¿trabajas sin objetivos?

www.abcventas.com

Te voy a dar unas pistas para que te centres, sepas lo que haces y "para qué" en cada momento.

Supongo que tú, como yo, trabajas día a día para conseguir algo, tienes una idea en mente para crear un negocio, estás ya desarrollando tu proyecto, tu pequeña empresa (o grande). Sin embargo, sin darte cuenta, quizás estás dando palos de ciego. Sabes lo que quieres, te esfuerzas mucho pero tienes la sensación de no avanzar o de hacerlo muy despacio. A veces ni siquiera sabes por qué estás haciendo determinada tarea.

Empieza por identificar tu papel en un proyecto. ¿Quién eres?, ¿cuál es tu función?, ¿cuál es tu cargo?...¿qué se espera que hagas?. Sé, que sobre todo al principio, tendrás más de un papel, y más de dos...es posible que tengas que ser un hombre/mujer orquesta. No pasa nada, anota todos ellos, en negro sobre blanco.


Y ahora que conoces todos tus papeles, anota las metas a largo plazo que deseas cubrir con cada uno.


Por ejemplo, una de tus funciones será la de "jefe de recursos humanos" y por ejemplo un objetivo a largo plazo será la formación de un equipo de trabajo competente, unido, dinámico...etc.


Utiliza, a la hora de marcar estos objetivos, tu intuición, tus valores. No copies lo que hagan otros, inspírate si quieres (ya lo decíamos en una entrada anterior), pero haz caso a tu talento, por algo es tu idea, tu negocio, tu proyecto...tu futuro.


Si te sirve de ayuda, un buen objetivo ha de orientarse al resultado más que a la actividad, más al sitio al que quieres llegar y no tanto dónde te encuentras ahora o por dónde tienes que ir. Pero, el resultado nos debe dar la información necesaria para saber como llegar a él y también en qué punto nos encontramos.


Al establecer un objetivo a largo plazo, sin querer casi, estás estableciendo otros objetivos a medio y corto plazo, estarás "marcando" el camino mediante la situación de pequeños hitos que tendrás que ir superando. Esos objetivos "secundarios", determinarán tu agenda y actividades diarias. Pero ojo, no puedes desviarte de tu fin último, en el momento que te apartes estarás cayendo en trabajos infructuosos.


Al centrarte en un objetivo a largo plazo, centras también tu fuerza en él, y de forma mágica darás sentido a tu quehacer diario. Controlarás lo que haces y provocarás resultados, verás frutos y te dará más energía para continuar. Tú estarás al mando y no te dejarás llevar, arrastrar, por los acontecimientos.

Así conseguirás que tu trabajo como "director", como "diseñador" o como "vendedor" sean efectivos, no se mezclen y que alcances en cada uno "su" objetivo.

Este artículo está basado en notas que fui extrayendo durante mi lectura del libro "Los siete hábitos de las personas altamente efectivas" (Stephen Covey) y puede haber comentarios o conclusiones diferentes al mismo. De nuevo, recomiendo su lectura.

Si quieres compartir en twitter lo que acabas de leer: twitter

Post publicado también en scriptogr.am