CIERRA TUS OJOS: MEDITA

¡Meditemos diariamente para encontrar nuestra misión!

Aparta cada día un tiempo para estar con tu Señor. Cada minuto que pases con él valdrá más que todas las horas que estés lejos de él.

Es necesario alejarse de las interminables presiones de la vida y pasar un tiempo con él, sin distracciones.

Dios nos ha dado la oportunidad de tener momentos personales con él. Al permitirnos nosotros mismos tan solo el tiempo para estar con el Señor, quedamos alimentados, refrescados y renovados.

Comment Stream