RETROALIMENTACIÓN
Trabajo Final

ZONA DE PROMESAS

TARDA EN LLEGAR, Y AL FINAL, AL FINAL, HAY RECOMPENSA…

Es difícil ponerse en el lugar de tutor de tus propios compañeros, pero intentaré hacer lo mejor que pueda. Considero que todos hemos partido de la premisa de que es necesario pensar esta retroalimentación en términos de construir una evaluación que fortalezca aprendizajes.

Creo que en el Foro de la Clase 4, las preguntas orientadoras de las intervenciones nos sirvieron para disparar los debates y las reflexiones sobre el camino transitado en el Seminario. Y así fuimos construyendo nuestros aportes:

Carolina resalta la importancia de entender la retroalimentación como una práctica habitual, necesaria en nuestra tarea docente, y nos dice: “debe ser habitual por lo enriquecedora... a la evaluación la debo pensar como una práctica de retroalimentación para el alumno, no para que me demuestre a mi si sabe o no”, y con su intervención nos invita a posicionarnos en un lugar distinto, de pasaje hacia un concepción diferente acerca de qué es evaluar.

Cuando Claudia nos señala los aportes de las TIC, ubica a los “estudiantes de ahora”, inmersos en un mundo virtual cotidiano. Agregaría que todos somo estudiantes, y que ese mundo virtual nos involucra también a nosotros los docentes, no sólo como meros espectadores, sino como actores necesarios y protagonistas. Ese mundo virtual no sólo democratiza el acceso al conocimiento, sino que nos permite recrearlo críticamente.

Maria Celeste nos habla de las TIC como “puntos de anclaje que brindan la posibilidad de enseñar de una manera diferente a lo tradicional atendiendo a la diversidad de los estudiantes. Se puede trabajar con diferentes herramientas en función al conocimiento que se quiera dar a conocer, se puede trabajar colaborativamente e individualmente, se puede evaluar de otra manera…” Y de esta manera nos introduce en la consideración necesaria de la diversidad, a la hora de evaluar, cuestión que creo intrínsecamente vinculada al concepto de justicia curricular, expresado en el texto de Connel.

La mayoría de los compañeros destacan la riqueza que aportan las obras de arte que se nos fueron presentando a lo largo del Seminario. Anabel nos dice que estas obras de arte la ayudaron a entender la mirada tácita de los artistas, son un recurso mudo, que aporta mucho o tanto como los textos, son nuevos recursos a tener en cuenta para enriquecer las prácticas escolares. Sería necesario plantear que los artistas nos dicen, nos hablan, a través de su obras y que podemos utilizarlas en nuestra tarea, abriéndonos a los diversos sentidos que seguramente iremos encontrando al trabajar con ellas. Puede ser dificultoso, como señala Marcos, pero enriquece la tarea.

Podemos concluir como nos dice Elisabet que nuestro saberes previos anclados, in- cuestionados, establecidos, nos limitan: “…aquello que se sabe, como ya se sabe genera una inercia que dificulta el proceso de construcción de un saber nuevo, que es, precisamente, lo que constituye el acto de conocer” (Alicia Camilloni – 1997:12). ante nuestras pretendidas certezas al momento de evaluar, nos resulta movilizante encontrarnos perdidos, pero es partir de las preguntas y de los intentos por hallar respuestas que podremos seguir avanzando.

ZONA DE PROMESAS….

“NO ESTÁ MAL SUMERGIRME OTRA VEZ… SÉ BUCEAR EN SILENCIO…”

Destaco el compromiso de todos por repensar nuestras prácticas, por evaluarlas, por ponerlas en cuestión y creo que, como trasfondo de estas preocupaciones, que no son sólo nuestras, puede vislumbrarse un fuerte compromiso por tratar de posicionar a la educación como herramienta de cambio y transformación del mundo, de nuestros mundos próximos y cotidianos.

Los compañeros también nos cuentan cómo han podido ir implementando, en sus prácticas docentes, lo aprendido en el seminario y las buenas experiencias que han tenido con ello. Esto nos habla de esperanza, de cambio y de transformación, y de nuestra necesaria participación en esos procesos.

Comment Stream