LA POSMODERNIDAD

by Antonella Carignano, Victorina Cozza, Matías Conti, Matías Nardón y Anabella Ortega


¿Qué dice la Filosofía acerca del momento actual?

Que estamos viviendo en la POSMODERNIDAD

¿QUÉ ES LA POSMODERNIDAD?    
 
✓ Filósofos y pensadores de distintas corrientes coinciden en definir la posmodernidad como un fenómeno cultural (tomando el término “cultural” en el sentido más amplio) de alcance mundial, que puede ubicarse a partir de 1970 aproximadamente.

✓ Es un fenómeno con repercusiones en todos los ámbitos de la cultura: religioso, intelectual, filosófico, artístico, mediático, ético, bioético, científico, tecnológico, social.

✓ Es una corriente de pensamiento que surgió en franca oposición a los ideales de la Edad Moderna; franca pero mínima, ya que sólo afirma ser “posterior a la modernidad”.

DE LA MODERNIDAD A LA POSMODERNIDAD

La posmodernidad más que  una ideología, más que una corriente filosófica es un sentimiento, es una vaga sensación de frustración, es un mero estilo de vida.

Para Lipovetsky, "la posmodernidad es el resultado del fracaso de la pretensión reduccionista  de la razón moderna, que lleva al hombre a cuestionar tanto algunos logros de la modernidad con la confianza en el progreso indefinido, aunque reconozca, como lo hace también la Iglesia, sus valores".

Especialistas en posmodernidad ven como nota dominante el desencanto, el aburrimiento, y la falta de horizontes y de motivaciones. Maliandi sugiere que este desencanto "no se limita al consumo de lo material, toca el arte, a la fe y a la razón". 

La posmodernidad es algo más que la etapa posterior a la modernidad, es una respuesta crítica, desairada a la modernidad, es la expresión de decepción, un querer renegar, desentenderse de la época anterior. La posmodernidad ha hecho entrar en crisis todo el credo modernista.  

Históricamente hubo una modernidad...

  • La MODERNIDAD es el proceso social, científico y técnico que ha creado el mundo del progreso, del desarrollo y de la producción de bienes.
  • Se inició junto a los grandes descubrimientos; se reafirmó con las ideas de la revolución francesa y en nuestro siglo, en especial en las décadas del 60 y 70, llegó a su culmen.
  • La modernidad tuvo su credo: fe en el progreso ilimitado; fe en el capitalismo burgués; fe en la tolerancia democrática y religiosa; fe en la ciencia y en la técnica.
  • El hombre eficiente y productor era el paradigma de la modernidad.
  • Antes del fin del siglo pasado se creía que el progreso en las ciencias y sus consecuencias tecnológicas nos conduciría a una sociedad libre del trabajo rutinario: el mundo sería una especie de paraíso en el cual los hombres se dedicarían a los placeres intelectuales y a las tareas creativas. A nadie se le hubiese ocurrido pensar en un mundo donde la gente trabaja enloquecida hasta el agotamiento para pagar las cuotas de los objetos de consumo.
  • Su proyecto apostaba al progreso: se creía que la ciencia avanzaba hacia la verdad, el arte se expandía como forma de vida y la ética encontraría la universalidad de las normas fundamentadas racionalmente, pero las conmociones sociales y culturales de los últimos decenios parecen contradecir los ideales modernos.

INTRODUCCIÓN A LA POSMODERNIDAD

El siguiente video muestra una breve caracterización para introducir a la posmodernidad.

FUENTE: "Introducción a la posmodernidad" de Mario Alberto Araujo Azpeitia; http://www.youtube.com/watch?v=n3wT0UYilps

Clickeando aquí encontrarás un presentación con diapositivas en las que se caracteriza la cultura posmoderna y, hacia el final, en un juego de palabras, se pueden observar las diferencias entre la MODERNIDAD y la POSMODERNIDAD.

FUENTE: Clase sobre Cultura Posmoderna para "Comunicación y Cultura de Consumo" de Claudio Aterán; http://www.slideshare.net/claudioateran/cultura-posmoderna

FUENTE: "Modernidad - Posmodernidad" de Claudio Aterán; http://www.slideshare.net/claudioateran/modernidad-posmodernidad-presentation

Nacimiento de la posmodernidad

     Las épocas inician su silencioso estado embrionario en el corazón de la sociedad, en forma imperceptible. Los primeros síntomas aparecen antes en la sociedad, en determinados estamentos, que en la mente de los teóricos de los movimientos (quienes no hacen más que plasmar en ideas y palabras, el sentimiento o las reacciones de la gente).

     González Carvajal habla de una posmodernidad de la “calle” y una posmodernidad de los “intelectuales”. El latir de la calle, de una generación  que de pronto siente que el mundo en el que creía y soñaba, no le dice nada y hasta se la ha venido abajo con tantas ilusiones.

     Conocedores de la posmodernidad  reconocen que la revolución estudiantil de París (primavera del 1968) marca un hito importante en el nacimiento de esta época. En cuanto al tiempo y a la filosofía, la posmodernidad hunde sus raíces culturales en dicho movimiento estudiantil "que introdujo un cambio en la escala de valores".

     Además, otro hito principal que marcó el nacimiento de la posmodernidad fue el 15 de julio de 1972, día en que dinamitaron varias manzanas de Saint Louis. Charles Jencks, arquitecto norteamericano, afirma que la postmodernidad nació el 15 de julio de 1972 exactamente a las 3:32 de la tarde, cuando dinamitaron en Saint Louis (Missouri, EE.UU) varias manzanas que habían sido construidas en los años cincuenta sometidas a los estándares modernos de zonificación, colosalismo y uniformidad, porque se vieron obligados a reconocer que la máquina moderna para vivir había resultado inhabitable.

Otros fenómenos sociales, culturales  y económicos han permitido a la posmodernidad afirmarse y crear su identidad:

→ la revolución de la electrónica.

→ estamos en la era posindustrial.

→ los medios de comunicación orales, escritos y televisivos, además de comunicar el planeta en instantes, provocan e incitan al consumo y al placer con las miles de ofertas irresistiblemente seductoras, con cuotas altísimas de erotismo y de violencia.

→ el mundo de la comunicación ha contribuido al nacimiento de la posmodernidad, le añade contenido y le da forma, condicionando negativamente nuestra época.

→ el individualismo exacerbado, el secularismo, la corrupción del poder desalienta y desesperanza a todos , especialmente a los jóvenes y débiles.  

Postura posmoderna en América Latina

  • Lleva el desencanto hasta la política y lo social
    → Desencanto frente al proyecto global de la modernidad.
  • Desconfianza ante el racionalismo científico: sólo lleva un pragmatismo que deja insatisfecho al hombre total.
  • Desconfianza ante el racionalismo tecnológico que ha creado más problemas de los que ha resuelto: no acortó la brecha entre la riqueza del Norte y la pobreza del Sur.
  • Desencanto ante el racionalismo socio-político en el que se han desarrollado las ideologías: éstas, de izquierda y de derecha, han fracasado y aún no asoma una alternativa confiable.

"Desde los años sesenta del pasado siglo, la palabra posmodernidad ha designado toda una época en la historia de Occidente, una especie de epílogo que habría tornado líquido el carácter sólido de la modernidad clásica, según Zygmunt Bauman, y hasta gaseoso, de acuerdo con la más sugestiva metáfora que en su Manifiesto Comunista propusieron Marx y Engels." Para ver la nota completa click en el siguiente link...

FUENTE: "La agonía de la posmodernidad" por Lluís Duch y Albert Chillón;  http://elpais.com/elpais/2012/02/07/opinion/1328616099_621222.html


CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA POSMODERNIDAD

  • El aporte de numerosos movimientos y ONG que trabajan  por la concientización a favor de los derechos humanos, la paz, la ecología, la solidaridad.
  • El desencanto frente a la capacidad misma de la razón humana, a partir del anunciado “fracaso” de los proyectos o utopías modernas (el cientificismo, el marxismo, la ilustración); lo cual generó que otros aspectos del mundo humano pasaran desmedidamente a un primer plano (la imagen, lo rentable, lo emocional, lo subjetivo).
  • Las innumerables ventajas y posibilidades que nos brindan los adelantos tecnológicos en materia de información, comunicación, salud y calidad de vida.
  • La lucha por el reconocimiento de lo diferente, por la inclusión y la integración a partir de la riqueza de la diversidad.             
  • La pretensión de elevar el propio “yo” individual como única realidad normativa verdadera, una “egocracia” envuelta, a la vez, por un profundo sentimiento de angustia y desencanto.      
  • Las jóvenes generaciones viviendo en un mundo más virtual que real
    ✓  “sin distancias” → Internet nos permite estar conectados con personas al otro lado del planeta.
    ✓  “sin esperas ni demoras”→ a todo se puede acceder rápida y cómodamente.
    ✓  “sin compromisos duraderos”→ los vínculos interpersonales se han vuelto efímeros, livianos, fácilmente reciclables.
           


CRISIS DE VALORES

      Existe una extendida crisis de valores en los individuos, en las instituciones, en las sociedades. Los valores tradicionales, que solían fundamentar los sistemas normativos y ser “orientadores de la conducta” como lealtad, honestidad respeto por la vida, amor al saber, etc., ya no tienen vigencia.

En nuestra opinión, consideramos que es muy preocupante el hecho de que entren en crisis los principios morales que guían el comportamiento de las personas. En la actualidad, a esta crisis de valores la vemos reflejada principalmente en la adolescencia y juventud (aunque también en adultos que atraviesan una especie de "adolescentización")  ya que caen en las adicciones (no sólo de drogas y alcohol sino también en las "adicciones" de las redes sociales, de los productos tecnológicos, celulares y computadora fundamentalmente), en los dramas de las bulimias y anorexias (se busca cuidar la figura corporal, dejándose llevar por los modelos a seguir en medios masivos de comunicación, llegando a extremos nocivos tanto para la salud física como psicológica) o incluso en el suicidio (no le encuentran sentido a la vida, lo cual representa una gravísima crisis de valores).
A pesar de ello, creemos que es importante tener en cuenta la función que cumple la sociedad y la familia en la cuestión de los valores: las sociedades transmiten valores a través de acciones, estilos de vida, producciones culturales,  mediante las leyes, la educación, los medios masivos de comunicación . Del mismo modo, las familias los transmiten a los más jóvenes a través de lo que dicen, de lo que hacen y de cómo los estimulan. Hay una edad en la que empezamos a reflexionar sobre los valores: los cuestionamos y los analizamos contrastándolos con la realidad.


El siguiente video ilustra la caracterización de esta crisis de valores que afecta principalmente a la juventud.

FUENTE: "LA JUVENTUD Y LA CRISIS DE LOS VALORES"; http://www.youtube.com/watch?v=bb8aoy2mMFk#t=49

A continuación un estudio estadístico  da cuenta de la crisis de valores característica de la posmodernidad. El estudio consistió en una encuesta popular sobre los valores sociales, en la que se preguntaron principalmente: ¿siente la pérdida de valores?, ¿lo notan los jóvenes?¿es importante educar en valores?, ¿de quién es responsabilidad educar en valores?.

Para ver los resultados y conclusiones obtenidas en dicha encuesta click en el siguiente link...

FUENTE: Proyecto "La crisis llega a los valores" de Centro de Valores DYA GIPUZKOA;  http://www.centrodevaloresdya.com/el-proyecto/crisis-de-valores/


NUEVO MODELO DE HOMBRE

Aparece un nuevo modelo de ser humano
EL HOMBRE INCONSISTENTE, "LIGHT"

→  es light, “bajo, liviano” en valores, en reflexión, en proyectos, en “sustancia”, en solidez, en planteos éticos o altruistas.
→  apenas posee ciertos criterios prácticos que le ayudan a sobrevivir, a competir.
→  se perfila como alguien materialista, superficial, hedonista, consumista, permisivo, individualista, relativista.
→  sólo le interesa el tener y el disfrutar.

El hombre contemporáneo
→ va perdiendo los horizontes de la esperanza.
→ es invadido por el desencanto, el aburrimiento y la soledad.
→ ha olvidado su identidad o conociéndola se avergüenza de ella y pretende ignorarla.          

  • Está de moda la idolatría de la corporalidad.
  • La cultura de bienestar ofrece un arsenal de normas de autocontrol no de la persona; sino del body: guardar la forma, suprimir arrugas, broncearse, relajarse, mantenerse delgado.
  • Para el posmoderno la felicidad pasa por la justa dosis de higiene, deporte, estética, dieta y control mental.
  • Los posmodernos corremos el riesgo de cubrir lo serio, lo definitivo, con lo banal y sustituir lo consistente por lo frívolo, al mejor estilo de la cultura de lo efímero.
  • La posmodernidad es "alérgica a los proyectos".
  • Nuestra sociedad posmoderna ha dilatado los horizontes epidérmicos: viajes, relaciones sociales, información abundantísima, fiestas, etc. Ha ganado en relación y contactos externos, pero ha perdido en interioridad, ha postergado el encuentro con su yo profundo.
  • Hemos iniciado un proceso serio de despersonalización→ nuestra relación con Dios también queda afectada por este proceso→ Dios no tiene cabida donde es expulsada la profundidad y el misterio, y la gratuidad es ignorada.
  • El "hombre light" se caracteriza principalmente por:
    → pensamiento débil
    → convicciones sin firmeza
    → su ideología: el pragmatismo
    → su norma de conducta: la vigencia social, lo que está de moda
    → su moral: repleta de neutralidad, falta de compromiso y de proyectos.

En el siguiente video se observa, luego de una secuencia de imágenes que caracterizan al "hombre light", un  compendio de la película "Up, una aventura de altura". Este film de Pixar representa un ejemplo para el tema abordado ya que la historia de la película refleja cualidades ausentes en este nuevo modelo de hombre contemporáneo: compromisos, proyectos, sueños, convicciones, razones para vivir...  el casamiento, el compañerismo, la planificación de un proyecto de vida (construir la casa, formar una familia)...

Consideramos que es una verdadera lástima que se desvaloricen estas cualidades tan importantes y proyectos sumamente fundamentales que favorecen la convivencia  y la posibilidad de compartir un espacio común con distintos grupos humanos en los que se ponen en juego gran parte de las habilidades sociales y afectivas del ser humano.

FUENTE: Video que habla acerca del libro "El Hombre Light" de Enrique Rojas; http://www.youtube.com/watch?v=cnwcIWLuc9Q

     Los postmodernos somos "light" no sólo en lo corporal, sino también en el campo de los valores, de las grandes decisiones (nos cuesta empeñar la palabra y darle un valor definitivo). Somos amigos de lo provisorio, estamos inmersos en un mundo de lo descartable y hemos aplicado a los grandes valores, a la trascendencia, al amor, la mentalidad de lo relativo, lo circunstancial.

El siguiente video caracteriza la vida del hombre "light" en una serie de palabras e imágenes que van desde la apología del sexo, el consumo de drogas, la moda, la indiferencia, la curiosidad, la permisividad , la explotación, la incomunicación (en el sentido de falta de comunicación "cara a cara") hasta la globalización, la ambición, la cultura de los excesos, el consumismo, el materialismo, el hedonismo, el relativismo...

FUENTE: "El hombre light";  http://www.youtube.com/watch?v=Dj4Tc8VFAbE


ERA DEL QUERER

      Se da una sobrevaloración de las emociones, los sentimientos, de la voluntad como capacidad de “querer”→ querer una mejor calidad de vida en términos de mayores comodidades y bienes económicos.

A continuación, esta secuencia de imágenes ilustra al consumismo el cual puede referirse tanto a la acumulación, compra o consumo de bienes y servicios considerados no esenciales, como al sistema político y económico que promueve la adquisición competitiva de riqueza como signo de estatus y prestigio dentro de un grupo social.

El consumismo o consumo a gran escala en la sociedad contemporánea compromete seriamente los recursos naturales y el equilibrio ecológico, si no se ponen en marcha alternativas constructivas relacionadas con el desarrollo sostenible (ecologismo, consumo responsable).

El consumismo, entendido como adquisición o compra desaforada, idealiza sus efectos y consecuencias asociando su práctica con la obtención de la satisfacción personal e incluso de la felicidad personal.

En nuestra opinión, con esta sobrevaloración de cuestiones superficiales (como bienes económicos, objetos materiales), se pierden aspectos profundos y esenciales que hacen a la integridad de la persona. A esta "era del querer" podemos relacionarla, incluso, con las características del "hombre light". Se busca el placer, en la mayoría de los casos "individual", dejando de lado las necesidades de los demás  para satisfacer los deseos personales (se pierde la solidaridad, la búsqueda de proyectos colectivos), cayendo en el consumismo, en la compra "compulsiva", arrastrados por la cultura de las masas, comprando lo que está de moda. Y muchas veces este materialismo está acompañado de la necesidad de desechar lo que ya "pasó de moda" (por más que se encuentre en buen estado o aún cumpla su función, por ejemplo, celulares, zapatillas, ropa, televisor) y comprar inmediatamente lo "novedoso", lo "último", lo cual, aunque parezca irónico, dejará de ser "la tendencia" en un lapso de tiempo muy breve.

La crisis de la razón o cuando la razón se hace muy sentimental

·  La modernidad elogió al hombre eficiente, al productor, a quien sabía proyectar y hacer
→ Erigió a la razón como eje del progreso y base de los adelantos técnicos y científicos.

·  La posmodernidad rechaza las ideologías y el pensamiento sistematizado y estructurado, poniendo en crisis los valores absolutos, la verdad y la ética → se prefiere sentir, prescindir de estructuras mentales y vivir a impulsos del sentimiento, la libertad del gozar y no del pensar → la experiencia, la sensación vale más que todo discurso racional.

Como no se puede renunciar a la razón ni a la inteligencia, la posmodernidad las utiliza para creer y afirmar su verdad y para instrumentar aplicaciones a lo científico y técnico→ al renegar de la razón el pensamiento queda desfondado. Se acabaron las certezas. Nihilismos y agnosticismo radical → Sólo podemos alcanzar una verdad relativa a un contexto parcial y localizado

El trabajo intelectual ha quedado desvalorizado → disminución del pensamiento racional que afecta a la sociedad en general→ medios de comunicación hablan periódicamente del rendimiento y del descenso en la calidad educativa.

El deslumbre del consumismo, el relativismo ético, el sentimiento de desencanto, el sabernos escasamente solidarios, etc. es un fenómeno que hermana y golpea a la humanidad y somos conscientes de ello.

Nuestro tiempo busca más el deslumbrar que el iluminar; se jacta más del aparecer que del ser; le preocupa más el seducir, que el amar.

Estamos en plena cultura de la satisfacción y del goce.

Tenemos conciencia de la profusión de bienes de consumo y de servicios, que hace posible la sobremultiplicación de opciones y organizar la existencia a la carta.

Esto, que en otras épocas hubiera sido opción de ricos hoy está relativamente al alcance de quienes tienen menos recursos, al menos como mentalidad.

Esta propaganda de "Tarjeta Naranja" nos hace dar cuenta del significado de la sobrevaloración de la voluntad como capacidad de "querer". El hecho de querer tener un bien material y además una comodidad, muestra claramente el tema de la multiplicación de los aparatos de TV en las familias que tienta a los miembros a ver su programa en su pieza y la falta de comunicación familiar.

Este es otro video a modo de ejemplo. Fue subido el 22 de agosto y ya cuenta con más de seis millones de reproducciones. Se trata de I forgot my phone (Olvidé mi teléfono), un corto que muestra en dos minutos cómo convive con sus amigos y familiares una joven que por un día no usa celular. El corto fue idea de Charlene de Guzman, quien además es la protagonista, y fue dirigido por Miles Crawford.

Las imágenes muestras un día en la vida de una chica que no tiene celular. Desde la mañana cuando amanece junto a su novio, pasando por una reunión con amigos, un cumpleaños y una tarde en la playa, todas las situaciones exponen la manera en que las personas interactúan con los teléfonos en detrimento de las relaciones cara a cara.

En nuestra opinión, el efecto que han producido los aparatos tecnológicos es sumamente negativo: se pierde el contacto "cara a cara" con los demás. Es más el tiempo que pasamos frente a la pantalla del celular y de la computadora (muchas veces por el simple hecho de "cureosear" la vida de los demás en la redes sociales o "chatear", "twitear", "comentar", "darle like", "compartir" publicaciones en Facebook) que el tiempo que pasamos disfrutando de actividades al aire libre con amigos, con la familia, con la posibilidad de admirar la naturaleza o el simple hecho de hablar (no chatear), de disfrutar de una conversación, de comunicarnos frente a frente, observándonos cara a cara.
Parecería que nos hemos vuelto "autómatas" dependientes casi completamente de los aparatos electrónicos: " nos morimos" si no tenemos Internet, si no nos funciona el celular, si no nos contestan rápido el mensaje por Whatsapp o por Facebook (somos cada vez más impacientes, menos tolerantes, menos sensibles).  
Pero podemos rescatar algunas cualidades positivas de estas tecnologías: Internet o los celulares nos permiten estar "online" conectados en todo momento-podemos comunicarnos rápidamente en una situación de emergencia así como también podemos ponernos en contacto con familiares o amigos que hace mucho tiempo no vemos-, podemos conocer lugares del mundo con un simple click, podemos obtener la información que deseamos cuando lo solicitemos, podemos conocer, descubrir, investigar tanto en ciencias naturales, sociales, artes, y muchísimas otras posibilidades valiosas que ayudan a nutrir nuestro intelecto y realización personal.  Consideramos que estos aparatos tecnológicos son útiles si sabemos utilizarlos adecuadamente y medir el tiempo que le dedicamos, para no caer en la "adicción" o "dependencia" constante que no conducen a nada concreto ni valioso en sí, que nos llevan al "vicio" o "pérdida de tiempo".


NIHILISMO

[“Nihil”=nada (lat.)]
Es una corriente de pensamiento cuya cosmovisión se basa en el hecho de que no existe nada por encima del ser humano; él es el ser supremo, es el último fundamento de su propio accionar, de lo bueno y lo malo.

Todos los valores son relativos a la voluntad de cada hombre y se pierde toda posibilidad sobre la existencia de algún ser o mundo trascendentes.

La siguiente canción es un claro ejemplo del nihilismo. El título ya nos advierte el significado de la canción: "Me amo" de "El cuarteto de Nos". La letra de la canción explica claramente el hecho de que no existe nada por encima del ser humano; he aquí un fragmento:
"Me encanta mi aspecto
de hombre tan perfecto
yo soy lo más grande que hay
Ni de sabios ni de viejos
acepto consejos
mi único rival es el espejo
A la luna me gustaría ir
para ver como es el mundo sin mí (...)"

El siguiente trailer de la película "Spring Breakers" ("Vidas al límite") constituye otro ejemplo del nihilismo. El film está protagonizado por cuatro muchachas que muestran un desprecio por los valores y el futuro que les ofrece la sociedad en que viven, pero al mismo tiempo, que quieren fundar sus principios de vida en lo que esa sociedad les ha brindado como ideal de felicidad: las fiestas, la diversión, droga recreativa y ninguna responsabilidad. Ellas optan por una suerte de hedonismo criminal que las libera y las hace plenas. Sin importar las consecuencias, sin importar la familia ni el futuro, es una suerte de "nihilismo".

En nuestra opinión, esta corriente de pensamiento -el nihilismo- es un aspecto negativo de la posmodernidad al dejar librado a la voluntad de cada persona los valores, los cuales se tornan relativos, y al perderse la posibilidad de creer en cuestiones trascendentes ya que consideramos que es cuestión importante la religión y enriquecedor el creer en un ser o mundo trascendentes.
Además, relacionamos el hecho de que "no existe nada por encima del ser humano" con el egoísmo de creerse superior a la "madre naturaleza". Esto lo vemos reflejado, por ejemplo, en la contaminación ambiental, la extinción de especies, el maltrato animal, la deforestación de selvas y bosques nativos, entre otros. E incluso, podemos notar que el ser humano se cree superior dentro de su propia especie: claros ejemplos lo constituyen la discriminación, el racismo, el bullying, la "conquista" de pueblos originarios, la esclavitud, el maltrato, la agresión, la trata de personas, entre otros.


CRISIS DEL SENTIDO DE LA VIDA

El hombre posmoderno no le encuentra sentido a la vida. Su hacer cotidiano lo conecta con el mundo del Trabajo, del neg-ocio, lo empuja para producir.

El hombre se encuentra enfocado en su propia producción (cultural, artística, económica, tecnológica), sus pensamientos, sus emociones, alejándose cada vez más de los procesos naturales y sin posibilidad de “ilusionarse” con un mundo más allá de lo visible.

Con la siguiente canción subtitulada podemos observar el hecho de que el hombre posmoderno no le encuentra sentido a la vida, se encuentra enfocado en sus propios pensamientos y emociones, a tal punto que el mismo título de la canción nos lo advierte: "I don´t care" ("No me importa") de Icona Pop, lo cual puede interpretarse también como la falta de compromisos y una moral repleta de neutralidad.

A continuación, la propaganda de la tarjeta "Santander Río" ejemplifica el hecho de que nuestra sociedad posmoderna ha dilatado los horizontes epidérmicos: viajes, relaciones sociales, información abundantísima, fiestas, etc. Ha ganado en relación y contactos externos, pero ha perdido en interioridad, ha postergado el encuentro con su "yo" profundo, poniendo en crisis el sentido de la vida. En este caso se refleja en gente adulta festejando "a lo adolescente", el préstamo de una tarjeta de crédito para realizar un viaje de placer.  

Para nosotros, la crisis del sentido de la vida es una cuestión negativa y sumamente preocupante. El no tener un proyecto de vida, compromisos duraderos y demás, conduce al hombre posmoderno a esta crisis que lo lleva a una falta de iniciativa en todos los ámbitos de la vida, interfiriendo en el desarrollo social y emocional de la persona que puede terminar derivando en trastornos psicológicos como depresión, altos niveles de ansiedad, suicidio. Además, al enfocarse en sus propios pensamientos, emociones, producciones (alejándose cada vez más de los procesos naturales) y sin la posibilidad de creer en un mundo trascendente, se torna cada vez más egoísta, individualista, materialista, superficial, consumista, sólo le interesa el tener, el disfrutar, el propio placer, con menos interés por los demás e incluso por la naturaleza, lo cual puede terminar siendo reflejado en una crisis en su escala de valores.  


FIN DE LA IDEA DE HISTORIA

Antes se pensaba en la historia como un proceso que tendía naturalmente al progreso, la superación. Cada época era necesariamente mejor que la anterior.

Hasta la modernidad se veía a la “historia” como un conjunto de hechos concatenados con un desarrollo racional.

Ahora la historia se ve como un proceso individual, un proyecto de realización individual “en el mejor de los casos”.

Se exaltan lo privado por sobre lo público, las historias individuales por sobre las colectivas. Esto se ve en los medios de comunicación masiva, dejando en última instancia todo dato sobre la realidad a criterio de cada televidente, o apelando a la aceptación acrítica de la información por parte de cada cibernauta.

Ya nadie puede decir que algo sea bueno o malo para la humanidad. Cada quien va haciendo su camino bajo el lema “hacé tu historia, yo hago la mía” (como el trazado de prolijas coordenadas que, si no molestan a nadie, serán irreprochables, incuestionables).

Planteo del hombre posmoderno → “yo, aquí y ahora, siento y quiero esto...”

El siguiente link es una Fan Page de Facebook que representa este planteo del hombre posmoderno con respecto a la idea de Historia. El hecho de que sea tendencia en Facebook demuestra la importancia actual de este tema que repercute en las redes sociales.

Otros ejemplos lo son las Desmotivaciones, también extraídas de Facebook, y finalmente el gráfico de círculos de colores, encontrado en una página web donde es propuesto a modo de respuesta a la pregunta "¿Qué vas a hacer con tu vida?".   

FUENTE: "¿Qué vas a hacer con tu vida?" por Juan Fernando Zuluaga;
http://jfzuluaga.com/que-vas-a-hacer-con-tu-vida/

En nuestra opinión, en la actualidad este "fin de la idea de historia" es muy notable: cada cual va haciendo su propia vida, "corriendo de acá para allá", presionados por el tiempo que parece correr cada vez más rápido. Muchas veces se pierde la posibilidad de disfrutar los "pequeños" buenos momentos que nos da la vida ya que nos dejamos llevar por otras cuestiones que nos parecen más importantes o "preocupantes". No nos interesa detenernos a preguntar sobre la vida de quien tenemos a nuestro lado, aunque irónicamente parece que sí nos importa pasar tiempo "chusmeando" la vida  de los demás en las redes sociales.
Nosotros estamos de acuerdo con el concepto de historia de la modernidad: conjunto de sucesos "concatenados con un desarrollo racional". Por eso consideramos que el hecho de que se tome a la historia como un proceso o proyecto de realización individual fragmenta dicho concepto de "historia"  ya que  cada cual va construyendo su propia historia como si estuviera "aislado" (esto lleva al egoísmo, individualismo, subjetividad).
Del mismo modo, creemos que los sucesos que son difundidos en los medios masivos de comunicación quedan librados a la interpretación parcial y/o incluso relativa  de cada persona, dándose una aceptación acrítica de la información: parece que si nos influye o toca de cerca, ya no nos interesa cuestionarnos muchos aspectos de la realidad.


IMPORTA SABER?

Postura gnoseológica del hombre posmoderno→ ya no se promueve abiertamente el valor del saber, del conocimiento (filosófico, teológico o científico) como caminos que permitan acceder a la verdad, a la realidad.

En los espacios interactivos se da una primacía de lo tecnológico y lo rentable como los mejores criterios para la vida, sin necesidad de una mayor fundamentación de los pensamientos, las elecciones y las decisiones.

En “el reinado de la opinión” en el que vivimos inmersos ya no importa “saber la verdad”.

La siguiente propaganda de la compañía telefónica "Telecom Argentina" ejemplifica el "no importa saber la verdad", mostrando claramente la preponderancia de lo tecnológico y lo rentable como criterios para mejorar la calidad de vida.

Esta Desmotivación extraída de Facebook, refleja la prioridad del goce por sobre el "importa saber". Estamos en plena cultura de la satisfacción y del goce. Al hombre posmoderno sólo le  interesa el tener y el disfrutar  y ya no le importa saber la verdad.

La siguiente es una publicidad tailandesa para reflexionar y tomar conciencia sobre  esta campaña contra el uso abusivo del celular.

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Ofrecen a la humanidad medicina más sofisticada y segura.

→ Aumenta el confort y se prolonga la vida.

→ Los productos de consumo son cada día de mejor calidad y de creciente abundancia

→ Parecería que se dieran los condicionamientos para organizar una VIDA FELIZ

En nuestra opinión, esta característica (¿Importa saber?) es relativa ya que depende de cada persona. Hoy en día, no todos creen que "ya no importa saber la verdad". Consideramos que sí puede haber una tendencia a ello pero no todos opinan lo mismo. Esto lo vemos reflejado en el hecho de que en la actualidad hay científicos, escritores, historiadores, filósofos, médicos, abogados, maestros y muchísimos profesionales que desde sus oficios sí les interesa saber la verdad y "promueven el valor del saber y del conocimiento" para acceder a la verdad y a la realidad. Obviamente que también podemos observar claros ejemplos de hombres "light" en los que se da una "primacía de lo tecnológico y lo rentable como los mejores criterios para la vida" sin necesidad o interés por "saber la verdad" como lo son, por ejemplo, algunas figuras del mundo mediático o del espectáculo, modelos, personas compradores compulsivas, etc.


UN FUTURO ANGUSTIANTE

El hombre no quiere pensar en el futuro, le causa angustia y ansiedad, lo conflictúa. El pasado no importa porque ya no es, y el futuro tampoco porque todavía no es y quizás no sea. A partir de 1945 vive bajo la amenaza de una hecatombe nuclear , y desde hace 30 años consciente además de los graves daños al orden ecológico.

Sólo le queda el “ahora”, prefiere ceñirse a lo seguro, vivir el momento presente  sin perder tiempo pensando y cuestionándose por un mañana improbable y fuertemente amenazado.

Vive sumergido en una pérdida de valores, sentido, realidad y futuro, por lo que sólo cabe aceptar esta pérdida desenfadadamente como algo inevitable.

A continuación esta canción titulada "Canción al planeta Tierra" plantea una reflexión sobre la situación ecológica actual del planeta, lo cual constituye una de las causas principales de este futuro angustiante: las consecuencias de los graves daños al orden ecológico.

Este segundo video ejemplifica otra de las causas del futuro angustiante: la amenaza de una hecatombe nuclear y los peligros y consecuencias que ello implicaría. Se trata de una nota periodística que informa sobre la situación de Japón y los posibles riesgos que acarrearían las plantas nucleares, a partir del terremoto y tsunami ocurrido en 2011.

En nuestra opinión, creemos que este "futuro angustiante",  consecuencia de hitos como las guerras mundiales y de daños en el orden ecológico, y producto de pérdida de valores, de sentido, de realidad, es un condicionamiento negativo del hombre posmoderno. Consideramos que es por este futuro angustiante que la posmodernidad es "alérgica a los proyectos y compromisos": el hombre posmoderno prefiere vivir el momento , vivir el ahora, sin perder tiempo proyectando un futuro improbable y muy amenazado. Por tal motivo, quizás, no hay lugar para compromisos duraderos (es notable, por ejemplo, la tendencia a evitar el matrimonio), no hay tiempo para realizar un proyecto de vida (como formar una familia, por ejemplo). Para nosotros es muy importante en la vida de la persona y valiosa y sumamente enriquecedor  el entablar compromisos verdaderos y duraderos, y tener iniciativa y fuerza de voluntad para planificar un proyecto de vida mirando hacia adelante, ideando nuestro futuro.


NUEVA RELIGIOSIDAD

Se da un retorno a lo religioso bajo un nuevo formato, no como culto a los dogmas tradicionales  sino como culto a lo misterioso, a lo inexplicable, a la superstición, a la interioridad (como simple subjetividad, sin buscar conexión con algo más allá del propio yo).

Sin un credo al cual seguir se cae fácilmente en lo sincrético, buscando conciliar posturas diferentes, muchas veces irreconciliables (como por ejemplo, cristianismo y reencarnación).

“Religión a la carta”: se forma un nuevo credo a la carta, a la medida de cada uno, formando algo ecléctico, con elementos de varios sistemas que hacen una recorrida de oriente a occidente, terminando muchas veces en algo incoherente e incluso irracional antes que místico.

A modo de ejemplo, un fragmento de una noticia publicada por Clarín sobre las palabras del papa hacia la juventud posmoderna...


Para leer la noticia completa click en el link anterior.


La siguiente es parte de una entrevista realizada a Marcelo Gullo, doctor en Ciencia Política de la Universidad del Salvador, y profundo conocedor del pensamiento y la acción de Papa Francisco.

"(...) Para el hombre posmoderno de las sociedades desarrolladas el poder, el dinero y el placer son las medidas de todas las cosas. En un vertiginoso devenir la autoestima del hombre paso del ser al tener, del tener al parecer y del parecer al aparecer. El hombre posmoderno parece creer que la felicidad reside en tener bienes materiales, en parecerse a determinado modelo físico -de mujer o de hombre-  impuesto por los medios de comunicación y, en aparecer en ellos. Por ello Europa es hoy, tierra de misión. Si Europa tuvo, hace cinco siglos, la gloria de evangelizar  al nuevo continente, hoy América intentará tener para sí la gloria de reevangelizar – de la mano de unos  de sus hijos predilectos, el Papa Francisco- al viejo continente. (...)" Marcelo Gullo


RELIGIÓN A LA CARTA

¿Vuelta a lo religioso?
 “Religión a la carta”

·  Una religión hecha a la carta, utilizando signos y contenidos religiosos de las más variadas religiones y cultos.

·  Una religión con ética acomodaticia sin dogmatismos y sin sumisiones jerárquicas.  

·  Una religión del sentimiento: "lo que siento y si lo siento".

·  Consumismo religioso contemporáneo: momento de explosión de los cultos esotéricos y de las sectas (la adivinación, los magos, los videntes, los ritos orientales, los tarots, la lectura de manos, el lenguaje de los astros, los horóscopos, lo mediático).

·  Según Chesterton, cuando el hombre deja de creer en Dios necesita creer en todo.

·  Hemos olvidado a Dios y nos hemos inundado de mil idolatrías, algunas inocentes y otras increíbles pero ciertas. 

·  Confusión y mezcla de ideas en el campo religioso, por ejemplo, hay quienes participan de la eucaristía y de los cultos; quienes tienen   director espiritual y frecuentan gurúes o videntes.

·  Fenómeno que afecta no sólo a culturas atrasadas sino también  a los países del primer mundo.

·  Se trata de un individualismo que desconoce la solidaridad, el influjo negativo de los pecados sociales: cada uno es el autor de su vida y de su realización→  eres tú mismo quien se salva, aunque para hacerlo tengas que recurrir a las fuerzas cósmicas, nos dice la New Age.

·  Religiosidad distorsionada, mágica y fetichista tiene sus aspectos positivos pero plantea verdaderos desafíos pastorales y catequísticos. Nuestro mundo (en los distintos niveles de la sociedad)  tiene "hambre de Dios".

En nuestra opinión, creemos que no es lo óptimo crear una "religión a la carta" porque se pierden y trastocan los cultos religiosos oficiales. Si bien aún se mantienen  cultos a dogmas tradicionales es notable la nueva religiosidad producto de las mezclas al querer concordar posturas diferentes y/o incompatibles, lo cual modifica, a nuestro criterio,  de manera confusa, absurda, ininteligible, incoherente e incluso irracional o inadecuada los dogmas religiosos. Además, para nosotros, no es del todo apropiado rendir culto a cuestiones místicas, misteriosas, supersticiosas ya que  en la mayoría de los casos se da una subjetividad en la que se pierde o distorsiona el  sentido de la religiosidad: "buscar conexión con algo más allá del propio yo", cayendo en el materialismo o consumo "de masas".


APOLOGÍA DEL SEXO

Frente a la sexualidad, la postmodernidad ha subido los decibeles a muy altas cuotas de promoción y de consumo, dosis fuerte de erotismo y de vulgar genitalidad.

El sexo polariza el goce de nuestra sociedad.

Hay toda una apología del hedonismo focalizada en la sexualidad todo muy bien estudiado, programado y ofrecido con persistente desenfado.

En pocas décadas la moral de la sexualidad ha sufrido transformaciones inimaginables; se ha producido un verdadero estallido sexual.

El sexo se ha convertido en consumo de masas mediante la telefonía erótica, los clasificados de citas,  las telenovelas.

El consumo de sexo se ha, no solamente intensificado, sino que ha ganado en precocidad.

Podemos decir que la postmodernidad vive a “toda sexualidad”, a toda “resurrección de la carne”: hoy, la forma suprema de placer es la sexual, que para muchos constituye casi una religión. Hay que supeditarlo todo al sexo.

La canción anterior "Noche de sexo", de Wisin y Yandel, representa un claro ejemplo de esta característica de la posmodernidad: la apología del sexo. Es una canción que estuvo muy "de moda" años atrás, principalmente entre los jóvenes y adolescentes, y cuya letra refleja altas cuotas de erotismo.

A continuación, el  trailer de la película "Proyecto X" constituye otro ejemplo sobre este tema, ya que muestra dosis fuertes de vulgar genitalidad y es reflejo del sexo como consumo de masas además de la búsqueda del placer con las miles de ofertas irresistiblemente seductoras (fiesta "fuera de control"), con cuotas altísimas de erotismo y de violencia. Este film funciona también a modo de ejemplo de la masificación.

Según nuestra opinión, consideramos que la lógica del funcionamiento del capitalismo  ha influido en la manera en la que se relacionan las personas incluyendo sus relaciones amorosas. La cultura del consumismo en la que estamos inmersos ha transformado las relaciones personales en otra forma de intercambio de bienes y servicios. El sexo casual constituye un ejemplo de estas nuevas formas vinculares consumistas: no sólo se trata de una búsqueda de placer sino también de una forma de consumo (el otro pasa a ser un objeto de consumo).
Además, consideramos que debemos tener en cuenta que los del capitalismo son tiempos de lo efímero, de lo temporal, de lo transitorio: los vínculos se "entablan" en relaciones de intercambio con "personas-objetos" con las que  no se establece ningún lazo de amor verdadero (recordemos que la posmodenidad es "alérgica a los compromisos y proyectos") y el goce y el placer es el consumo.
En esta sociedad donde pareciera que el consumismo es la única forma de vincularse, el desamor traerá aparejado la falta de ilusión y el desconsuelo, y acentuará e
l individualismo y la falta de proyectos y compromisos.
Además, podemos mencionar como aspecto sumamente negativo que los medios masivos de comunicación, lejos de mantenernos más comunicados ha incrementado la incomunicación personal: las relaciones "virtuales" que ofrecen las redes sociales intentan sustituir las relaciones con conexiones, que si bien ofrecen una amplia posibilidad de mantener o agregar personas, éstas terminan convirtiéndose en perfiles creados para conectarse y relacionarse en la web (este tipo de relaciones evita el compromiso y facilita el "descarte").
De la misma manera, novelas, series y películas reflejan estas relaciones temporales, efímeras, que buscan el placer sexual sin compromiso duradero y falto de  amor verdadero.


MASIFICACIÓN Y GREGARISMO

A modo de introducción, para ejemplificar estas características sumamente importantes y muy notables de la posmodernidad, se presenta un video sobre la "fiesta electrónica" tan popular y conocida de los últimos tiempos: la "Tomorrowland". En este evento, que convoca millones de personas, especialmente a jovenes de todas las nacionalidades, se puede observar claramente las características propias de la masificación: millones de personas que comparten la música que les gusta, que está "de onda", incluso visten de la misma forma, ingieren bebidas similares (en la mayoría de los casos esto implica consumo de alcohol y drogas); tiene mucho peso el grupo de amigos, les “copa” vivir y compartir momentos juntos.

  • La masificación y el gregarismo contemporáneo se da no sólo por la monotónica arquitectura de nuestras megalópolis, sino que se percibe también en esos ríos de gente que deambula por nuestras ciudades, todos con prisas y como programados para la rutinaria labor del día.
  • En el estilo de vida de los jóvenes (no siendo ajenos los adultos):     
    ·  todos visten de la misma forma; cantan las mismas canciones; ingieren bebidas similares, en horarios cronométricamente exactos, les fascina la marca, la pilcha, el auto, la moto, las zapatillas de onda; son fieles del grupo musical, con frecuencia dichos musiqueros son verdaderos héroes del derrumbe, pero igual los siguen fanáticamente; pesan mucho los amigos (muchas veces, tienen más poder de decisión que la propia familia).
    ·  les “copa” vivir juntos, compartir ropas, videos, bebidas: el mundo de la "patota", que no tiene clase social. Los códigos éticos y de decisión los marca el grupo y tienen fuerza de decisión y de seguimiento. Es difícil reaccionar personalmente, ser un "yo" con decisión propia (habrá que irse del grupo).
  • Los grupos entre sí están cohesionados y armonizan; tienen sus pactos y sus leyes, pero frente a otros grupos pueden ser enemigos intolerantes y violentos (nuestra vida diaria está sembrada de estas agresiones).
  • Parecería que el joven posmoderno al estar arraigado en un grupo estuviera exento de la soledad, de la angustia y de la depresión. No es así. El joven y el adolescente reciben mucho de su grupo, pero no lo suficiente como para impedirle la orfandad porque en el grupo las relaciones carecen de profundidad y no son personalizadas; porque si bien recibe mucho de su grupo, un adolescente no puede conducir a otro adolescente.
  • La soledad lleva a la angustia y ésta desemboca en una “huida”: drama de las bulimias y anorexias, droga, violencia o suicidio (los suicidios son índice indirecto de la alta frecuencia de depresión grave y constituye la tercera causa de muerte entre adolescentes).     
  • La masificación al despersonalizar, lleva a la soledad y a la angustia. Hay muchos hijos huérfanos con padres vivos (soledad juvenil). Varias son las razones que han dilatado el tema de la angustia, soledad, suicidio…  
    → falta de comunicación familiar,
    → consumo de drogas,
    → falta de un proyecto de vida,
    → el pluralismo de horarios de trabajo que impide a la familia encontrarse más frecuentemente,
    → las separaciones por divorcio o abandono de hogar,
    → la multiplicación de los aparatos de TV en las familias que tienta a los miembros a ver su programa en su pieza,
    → el culto a la noche en las diversiones los fines de semana y  en la convivencia diaria y en la organización del estudio.      

La  siguiente canción "La melodía de Dios", de Tan Biónica, ejemplifica los sentimientos de la soledad y la angustia y el hecho de que las relaciones carecen de profundidad.  

En nuestra opinión, la masificación es un aspecto negativo de la posmodernidad dado que lleva al hombre posmoderno a acentuar las características de "hombre light": es notable el creciente consumismo, materialismo, pragmatismo. Se busca "estar a la moda" muchas veces dejándonos llevar por el "qué dirán". El consumo de masas imposibilita, de cierto modo, a que la persona pueda desarrollar su personalidad con total creatividad y fundamentalmente siendo original. De todos modos, creemos que esto no es impedido completamente  ya que cada uno es libre de elegir y decidir más allá de lo que "imponga la moda" o "diga o haga el grupo"; si bien no es fácil, sí es posible y en cada uno está la decisión.
En la mayoría de los casos, la masificación, al despersonalizar conduce a la soledad, ésta a la angustia y la angustia a una huida: bulimia, anorexia, adicciones, violencia, suicidio.  Aquí creemos oportuno mencionar el tema del "bullying", problemática muy frecuente en nuestros días.  Los casos de hostigamiento por parte de los pares, fundamentalmente comportamientos violentos -persecución, agresión, maltrato físico y/o psicológico, insultos- que se da entre alumnos en edad escolar tanto del nivel primario como secundario, son cada vez más frecuentes. Esto se ve incrementado y profundizado por el efecto de las redes sociales  y medios masivos de comunicación (publicaciones en Facebook y Twitter, videos en Youtube). Estas conductas corresponden claramente a formas de marginar y discriminar por diferentes motivos: desde diferencias de raza, nacionalidad, por discapacidades, diferencias económicas, clase social, religión, hasta por las formas de vestir, por ejemplo. Esta intimidación interfiere en el desarrollo social y emocional de las víctimas de bullying que terminan muchas veces derivando en trastornos psicológicos (desde depresión, altos niveles de ansiedad, suicidio, hasta el hecho de producir masacres al tomar venganza). La consecuencia más frecuente que se observa a nivel escolar es una baja en el rendimiento e incluso la deserción escolar.
Por eso consideramos que tanto las autoridades y docentes de los colegios así como los padres deben tomar conciencia y prevención de estos comportamientos para favorecer y tender al crecimiento y desarrollo de niños y adolescentes en condiciones de integridad, seguridad y confianza mediante mecanismos de diálogo.


CUALIDADES POSITIVAS DE LA GENERACIÓN POSMODERNA

  • Quieren que se les diga la verdad francamente, frontalmente.
  • Creciente sentimiento de solidaridad.
  • Valoran el trato personalizado y esperan se les tenga en cuenta, se cuente con ellos.     
  • Indignación ante la corrupción oficial, no sólo del estado, sino de las empresas, de los políticos, etc (sentimiento que está cobrando fuerza entre los adultos también).  
  • Cohesión en torno a su grupo.
  • Toma de conciencia del valor de lo bucólico (vida en el campo, su ambiente, paisaje), lo natural, la creación.
  • El no poder prescindir de “una religión”: creciente apertura a lo trascendente, en algunos, confundido o mezclado con lo mágico, con una tendencia a lo mítico, pero se busca algo más allá del aquí y del hoy.
  • Respeto por el pluralismo religioso, político, social (auge de los eclecticismos).  
  • Tendencia a cubrir el cuerpo de signos religiosos o de buena surte: en el fondo es reconocer la pobre inmanencia humana, es una forma de gritar y pedir ayuda.      

Símbolos y signos de buena suerte

BÚHO: SÍMBOLO DE LA FILOSOFÍA

El símbolo de la Filosofía es el búho, por ser un ave solitaria (soledad necesaria para filosofar), con buena visión, más en la oscuridad (la Filosofía descubre cuestiones ocultas, profundas sobre los tema que reflexiona), que contempla desde lo alto (la Filosofía busca contemplar la Verdad), tiene una visión de 360 grados (la Filosofía intenta tener una mirada completa de las cosas sobre las que reflexiona).

Joyas con significado

La siguiente es una descripción, a modo de ejemplo, sobre los significados detrás de la accesorios de moda realizada por la diseñadora Corinne Toledano.

"El misticismo y la moda se juntan con la nueva colección de joyas con símbolos de la Cábala de Corinne Toledano. Esta joven diseñadora abre paso a la comprensión de la Cábala hebrea, fuente de conocimiento y sabiduría milenaria  para alcanzar la felicidad eterna.

La colección joyas con símbolos de la Cábala incluye aretes, collares, cadenas, dijes, pulseras  que se pueden adquirir en oro o plata, con material fino y delicado que hace resaltar la belleza de las mujeres que portan estas joyas que, por los diseños vanguardistas, pueden ser adolescentes o mujeres de edad adulta.

Lo más hermoso de esta colección es que las joyas con símbolos de la Cábala atraen la buena suerte ante la elección correcta de cada símbolo que puede ser personalizado de acuerdo a las necesidades de cada cliente.

A continuación caracterizaremos algunos símbolos para que adquieras el que más necesites, los diseños los puedes encontrar en aretes, pulseras, etc. Ya sea en oro, plata o bisutería con combinación de pedrería, listones e hilos para un look natural, fashion o elegante:

  • Mano: este símbolo proviene de la antigüedad y atrae protección y suerte.
  • Pez: el pescado de la abundancia es un símbolo de abundancia económica y familiar.
  • Corazón: los corazones atraen el amor verdadero a la vida de quienes lo porten.
  • Ojo: luz, sabiduría, conocimiento del mundo interno.
  • Árbol: el árbol de la vida atrae la sabiduría, conocimiento, iluminación intelectual, unión y amor.
  • Trébol: atrae la buena vibra, gente positiva, alegría, felicidad.
  • Mariposa: entendimiento, sabiduría, amor.
  • Estrella: Atrae la autoconfianza, seguridad y balance emocional y económico.
  • Flor: la flor de la vida atrae la buena salud, mejora autoestima y salud.

    Ya lo sabe, atraiga la felicidad con un amuleto moderno, hermoso y elegante. Joyas con símbolos de la Cábala de Corinne Toledano le ofrece todo esto y más…"

    → Para ver el artículo completo click aquí

A continuación, una propaganda de venta de accesorios con imagenes que ejemplifican claramente la simbología detrás de la moda...

A pesar de ser otro claro ejemplo de masificación, del consumo de masas, de lo que "está de moda", en nuestra opinión, este es una aspecto positivo del hombre posmoderno,  porque el hecho de cubrir el cuerpo con signos religiosos o de buena suerte es una expresión externa de identificarse con algo más allá del propio yo. Podríamos afrirmar que, en parte se deja de lado el nihilismo para utilizar accesorios con los cuales nos sentimos identificados o porque simplemente nos gustan, nos parecen originales o de "buena suerte". Además creemos que resultan elementos útiles para que tomemos iniciativas y nos animemos a imponer modas, que nos muevan a demostrar nuestra originalidad ya que podemos ser nosotros mismos quienes "hagamos volar nuestra imaginación" y ser autores de nuevas tendencias. Y también consideramos que son recursos valiosos para nutrir nuestra cultura puesto que detrás de cada signo se esconde un significado que nos puede resultar enriquecedor si averiguamos su verdadera significación.


POR ÚLTIMO Y A MODO DE CONCLUSIÓN...

...Para rescatar al hombre posmoderno (hacerlo sentir persona, hermano y comunidad)...

  • No es un trabajo de masas.
  • Es una aproximación personal.
  • Partiendo de esa experiencia intimista que tiene el hombre de hoy, debe salir de sí y asomarse a ese mundo que es suyo y de otros y por eso debe ser solidario.
  • Las falencias de la posmodernidad (lo subjetivo, la intimidad, el narcisismo) deben ser la puerta por donde entre el oxígeno de la nueva humanidad.
  • Habrá que ir al interior , hacerse nuevos desde el interior, desde lo fontal, respetando formas, modos y estilos actuales.
  • Hay que ir de dentro para afuera→ lo de fuera tiene mucho de circunstancial y de moda → pasará a jugarse por lo esencial.

...FRASES PARA REFLEXIONAR ACERCA DE LA POSMODERNIDAD...


BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

Apunte realizado por la profesora de Filosofía Ana Lorena Romero, basado en el libro "Hijos de la posmodernidad" de Eugenio Magdaleno, 6ta Edición.

Comment Stream