Las huellas de una Dictadura Militar

Historia
Profesor: Abrate, Jorge.
Autoras: Adrover, Lucia.
Sierra, Milagros.

SITUACIÓN DE LA ARGENTINA ANTES DEL GOLPE MILITAR DE 1976

El 12 de octubre de 1973, Perón asumió a su tercera presidencia, e impulsó una serie de medidas con respecto al movimiento obrero que tenían un doble propósito: por un lado pretendía evitar posibles conflictos laborales y, por otro, buscaba reinstaurar el poder de la conducción sindical tradicional.

En noviembre de 1973, se sancionó una modificación a la Ley de Asociaciones Profesionales según la cual se reforzaba el poder de la burocracia sindical en contra de las dirigencias combativas y se acentuaba la centralización de la estructura gremial. A ello, se sumó una reforma del Código Penal por la que se reprimía con años de prisión la ocupación de establecimientos fabriles.

Perón continuo con las medidas que buscaban restarle poder a la tendencia revolucionaria, los diputados ligados a esta corriente fueron obligados a renunciar; además, en abril de 1974 López Rega fue designado comisario general de la Policía Federal, quien profundizó la represión implementando una política de persecución que implicó desde la censura de los medios de comunicación hasta la creación de la Triple A (Alianza Anticomunista Argentina), organismo parapolicial asociación de extrema derecha encargado de amenazar, secuestrar, torturar y asesinar a militantes guerrilleros.

Con la muerte de Perón (1º de julio de 1974), la política represiva se profundizaría aún más. El frente peronista se debilitó y la actividad guerrillera se consolidó y agrandó. Apoyándose en los sectores sindicales burocráticos y en López Rega, María Estela Martínez de Perón fortaleció a la derecha peronista y la Triple A ganó cada vez más poder. Junto con esto, las organizaciones guerrilleras retomaron la lucha armada. La presidenta convoco al ejército, para que llevara a cabo el “Operativo Independencia”, que posibilitó la represión clandestina de esta organización guerrillera. El gobierno constitucional había perdido el control de las variables claves del manejo económico.

Jaqueada políticamente y frente a una profunda crisis social y económica, Isabel decidió adelantar las elecciones presidenciales. Las fuerzas armadas, con la excusa de restaurar el orden, la derrocaron el 24 de marzo de 1976, instaurando la dictadura mas cruente de nuestra historia.

EL ANTES Y EL DESPUÉS..

Se puede establecer que muchas de las consecuencias que produjo el golpe de estado en 1976, se ven reflejadas en la sociedad argentina actual, es decir, tuvo un fuerte impacto en la memoria de cada uno de los presentes en el acontecimiento, afectando la vida cotidiana de muchas mujeres y hombres al realizarles crímenes terroríficos. A raíz de lo sucedido, surgieron una gran cantidad de documentos, libros y testimonios que lo evidencian.

El golpe militar del ’76 fue así la condición necesaria en nuestro país, para iniciar un proceso de larga duración que, junto con lo que sucedía en otras partes del mundo, sentó las bases para la notoria modificación de la estructura económica y social que hoy padecemos en toda su dimensión. Pero no fueron solo modificaciones en las bases de la sociedad y su estructura. Sino también en la ideología de la misma. Se trataba de la política. Más aún cuando nuestra sociedad mostraba una conformación estructural más compleja que la de los modelos referenciales de entonces.

En ese momento, el mercado pasó a ser el factor principal, el dinero puesto como la medida de valor de todos los valores, y la riqueza como representación del éxito.

“Nuestra generación tuvo que pagar para saber, pues la única imagen que va a dejar es la de una generación vencida. Este será su legado a los que vendrán”.

En 1976 el golpe de estado en Argentina instaura un nuevo modelo económico. Esta es una época caracterizada por la violencia política y además estalla una crisis petrolera internacional que afecta a la economía mundial. El Estado recurre cada vez más al endeudamiento externo para financiarse, esto provoca una decadencia de la industria y una baja del poder adquisitivo de los salarios.

Durante la dictadura, los trabajadores y sus organizaciones fueron blanco del accionar represivo. La Dictadura se propuso instrumentar allí una profunda transformación. El 24 de marzo, la Junta Militar y sus aliados civiles tomaron ciertas medidas: desde el plano legal, la nueva legislación laboral apuntó a complementar la estrategia de atomización y debilitamiento de los trabajadores organizados, instrumentando diferentes normativas, entre ellas: las leyes que regularon las relaciones laborales, suspensión por tiempo indeterminado de las negociaciones de las comisiones paritarias, suspensión del derecho de huelga y de toda medida o acción directa, se decretó la prescindibilidad de los empleados públicos, se suspendió la vigencia del estatuto docente y se modificó la ley de contrato de trabajo, se prohibieron las elecciones sindicales, las asambleas y toda actividad de tipo gremial. Y durante la presidencia de Menem, al establecer un modelo económico neoliberal, las bases fundamentales fueron las desregulación y la liberalización de la economía, acompañada por una amplia apertura comercial y financiera, la reestructuración del Estado y la reforma laboral, centrada en la flexibilización de las condiciones y relaciones de trabajo, eliminando normativas que protegían a los trabajadores.

En la actualidad, Argentina está sometida a controles de todo tipo, de cambios, exportaciones, importaciones, inversiones extranjeras, precios, recursos naturales, ingresos, compra de dólares, viajes al exterior, etc. que vienen de la mano de la aparición de una nueva clase privilegiada, estrechamente ligada al poder. En estos momentos, desgraciadamente, el país está atravesando un duro período: la situación se deteriora cada día que pasa y un mayor número de argentinos empiezan a sufrir la crisis económica. Se puede observar la división de la sociedad producto de las distintas ideologías políticas.

En conclusión, además de que la crisis económica se ve reflejada reiteradamente en la historia económica argentina.

¿UN GOLPE DE ESTADO EN LA ACTUALIDAD?

En la actualidad, nuestro país presenta grandes problemas políticos, económicos y sociales, esto genera una reducción del apoyo social al gobierno, lo cual lo debilita cada vez más. Si bien las condiciones del país no son las mejores, en este momento no sería posible un golpe de Estado, ya que los militares no tienen el grado de relevancia que hasta hace unos años atrás. También puede ocurrir que el conflicto se deba a que quieran usurpar un territorio y se generen guerras civiles.

En el caso de que fuera posible realizar un golpe de Estado, lo haría la mismísima presidente de nuestro país, Cristina Fernández de Kirchner, a lo que se denominaría Golpe de Estado Constitucional, que se da cuando está propiciado por quienes ya se encuentran en el poder, y solamente se produce un cambio de régimen político sin cambiar las autoridades que desde él ejercen el poder. El pretender democratizar la justicia, ya es por sí mismo un golpe de Estado. Algunos afirman que la presidente estaría sembrando un golpe de Estado para disolver el poder judicial, se apoderaría del último eslabón que les queda a los ciudadanos, esto lo hace porque cada vez hay más opositores al gobierno, entonces quiere reducir la participación de los mismos.

Las víctimas serian el pueblo argentino y los poderes que quedan sin participación en el Estado.

MEDIOS DE DISCIPLINAMIENTO SOCIAL

El puente de disciplinamiento social proveniente de la época de la dictadura militar se rompió desde 2003, cuando Néstor Kirchner llegó al gobierno. Ese puente se está rompiendo de a poco, pero todavía no ha sido totalmente desmantelado, se está desarmando sin pausa pero con mucho esfuerzo. La consolidación de ciertos logros reflejan el trabajo de reparación de aquel terrible disciplinamiento social: renovada inclusión social, mayor justicia social, más trabajo decente, más trabajo registrado, combate a formas esclavizantes de trabajo, paritarias, recuperación de la seguridad social, entre otros logros.Pero todavía siguen existiendo algunos medios de "disciplinamiento social" ya que desgraciadamente se da de manera involuntaria en las sociedades de un país. Se relaciona mucho con la educación de las mismas, se debe educar para que exista crítica, debate, y conocimiento de la importancia del voto democrático, cuando más ignorantes son los habitantes, más fácil se logra disciplinarlos. No se manifiesta la participación de los mismos, la transformación social y cultural se da a través de la importancia de la democratización y participación en todos los establecimientos. Para que no se logre un disciplinamiento social es relevante que la educación consciente no salga de las instituciones educativas públicas sino que se convierta culturalmente y no sea una reproducción de lo que proyecta el Estado.

AUTORITARISMO

Por autoritarismo se entiende, en general, una autoridad opresiva que aplasta la libertad e impide la crítica. Y no sólo se dirige al ámbito político, sino a donde exista una relación entre un grupo y una persona que cumpla el rol de líder. La escuela, al igual que muchas otras instituciones de nuestra sociedad, ha tenido y tiene un rasgo autoritario; que suele expresarse, por lo general, en la relación profesor-alumno, o directivos-alumno. El profesor o directivos de un centro educativo evidencia un carácter autoritario frente al alumno. A veces, el profesor encuentra en el aula un lugar donde ser escuchado, obedecido, respetado, admirado, e incluso temido. Olvida que el centro de atención en el proceso de enseñanza no es él, sino el alumno. En esta situación es fácil caer en la tentación del autoritarismo. El profesor impone su voluntad y su punto de vista sin admitir contradicción alguna. El conformismo a los valores dominantes lleva a la aparición de personalidades mediocres. Pero tampoco es tan fácil conseguir la eficacia que busca la mentalidad autoritarista, ya que en primer lugar, las personas solemos revelarnos ante el autoritarismo. Este ambiente suele producir un claro enfrentamiento entre padres e hijos, parejas, profesores y alumnos, jefes y empleados, etc., y promueve la indisciplina. En definitiva, la autoridad personal, basada en la confianza y el respeto es necesaria, mientras que el autoritarismo, basado en el abuso de poder, es muy desacertado.

LA HISTORIA OFICIAL

La historia oficial (1985), muestra un tema del que entonces se sabía muy poco, que era el de las apropiaciones de hijos de desaparecidos. También la película hace hincapié en lo que sucedía en la sociedad en ese momento, donde el derecho a la identidad era denegado a los niños. Aquí se desarrolla la historia de la búsqueda de identidad de Gabi, una niña adoptada por una pareja, durante la dictadura militar.Los padres, Alicia (maestra de historia en un colegio) y su esposo, Roberto (trabaja para el gobierno) quien engaña a su esposa y trae a la bebé a la casa sin especificar cuál es su verdadera identidad. Alicia en sus clases de historia tiene confrontaciones con sus estudiantes por tratar de argumentar lo que no se encuentra publicado en libros o publicaciones no oficiales. Esta escena, con sus alumnos desata la curiosidad por saber de dónde proviene verdaderamente su hija. Es aquí donde comienza un doloroso camino hacia la verdad. Roberto se niega a revelar el origen de su hija y Alicia comienza a investigar. Un día, consigue hablar con la abuela de la niña, así, Alicia conoce a las Abuelas de la Plaza de Mayo, la historia de una amiga que fue torturada y que ha regresado del exilio, y a alumnos que se niegan a creer lo que algunos profesores les enseñan.

CONCEPTOS REFLEJADOS EN LA PELICULA: "LA HISTORIA OFICIAL"

Los conceptos de cada video estan desarrollados en la descripción debajo del mismo, cuando se ingresa al link de YouTube.

Comment Stream