El Oxido Carbonico

El oxido carbónico, también conocido como: Dióxido de carbono, oxido de carbono (IV), anhídrido carbónico, entre otros; esta compuesto por un átomo de carbono y dos de oxigeno (CO2)

El dióxido de carbono (CO2) es un gas incoloro e inodoro. Es soluble en agua, acetona y etanol.

Las propiedades del dióxido de carbono fueron estudiadas con mayor profundidad en 1750 por Joseph Black. Este observó que el aire fijo era más denso que el aire y que no sustentaba ni las llamas ni a la vida animal.

Las principales propiedades del dióxido de carbono (CO2) son:

  • Viscosidad: 0,07 cP a −78 °C.
  • Densidad: 1,997 g/dm3 (0ºC).
  • Masa Molar: 44,01 g/mol.
  • Punto de fusión: -56,6 ºC.
  • Punto de ebullición: -78,5 ºC.

El dióxido de carbono se encuentra en dos posible estados:

  • Dióxido de carbono líquido: se obtiene a altas temperaturas. En este compuesto la molécula CO2 es lineal, cada órgano se une mediante un doble enlace al átomo de carbono. Al disolverse en agua da lugar al ácido carbónico.
  • Dióxido de carbono sólido: en estado sólido el dióxido de carbono es conocido como nieve carbónica. El nivel del dióxido de carbono en estado sólido ha aumentado más de un 12% en los últimos 100 años en la atmósfera. Su uso es muy común en la extinción de incendios y es utilizado también en los gases medicinales.

    Este no solo se encuentra mezclado con el aire, el argón, el helio, el hidrógeno o el nitrógeno, sino también en:
    • Agricultura: abonado.
    • Alimentación: presente por ejemplo en las bebidas carbonatadas.
    • Refrigeración: utilizado como líquido refrigerante.
    • Bebidas y alimentos.
    • Medicina: entre los que se encuentran
      • Ventilación en cirugías.
      • Tratamientos estéticos.
      • Tratamiento para problemas circulatorios.
      • Tratamiento de heridas craneales.
      • etc


      Como afecta el Dióxido de Carbono (Oxido carbónico) En la salud.

      El dióxido de Carbono (CO2) como ya sabemos está presente naturalmente en la atmósfera a niveles de aproximadamente 0.035%. La exposición a corto plazo de CO2 a niveles por debajo del 2%., no ha reportado provocar efectos nocivos; en Concentraciones más altas pueden afectar la función respiratoria y provocar excitación seguida por depresión del sistema nervioso central. Altas concentraciones de CO2 pueden desplazar oxígeno en el aire, resultando en concentraciones de oxígeno menores para la respiración. Por lo tanto, los efectos de la deficiencia de oxígeno pueden combinarse con efectos de toxicicidad de CO2
      Personas expuestas a  3.3% o 5.4 % de CO2 durante 15 minutos pueden experimentar un profundo aumento de la respiración. A 7.5%, una sensación de inhabilidad para respirar, ritmo aumentado del pulso, jaqueca, mareos, sudor, fatiga, desorientación y distorsión visual desarrollada. Con veinte minutos de exposición a 6.5 o 7.5% disminuye el rendimiento mental. La persona comienza a irritarse y molestarse con exposiciones a 6.5% por aproximadamente 70 minutos. Exposición a 6% por varios minutos, o 30% por 20-30 segundos, afecta el corazón, según lo prueban los electrocardiogramas alterados; si están expuestas  a concentraciones muy altas puede producir daño en la retina, sensibilidad a la luz , movimientos oculares anormales, constricción de los campos visuales, y agrandamiento de puntos ciegos.
      Exposición a 10% por 1.5 minutos provoca parpadeo ocular, excitación y actividad muscular aumentada y contracción. Concentraciones superiores al 10% provocan dificultad para respirar, audición deficiente, náuseas, vómitos, sensación de estrangulamiento, sudor, estupor por varios minutos con pérdida de conciencia a los 15 minutos. Con exposiciones al 30% rápidamente resultan inconsciencia y convulsiones, incluso hasta la muerte.

Comment Stream