Destino Picos de Europa

Turismo y mundo subterraneo

La comarca de Picos de Europa y sus recursos



Una nueva forma de hacer turismo. Un recorrido por cuevas y minas de la Comarca de Picos de Europa
La comarca de Picos de Europa. Una particular región situada en el centro de la cornisa cantábrica y extremo oriental del Principado de Asturias (norte de España).

Una región formada hace más de 360 millones de años a causa de fuertes movimientos en la corteza terrestre que hicieron emerger del fondo del océano un potente macizo calcáreo. Desde entonces, el hielo, el agua, ríos y glaciares han ido modelando esa masa caliza hasta darle la actual forma. Desde una altura de 2700 se domina el mar cantábrico a escasos kilómetros. Una costa tachonada de pequeñas calas. Es en este espacio medioambientalmente tan peculiar es donde empieza nuestra historia.

Las presiones dentro de la corteza terrestre están en el origen de abundantes formaciones mineralógicas (cobre, hierro, zinc, plomo, ...) que fueron explotadas por el hombre durante siglos. Al igual que el agua formó y disolvió la caliza hasta configurar inmensas cavidades carsticas, algunas de ellas de más de mil metros de desnivel.

Minas y cuevas son dos de los grandes recursos naturales e históricos de esta región. Ambos utilizados por el hombre - de diferentes maneras- desde la prehistoria.


Lago glaciar de La Ercina

Los Picos de Europa. Su geomorfología, paisaje e historia.

La geomorfología de los Picos de Europa, está marcada por su litología. Por esa imponente masa caliza que fue modelada por el hielo y el agua durante millones de años. Cuevas, dolinas, simas, valles glaciares, vegas, lagos, ríos y torrentes, ... son parte de un fantástico paisaje entre el mar y las más altas cotas alpinas. Un paisaje original y único que ha atraido a miles de viajeros durante años.

Sobre ese espacio se ha generado una compleja, única y amplia biodiversidad. Flora y fauna endémica.  Sin ir más lejos de las 90 especies de mamíferos que existen actualmente en España, sesenta habitan en este lugar (lobos, rebecos, ciervos, osos, corzos, jabalíes, hurones, garduñas, martas, ginetas, gatos monteses, desmanes, ardillas, musarañas, liebres, ...). Distintos biotopos donde se alterna bosque atlántico con flora mediterranea y alpina. Riscos, río y bosques donde anidan distintos tipos de aves como el aguila real, aguila perdicera, aguila culebrera, aguila calzada, buitre, quebrantahuesos, alimoche, azor, halcón peregrino, buho real, lechuza, perdiz roja, perdiz pardilla, codorniz, urogallo, pito real, pito negro, pico picapinos, torcecuello chova, treparriscos, gorrión alpino, roquero rojo, arrendajo, agateador, carboneros, herrerillos, mitos, pinzones, currucas, zorzales, mirlos, mirlo acuático, martín pescador, lavanderas, garza real  focha común, el ánade real, cerceta común, arceas y agachadizas, ...

La vegetación, como se indicaba, es propia del extremo de la región euroasiática entrecruzandose especies de clima atlántico, alpino y mediterráneo. La latitud y la altitud propician esa variedad, así encontramos  casi todos los pisos de vegetación: colino, montano, subalpino y alpino.

El piso colino se encuentra entre la cota del nivel del mar y los 600 m. de altitud. En esta franja encontramos bosques mixtos caducifolios de la llamada selva atlántica, cuyas especies principales son el roble (Quercus robur) y el fresno (Fraxinus excelsior), acompañadas por otras como el arce (Acer psedoplatanus), el tilo (Tilia cordata), el castaño (Castanea Sativa), el cerezo (Prunus avium), el avellano, (Corylus avellana), el olmo de montaña (Ulmus glabra)... Estos bosques ocupan zonas antrópicas de valles y laderas, alternando con prados de siega y cultivos, consecuencia de la actividad humana y explotación forestal y agroganadera.

En las grietas y rellanos de los roquedos calizos se desarrollan encinares de Quercus ilex subs. ilex, acompañados por especies como el laurel (Laurus nobilis), la cornicabra (Pistacia terebinthus), el alcornoque o el madroño (Arbustus unedo). Especies propias de ambiente mediterraneo.

El denominado piso montano, que se encuentra etre los 600 y 1600 m., es de dominio inicial del roble albar (Quercus petraea), en bosques con presencia de avellano (Corylus avellana), abedul (Betula alba), sebal (Sorbus aucuparia) y mostajo (Sorbus aria), particularmente en los claros y que, conforme se sube en altura, es substituido por el haya (Fagus sylvatica), que forma extensos bosques con escaso sotobosque, de diferente composición según se trate de suelos silíceos o calizos. En altura, el abedul forma abedulares poco densos tomando sustituyendo al haya por su mejor acondicionamiento al frío..

En algunas laderas protegidas y sobre substrato silíceo, encontramos pequeños bosques de roble melojo o rebollo. (Quercus pyrenaica), mientras que el las laderas calcáreas de orientación sur se desarrollan manchas de quejigo (Quercus faginea) con alguna encina (Quercus ilex), que, en suelos más profundos, dan paso a bosques mixtos de avellano (Corylus avellana)m fresno (Fraxinus excelsior), nogal (Juglans regia), tilo (Tilia cordata), cornejo (Corn us sanguinea) y majuelo (Crateaegus monogyna). Aún siendo el hayedo el bosque mas abundante, en muchos lugares ha sido transformado en pastizales de prados de siega o en pastos de diente, éstos últimos en competencia con los piornales, brezales y tojales que forman la orla del hayedo.   

Según vamos ascendiendo disminuye el número de especies y los robles, poco a poco, van dando paso a las hayas. Al principio con presencia de otras especies como tejos, acebos, serbales, abedules y espinos.  Esta variedad de biomasas alberga infinidad de flores y pequeñas plantas muchas de ella endémicas y de gran rareza.

La actuación histórica del hombre también ha ayudado a modelar este paisaje. El aprovechamiento del espacio desde el paleolítico ha ido configurandolo. Cuevas, minas, praderías, vegas altas, actividad de pastoreo y agrícola en los valles,... Ese trasiego del valle a las vegas altas ha sido consustancial a la esencia de la comarca. Al igual que su intensa explotación costera.

Esa acción humana, esa intensidad del poblamiento nos han dejado importantes vestigios. Cuevas con restos paleolíticos, pinturas rupestres, minas de la edad del bronce, época prerromana y romana, los inicios del Reino de Asturias, ...

Se condensan una multitud de recursos únicos y auténticos en unos pocos de cientos de kilómetros cuadrados.

El Parque Nacional de Picos de Europa

El centro de la comarca y tal vez su máximo referente, sea el Parque Nacional de Picos de Europa. Su origen y fundación se deben a Pedro Pidal y Bernaldo de Quirós, marqués de Villaviciosa de Asturias. Este alpinista y naturalista  fue el impulsor en 1916 del origen del parque. Pedro Pidal fue un personaje adelantado a su tiempo, entendió que paisajes como los Picos de Europa deberían ser preservados para generaciones futuras. Para su protección aplicó un modelo nuevo en España, un concepto desarrollado unos cincuenta años antes en un territorio virgen de los Estados Unidos de América del Norte, el Parque Nacional de Yellowstone. Partiendo de esta nueva concepción de entender nuestra relación con la naturaleza, consiguió en 1916 la Ley que permitía la creación de los Parques Nacionales. En 1918, coincidiendo con la celebración del XII centenario de la batalla de Covadonga, fue creado el primer Parque Nacional de España: El Parque Nacional de la Montaña de Covadonga.  

El primer espacio se ha ido ampliando sucesivamente hasta formar el Parque Nacional de Picos de Europa con más de 65.000 ha. Parque Nacional de la Montaña de Covadonga y el Parque Nacional de los Picos de Europa cambian muchos aspectos. El nuevo Parque abarca un territorio repartido entre un mayor numero de municipios: Amieva, Cabrales, Cangas de Onís, Onís y Peñamellera Baja, en la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias; Camaleño, Cillórigo de Liébana y Tresviso en Cantabria; finalmente los municipios de Sajambre y Valdeón, pertenecientes a la Comunidad Autónoma de Castilla y León, situados en la provincia de León.  



Minas y Cuevas. Recorriendo la comarca.

Sin ser exhaustivo dada su ingente número nos remitiremos a algunos ejemplo de gran interés por su naturaleza, espectacularidad, acceso, rasgos, restos paleontológicos,...

Desde Destino Picos de Europa se han ido creando una serie de rutas y actividades que permiten al visitante recorrer la comarca disfrutando, compartiendo y aprendiendo. Rutas que permiten al viajero adentrarse en la geología, naturaleza historia y etnografía del lugar, siendo las cuevas el hilo de conexión.

Cuevas y minas aprovechadas por el hombre desde hace miles de años para diferentes usos. Destino Picos de Europa ha partido de un riguroso estudio del medio, de los recursos y bajo un concepto de turismo cívico y sostenible ha trabajado el acercamiento del visitante al medio. Se han identificado vestigios, zonas, espacios para diseñar rutas y actividades, vivencias y experiencias de aprendizaje que ayuden a valorar, defender y disfrutar la región y sus recursos naturales e históricos. Una investigación que ha servido para generar conocimiento científico y contenidos para las diferentes actividades diseñadas. Contenidos expuestos en los centros museísticos usados como puntos de partida para adentrarse en la comarca (Centro de la Fauna Glacial de Avín en Benia y Centro del Quesu Gamoneu y Vida de los Pastores en Demués de Benia).

La Cuevona de Avín y el Centro de Interpretación de la Fauna Glacial.

La Cuevona de Avín es una amplia cavidad cárstica en el pueblo de Avín. Fue reutilizada para albergar parte del Museo de la Fauna Glacial. La espectacularidad del espacio y su amplitud potencia la visita y muestra de representaciones a escala natural de varios especímenes de la fauna extinta de hace 40000 años y que pobló la comarca: mamuts, rinocerontes, megaloceros, panteras y neardentales. El recorrido explicativo e introductivo sobre aquel mundo extinto acaba en el centro donde se puede ver la reproducción del fósil de rinoceronte (Coleodonta) de la Cueva de La Peruyal, restos fósiles cuaternarios hallados en otras cuevas de la zona, minerales, paneles que muestran como era la vida de los neardentales y otros vestigios que contextualizan el recorrido.  

El centro es usado, durante el año, para otras activdades culturales como conciertos, exposiciones de arte, presentaciones y conferencias.

El Pozu de la Peruyal

Esta cueva fue explorada por primera vez en los años 70. Su descubrimiento trajo consigo otro aún más interesante: el fósil de un rinoceronte de la especie Coleodonta. Al principio se confundió con los restos de un oso cavernario pero hace unos ocho años la paleontóloga Ana Pinto pudo ientificarlo como una especie de rino desaparecido hace 40000 años. Esta investigación junto con la excavación de la Cueva de Ju l'Llobu y la Cueva de Sopeña evidenciaron una ocupación neardental en la zona junto con importantes restos faunísticos como panteras, hienas, bisontes, cérvidos, etc. Restos algunos de los cuales se exponen en el Centro de la Fauna Glacial.

La cueva de La Peruyal se sitúa sobre el pueblo de Benia y su acceso ha sido mejorado últimamente. Se accede por una escalera que desciende por la antigua sima de entrada y desde ahí se recorren varias salas y galerías hasta llegar al punto donde se encuentra el fósil del rinoceronte. Su espectacularidad junto a su variada geología y fauna hacen del recorrido una intensa vivencia. Las explicaciones divulgativas y científicas enriquecen la visita y la intensifican.

El grado de dificultad es medio ya que se ha preservado, salvo la entrada, el medio natural asegurando pasos y zonas. Las visitas son concertadas y hay un estricto cupo para preservar la ecología de la cueva.

   

Otra cuevas de la zona como La Cañada, Alda, Pruneda... son grutas que se visitan desde el Centro de la Fauna Glacial.  Otras visitas se realizan vinculadas al Centro del Quesu Gamoneu (Cueva Escura o Belbín) al ser lugares vinculados con la actividad de elaboración del queso y la vida tradicional de los pastores de Picos de Europa

CUEVA DE PRUNEDA

LA MINA DEL MILAGRO

La riqueza mineral de Picos de Europa ofreció durante siglos al hombre la posibilidad de explotar estos valiosos recursos. La Mina del Milagro en Onís es un buen ejemplo. Sus mineralizaciones de cobre comenzaron a ser extraidas hace 4000 años por mineros de la Edad del Bronce. Durante más de 2000 años se extrajo mineral por aquellos pobladores prehistóricos. Marcaron el inicio de la actividad minera en Asturias y Europa. De aquel lejano periodo se han s¡conservado algunos restos y evidencias. Utillaje, restos humanos, galerás,... Aquellos mineros de hace siglos extraían el mineral usando picos y cuñas de hasta de ciervo y mazos de piedra. Hordaban galerías empleando técnicas de caldas por calentamiento de la roca por fuego para enfriarla con agua haciendola estallar.  Elaborarían su herramientas de bronce a pie de mina y finalmente enterrarían a sus muertos en galerías abandonadas.


La mina tuvo algunas ocupaciones esporádicas en la Edad Media. De su interior proceden algunos jarrillos litúrgicos cristianos. Posiblmente la zona fue ocupada como eremitorio.  

La mayor actividad extractiva comienza hacia 1850, moemnto que la familia Noriega y Fanjul reabren pozos y galerías en busca de cobre. Este mineral será exportado a Gran Bretaña durante todo el siglo XIX. De esta época datan la mayor parte de los laboreos así como los restos de talleres y otras infraestructuras mineras. El Milagro se cerró a mediados del siglo XX.

LA MINAS DE BUJERRERA

Situadas en el interior del Parque Nacional se accede a ellas desde el aparcamiento del Centro de Recepción de Visitantes o desde el aparcamiento de la Tiese (lago Ercina).

Se explotaban minerales de hierro y manganeso.  Las primeras noticias sobre su laboreo que se poseen, datan de 1848. En 1893 se constituyó la Asturiana Ltd., sociedad que comenzaría la explotación sistemática, alcanzando su máximo rendimiento en 1895, con 500 toneladas. En 1899 la sociedad se disolvió, y las minas fueron adquiridas por The Asturiana Mines Ltd.Tackk. Es en estos peridos cuando se hordan galerías, se vacía buena parte del esteril donde se encontraba el amterial ys e construyen distintas infraestructuras como presas hierro, etc. La explotación finalizó en 1979.

Estas menas de gran interés como patrimonio arqueológico-industrial, sirven de arranque a la ruta interpretativa de la geología, geomorfología y vida tradicional que desde La Tiese nos lleva a Belbín y Canton del Texeu.

Contacta con nosotros. museospicosdeeuropa@gmail.com

Comment Stream