ACERCA DE MI

MIS CUALIDADES

Amable, solidario, cuidadoso, comprensivo, paciente y amoroso, son algunas palabras que vienen a la mente cuando enumeramos las cualidades de una buena persona. Generalmente conocemos a las buenas personas por lo que hacen, por ejemplo, actos de entrega. Un buen lugar para analizar con perspicacia las cualidades de una buena persona, es la Palabra de Dios, la Biblia.

Cualidades de una Buena Persona – Mostrar bondad a Todos los Demás
La Biblia nos enseña a dar a quienes están en necesidad. Esa es una de las cualidades de una buena persona.

“No se olviden de hacer el bien y de compartir con otros lo que tienen, porque ésos son los sacrificios que agradan a Dios” (Hebreos 13:16).

“Mándales que hagan el bien, que sean ricos en buenas obras, y generosos, dispuestos a compartir lo que tienen” (1 Timoteo 6:18).

Es fácil mostrar compasión con la gente que nos agrada y con los necesitados. Sin embargo, alguien que posee las cualidades de una buena persona, debe además mostrar compasión y bondad con sus enemigos.

“¿Y qué mérito tienen ustedes al dar prestado a quienes pueden corresponderles? Aun los pecadores se prestan entre sí, esperando recibir el mismo trato. Ustedes, por el contrario, amen a sus enemigos, háganles bien y denles prestado sin esperar nada a cambio. Así tendrán una gran recompensa y serán hijos del Altísimo, porque él es bondadoso con los ingratos y malvados. Sean compasivos, así como su Padre es compasivo” (Lucas 6:34-36).

Cualidades de una Buena Persona – Obedecer la Ley
Una de las más importantes cualidades de una buena persona, es obedecer a las autoridades.

“Recuérdales a todos que deben mostrarse obedientes y sumisos ante los gobernantes y las autoridades. Siempre deben estar dispuestos a hacer lo bueno” (Tito 3:1).

“Todos deben someterse a las autoridades públicas, pues no hay autoridad que Dios no haya dispuesto, así que las que existen fueron establecidas por él”(Romanos 13:1).