"EL Blog"
Tu dosis de cultura... cada de vez en cuando.

He aquí el primero de varios blogs, aún esta indefinido si esto será un proyecto duradero, pero por el momento nos complace (Pato y Ro) darles la bienvenida a esta primera publicación de "EL Blog". Tratará, por cuestiones escolares y también propias, sobre obras de la Antigua Grecia (Nike de Samotracia y Laocoonte y sus hijos, para ser exactos) y sobre una de las fotos de la ya difunta fotógrafa Kati Horna. Incluso nos gustaría hacer esto en su honor y agradecer al Museo Marco por exponer sus obras.

Ahora, el formato en el que esto está comprendido es el siguiente: Comenzaremos hablando un poco sobre la fotógrafa para posteriormente ver su obra (la que nosotros hemos considerado como la más "significativa") y terminaremos con las imágenes, interactivas, de las obras de los Griegos. Ahora, sin más preámbulos, démosle inicio a esta curiosidad.

Nacida el 19 de mayo de 1912 en Budapest, la húngara aprendió a temprana edad múltiples técnicas de fotografía del prestigioso Roberto Capa. Sin embargo, para el año de 1932 tuvo que huir de su país a París, pues rápidamente crecía el nazismo húngaro. Ahí terminó de madurar ella como fotógrafa y también sus ideales. Tenía una curiosa atracción hacia el anarquismo. Y fue esta misma idea la que la llevo a fotografiar la vida cotidiana en España durante su revolución y a la vez, la segunda gran guerra. Terminando eso, tuvo un efímero regreso a Francia, pues en menos de un año, los alemanes nazis invadieron el país y ella, junto con el trambién fotógrafo, José Horna, enamorados, huyeron a México donde continuaría su carrera como fotógrafa hasta su defunción el 19 de Octubre del 2000. De entre sus seres, destacan las siguientes: "Lo que se va al cesto", "La Castañeda", "Fetiches de S.nob", "Mujer y Máscara" y muchas otras más. El siguiente análisis va en honor a ella.

Esta foto pertenece a la serie de "Lo que se va al cesto", fue creada en el año de 1939 en la capital francesa, tuvo colaboración de José Horna. Es una fotografía hecha con gelatina de plata, método en la luz se imprime en las sales de la plata.

Ahora, ¿por qué escogimos esta fotografía? Antes que nada, veámosla como es en si. Es pequeña, si y dentro del "marco" vemos una paloma blanca con un ramo que parece que lo está aventando a lo que sería un cesto de basura. Simple, adorable, quizá, a simple vista.

Ahora, contextualicémonos. Estamos en el año de 1939, año en el que estalla la Segunda Guerra Mundial posterior a años de paz tras la primera que no ocurrió hacía más de 25 años. Recordemos también que gran parte de la primera guerra se llevó en territorio francés. También, se decía que la primera guerra sería "la guerra que terminaría con las guerras" pues tras haber terminado, todas las naciones estaban conscientes del daño catastrófico que había ocurrido. Se trabajo arduamente para que en Versalles se creara la paz finita, independientemente de lo injusto que eran los 14 puntos de el Presidente Wilson, la ausencia de Alemania a la junta y otros factores irrelevantes para el significado de esta obra, no serán considerados. Todos querían y estaban convencidos de que una paz finalmente había sido lograda, después de grandes guerras, como la primera, la napoleónica e incluso la de los 100 años, todo llegaría a su fin. Fue un ideal a la cual todos, desesperadamente, se aferraron. Se equivocaron.

La paloma, símbolo universal de la que acarrea la paz, incluso algunas religiones la adoptan, como por ejemplo, en el cristianismo, el espíritu santo es representado mediante la paloma. Ella está cargando un ramo y muy probablemente un de olivo. A esta se le conoce como La Paloma de la Paz y ¿qué está haciendo? La esta tirando al basurero, casi indiferentemente, está representado todo ese trabajo desperdiciado ante el brote de la nueva guerra.

Irónico ¿no? Una paz por la cual se trabajo tan duro echada al cesto como si nada. Es pues el valor histórico que nosotros encontramos en ella lo que lo hace tan llamativa, tan representativa y sobre todo tan comunicativa. Es esta un simple obra pero tan significativa y placentera al ser.

-por cuestiones de derecho sobre las obras, no se podía tomar fotos, por lo tanto no aparecemos en ninguna, incluso la foto utilizada fue tomada de manera furtiva... -

Grecia

A continuación, de manera interactiva con las imágenes, podrán observar el análisis que llevamos al cabo.

Laocoonte y sus hijos

Nike de Samotracia

Trabajo elaborado por:
Patricio Salazar A01193833
Rodrigo Ambriz A01193600

Comment Stream