Sarampión

Morbilivirus

¿Qué es el Sarampión?

El Sarampión es una enfermedad infectocontagiosa de origen viral, con distribución universal. Se caracteriza por la presencia de fiebre alta, conjuntivitis, catarro de vía aérea superior e inferior, aparición de un exantema (color rojizo de la piel) que se extiende desde la cabeza a los pies y un estado general debilitado. Afecta principalmente a niños y niñas menores de 5 años. Su padecimiento deja inmunidad permanente. No existen portadores, salvo al final de la incubación y en el período de estado.

¿Qué noxa lo produce?

Esta infección está producida por un solo tipo de virus, llamado Morbillivirus, que pertenece a la familia de los paramixovirus (virus que usa el ARN como material genético, o lo necesita para su proceso de replicación). Se trata de una noxa biológica.

Se contagia de persona a persona por contacto directo o por las microgotas procedentes de la nariz, boca y faringe que flotan en el aire o secreciones catarrales del infectado, y que son expulsadas por una persona infectada al hablar, toser, etc.

No hay tratamiento específico para el sarampión y la mayoría de los pacientes se recuperan en 2 o 3 semanas. El tratamiento es del tipo sintomático (antipiréticos, nebulizaciones, gotas oculares y, en caso de presentar complicaciones del tipo bacteriano, antibióticos).

La principal forma de prevención es la Vacunación, forma de prevención primaria específica. También se pueden utilzar gamaglobulinas.

¿Cuáles son las causas?

Se contagia de persona a persona por contacto directo o por las microgotas procedentes de la nariz, boca y faringe que flotan en el aire o secreciones catarrales del infectado, y que son expulsadas por una persona infectada al hablar, toser, etc.

No hay tratamiento específico para el sarampión y la mayoría de los pacientes se recuperan en 2 o 3 semanas. El tratamiento es del tipo sintomático (antipiréticos, nebulizaciones, gotas oculares y, en caso de presentar complicaciones del tipo bacteriano, antibióticos).

La principal forma de prevención es la Vacunación, forma de prevención primaria específica. También se pueden utilzar gamaglobulinas.

¿Cuáles son las complicaciones?

Puede derivar en: laringitis, otitis, bronquiolitis, neumonía, bronquitis, diarrea, púrpura, afección del apéndice, encefalitis aguda (entre el 0,5 y el 1 por mil pueden presentarla con una mortalidad del 11%), enteritis, hemorragias, convulsiones. Otras complicaciones de tipo neurológico son el Síndrome de Guillan Barré y la neuritis. También pueden aparecer complicaciones tardías en el Sistema Nervioso Central: encefalitis (aproximadamente 1 caso cada 1000 de sarampión) con riesgo de secuelas permanentes. Es de destacar una complicación tardía no frecuente (1,2 en 100000 casos): la Panenecefalitis Esclerosante Subaguda, que presenta un largo período de incubación de alrededor de 7 años, provocando un deterioro progresivo del nivel intelectual y la conciencia. En desnutridos graves puede desencadenar una enfermedad llamada Kwashiorcor, axacerbando el déficit de vitamina A, lo que culmina en ceguera; por lo tanto deben considerarse grupo de riesgo. Durante el embarazo aumenta las posibilidades de aborto espontáneo o malformaciones.

¿En qué consiste el tratamiento?

No hay tratamiento específico para el sarampión y la mayoría de los pacientes se recuperan en 2 o 3 semanas. El tratamiento es del tipo sintomático (antipiréticos, nebulizaciones, gotas oculares y, en caso de presentar complicaciones del tipo bacteriano, antibióticos).

¿Cuáles son las medidas de prevención

La principal forma de prevención es la vacunación, forma de prevención primaria específica.

La vacuna del Sarampión es una vacuna a virus vivos atenuados, altamente efectiva, se administra por vía subcutánea inmediatamente después de ser reconstituida. Puede ser administrada simultáneamente con otras vacunas. La base del control del sarampión es lograr altas coberturas vacunales, obteniendo niveles de inmunización del 94% o más en la población.

La vacunación se indica con la vacuna Triple Viral (Sarampión, Rubeola y Paperas). En Argentina se indica esta vacuna al año de vida con un refuerzo al ingreso escolar.

Actualmente con el plan de Eliminación del Sarampión en Argentina también se indica Vacuna Antisarampionosa (sola) a los niños de 6 meses de edad, con el objeto de que los niños pequeños presenten dos vacunas contra el sarampión, la primera a los seis meses de vida y la otra como Triple Viral al año de vida.Los niños de 2 a 5 años de edad deben recibir vacuna antisarampionosa si sólo presentan una dosis de Triple Viral (Plan de Eliminación del Sarapión).

Bibliografía.

Comment Stream