juego, el alcohol, y era malo para los negocios. No se enamoraba de las mujeres, sólo las seducía y jugaba con ellas hasta obtener lo que quería, y luego las dejaba. Salía con muchas mujeres a la vez, pero las hacía sentir únicas. Mientras estaba con Nené, también salía con Mabel. Le gustaba degradar a las mujeres. Padecía una tuberculosis que le producía severos ataques de tos con sangre, lo cual termino siendo la causa de su muerte.
María Mabel Sáenz: Mabel, perteneciente a una familia adinerada de Coronel Vallejos. Era morocha, atractiva y poseía muy buenos modales ya que era maestra de grado. Salió un tiempo con Juan Carlos, pero se distanciaron cuando su padre la obligó por la enfermedad del muchacho.
Francisco Catalino Páez: más conocido como Pancho, su vida estaba envuelta por bajos recursos económicos ya que pertenecía a la clase baja, vivía en un rancho, era un mestizo: pelo oscuro y rizado, musculoso, ojos oscuros. Primero pertenecía a la construcción, pero después estudió para suboficial en la Policía. Tenía un hijo (no reconocido ante las autoridades) con la Rabadilla.
Antonia Josefa Ramírez: Rabadilla, también llamada Raba. Es sirvienta de diferentes familias adineradas de Vallejos. Era compañera en la escuela de Nené, Mabel y Celina. Tiene un hijo con Pancho, al que asesina al descubrir que se encontraba con Mabel.
Celina: hermana biológica de Juan Carlos. Le tenía odio a Nené, y la culpaba de la enfermedad de su hermano. Quería que Juan Carlos saliera con Mabel, ya que era una persona con mucho dinero y ascenderían en la sociedad. Es una persona muy mentirosa y con mucha maldad.
La viuda: Elsa Di Carlo. Era viuda y tenía una hija. Se decía que Juan Carlos la iba a visitar a menudo.
Dr. Aschero: Para él trabajo Nené como enfermera. A pesar de estar casado y tener dos hijos, se aprovechaba de ella.

Comentario: Boquitas pintadas es la segunda novela del escritor argentino Manuel Puig, artista ubicado en el movimiento pop quien vivió buena parte de su vida en el extranjero (Nueva York, Brasil, México), ganó muchos premios y vio sus obras adaptadas al cine y al teatro.
A través de esta original novela, el lector obtiene un cuadro de la vida en un pueblo de provincia en los años ’30. La mediocridad, el deseo de fama y fortuna, la envidia, las apariencias y sobre todo, las preocupaciones por sobre los juicios ajenos impregnan la vida de los personajes, sobre todo de las muchachas: Nené, Mabel, la pobre sirvienta Raba. Amores cruzados, seducción, engaños e intrigas entremezclan a ellas con los dos muchachos: el niño bien, Juan Carlos, y el obrero, Pancho.
Elementos propios del folletín y de la radionovela de la época surgen constantemente de las páginas de Boquitas pintadas: las relaciones sexuales clandestinas, los embarazos no deseados, la infidelidad, la enfermedad y la muerte, los matrimonios infelices, los bailes, los vestidos. También el crimen pasional tiene su lugar en la trama.
Si bien el argumento del libro no es particularmente original, sí lo es la manera en la que está construido: el libro funciona como un collage de imágenes, cartas, tarjetas postales, descripciones, diálogos. La acción alterna entre el pasado y el presente, entremezclándose el aquí y el allá. Puig va intercalando datos como sin darse cuenta, y de esta manera el lector siente que es él mismo quien reconstruye la historia completa.

Relación con el Pop Art

Boquitas Pintadas fue escrita en el año 1969, partiendo de la premisa de que esta obra rompe con la tradición de la literatura clásica en Argentina. Época de revoluciones estudiantiles e historia mundial que estuvo sellada por dos hechos muy importantes: El Mayo Francés y la Primavera dePraga.

Aparece el Pop Art que es una representación de la sociedad de consumo vuelto arte, fue un importante un movimiento artístico del siglo XX que se centra por imágenes de cultura popular tomados de los medios de comunicación. El pop art es figurativo, realista, y los motivos son no tradicionales. Tiene como bases a las ciudades de Nueva York y Londres. En los años '70 aparecieron los cuadros de taller y las esculturas. El arte se manifiesta en la naturaleza, la ciudad, el cuerpo humano, el mundo cotidiano. El Pop Art también se traslada a la literatura, rompe con los estereotipos y las reglas establecidas. Este movimiento trabaja con la técnica del "Collage", arte que adopta Puig para su obra. También Puig se apropia de los códigos formales del comic para diseñar los perfiles de sus personajes de la publicidad descriptiva y apelativa, y de los códigos cinematográficos, para armar la estructura narrativa.
La relación con el pop Art es que siempre hay una mezcla de pastiche, collage para resolver un enfrentamiento que signa la cultura moderna. Una selección de objetos que lleva a convertir el estereotipo en objeto único (del clisé al ícono, de lo común a lo extraordinario) Puig resalta la clase de arte, y de este modo pone límites entre lo estético y lo no estético.
El pop art, el camp y el kitsch son cambios violentos, transgresiones, originalidad, consumo, represión, masificación y lo aplica metamorfoseado en el contexto de un pueblo de la década del treinta produciendo así un extrañamiento fascinante que cautiva a los lectores.

Boquitas pintadas de rojo carmesí” y “Boquitas azules, violáceas, negras”

Creemos que la transición del rojo carmesí al azul sugiere el paso del tiempo, y muestra, como se “oscurecen” o alejan cada vez más los sueños de las mujeres de la novela. La primer parte de la novela Boquitas pintadas de rojo carmesí, es la felicidad, los momentos de amor entre Nené y Juan Carlos, los encuentros románticos, etc. Y la segunda, Boquitas azules, violáceas, negras sigue la línea del tango, que se podría definir como nostálgico, en algunas ocaciones oscuro, tenue, etc.
Por Ejemplo: El caso de Nené, que está en Bs. As. ya casada, y cada vez más lejos de Juan Carlos. Otro caso, es el de Raba, que tras la muerte de Pancho queda sin validez su sueño de una familia junto a él y el hijo en común.
También creemos que la obra "llega al color violáceo" con la muerte de Juan Carlos, y al "negro" con la muerte de Nené, que trae aparejada el fin de su historia de amor.

Opinión personal

Concluimos diciendo que la obra nos pareció más que interesante debido a que cuenta una historia de amor, pasión y engaños (y a pesar de que no es un tema que nos agrade demasiado) el modo en que se lleva a cabo la novela lo hace mucho mas dinámico, entretenido y atractivo.
A lo largo de ella se puede apreciar las diferencias de estatus social que se establecen entre los distintos personajes de la obra. Esto marca una línea de quiebre entre la sociedad argentina de ese momento separando a la clase social alta de la media-baja.
Como así también queda en evidencia como era vista y considerada la figura del hombre en ese entonces.
Manuel Puig es algo duro en como habla del género masculino ya que lo pone como una figura de maldad, mentirosa, arrogante, infiel, maltratador y abusador.
A pesar de ello, hemos averiguado en distintos sitios web donde se trata acerca de obras literarias y hemos visto como muchos lectores avalan esa figura masculina ya que en aquel entonces el hombre era considerado el sexo fuerte, la figura de poder y patriarca.
Cosa muy mal vista por el género femenino ya que como todos sabemos desde hace mucho tiempo atrás han luchado por la igualdad de derechos y condiciones y lo han logrado con éxito, y es por eso que les duele y lastima el hecho de que se siga viendo a la mujer como el sexo débil.
En fin, la historia nos pareció completamente original, ademas, esta nueva forma de narrar que inventa el autor te permite mantenerte expectante capitulo a capitulo, combinación perfecta para  no parar de leer.

INTEGRANTES:

Franco Torresi
Federico Jaureguizahar