Los Malditos Hombres

De verdad, no sé porque me molesto tanto; siempre me pasa mismo. Empiezo a salir con unos de los hombres del pueblo, nos conocemos, jugamos un pocito y ya a la semana se cree que es mi dueño. Yo no estoy para hombres que se creen tan galán. ¡Que hasta se ponen celoso de mi querido perro! Escuchen hombres: el mundo no es suyo. ¿Cuándo lo van a comprender? Estoy cansada de explicarles que no quiero relaciones serias, especialmente con alguien que no me respete o me trata como su igual o hasta mejor. Yo quiero un hombre que me trate como la reina que soy. Allá con la monarquía, jaja! Mientras tanto, seguiré jugado los galantes solo porque se lo merecen.

Comment Stream