INDONESIA

Elemento arquitectónico

Bali es una isla indonesia ubicada a 3 km al este de Java, sin embargo son notables sus diferencias arquitectónicas con el resto de islas del archipiélago. Su paisaje se halla dominado por montañas volcánicas y es posible apreciar una notable variedad de micro-climas, vegetación y manifestaciones culturales. Resulta curioso que mientras que en Indonesia el 90% de habitantes son musulmanes, en la isla indonesia de Bali el 90% de la población sea hindú. La religión hindú en Bali es una mezcla que venera dioses hinduistas con héroes budistas y deidades animistas locales. Esto se expresa en aproximadamente 20,000 templos, por lo que se conoce a Bali como “La Isla de los Dioses”. Similarmente, la relación de la arquitectura con el paisaje, expresada en la composición y distribución de las villas, templos y viviendas, se basa también en una concepción trinaria de elementos: la zona más sagrada estará ubicada hacia la montaña, la morada de los dioses; la zona intermedia corresponde al dominio de los hombres y la zona más poluta estará orientada hacia el mar, donde habitan los seres impuros y malignos. La arquitectura pasa a ser una representación de ese macrocosmos mayor.

A fin de que cada construcción ocupe el lugar y la posición que le corresponde en el universo, el arquitecto balinés debe ser amplio conocedor no sólo de las técnicas constructivas de los edificios, sino también del complicado sistema de proporciones que los regula y de los rituales mántricos que los acompañan. Estos ritos y reglas se hallan detallados en un antiguo documento llamado Asta Kosalia. Una falla en estos aspectos puede determinar la desgracia o infelicidad de los ocupantes de los edificios. Durante el proceso de construcción, se deberá ejecutar ceremonias rituales y recitar las mantras propicias para cada caso, desde la bendición del terreno, la elección de la madera, el orden de colocación de los postes y la finalización de la obra.

Dado que la mayoría de asentamientos en Bali se ubica al sur o al norte, la orientación predilecta de los templos será de norte a sur, y dependiendo de su localización en la isla el kaja, o dirección a las montañas, se ubicará al norte o sur y el kelod, orientación hacia el mar, lo hará en sentido contrario. Este y oeste son también importantes ya que representan el amanecer o atardecer, asociados con el nacimiento y la muerte respectivamente.

Candi Bentar.

Este es un elemento característico de la arquitectura de Bali. Se trata de dos triángulos isósceles colocados simétricamente y que flanquean el ingreso al recinto religioso y lo separan del ámbito mundano. La profusión de su decorado, su tamaño y la separación entre ambas mitades varía de acuerdo a la importancia del templo. Hay quienes dicen que representan el bien y el mal

Meru

Estas torres esbeltas de madera y paja oscura se llaman meru en honor al Monte del mismo nombre. Su forma es derivada de la pagoda china, pero su acabado final es muy singular. El número de coberturas es impar y varía de acuerdo a la divinidad a la que están dedicadas. Los merus más importantes se hallan reservados a las montañas Anung y Batur, y tienen 11 niveles. Los meru no aterrizan directamente sobre el piso, a pesar que hay una base que los define, sino sobre pilotes que los hacen ver más transparentes en tierra. Las torres son coronadas por un símbolo metálico.

Pura Besakih o Templo Madre

El templo más importante de Bali es el Pura Besakih, de hecho la presencia de la montaña es imponente y es clara la relación espacial y simbólica con el templo.

El conjunto se halla a una altura de 900 m y si bien data del siglo XIV, la mayoría de construcciones se rehicieron luego del sismo de 1917. El complejo consta de 22 templos y muchas otras estructuras agrupados en tres zonas, en respectivas crestas de la montaña.

Como mencionamos anteriormente las zonas van ganando importancia conforme se asciende en altura, quedando la zona más alta reservada para oraciones especiales.

Durante el año se celebra aquí más de 70 festividades, basadas en el calendario lunar. Pero la ceremonia más importante de todas es la Eka Dasda Rudra, o purificación del universo, que se celebra cada 100 años.

Comment Stream